Inicio Material en Bruto Kylo Ren fue una de las mejores cosas de The Force Awakens

Kylo Ren fue una de las mejores cosas de The Force Awakens

7 minuto leer
0

Como una no-fanática de Star Wars que vio las películas hace seis meses (en maratón, gracias a una amiga fanática), disfruté increíblemente la experiencia que fue Star Wars: El despertar de la fuerza. En primer lugar me encantaron los personajes; sobre todo Finn y Rey, quienes son los protagonistas de esta nueva saga y se dieron a conocer por todo lo alto en esta película. Sentí que finalmente encontraba una trinidad excelente con Poe, Finn y Rey, después de haber vivido la saga de Harry Potter con tres protagonistas imprescindibles para la historia.

El humor se sintió como las películas clásicas, se basaron mucho en chistes cortos y rápidos que sacaron una que otra carcajada del público en general. BB-8, el nuevo androide fue tan adorable como lo esperaba, y creo que cumplirá muy bien su cometido como la nueva “mascota” de la saga porque ya tiene cautivado a la fanaticada, por lo menos desde mi perspectiva. Rey me parece un personaje fantástico, tiene humildad, poder inimaginable y una historia que provoca descubrir; además de saber pelear como toda una profesional y su inteligencia cuando se trata de vehículos espaciales. Finn es un personaje interesante porque viene de un lado de la historia que no se conoce lo suficiente, los Stormtroopers, y eso me intrigó mucho de él; quisiera saber más.

Finalmente está Kylo Ren, que en mi opinión fue una de las mejores cosas de la película. Primero, la vulnerabilidad que muestra por el hecho de que es un niño- no debe tener más de 20 años, o eso me pareció; y además su misma convicción lo hacen ser bastante peligroso, porque es como un niño malcriado con un juguete nuevo muy poderoso que ahora está molesto porque el berrinche le salió al revés y le dieron su buena tunda. Las actuaciones me parecieron estelares, sobre todo el general Hux, ya que se notó que el actor tomó muchas notas de los “malos” en las películas clásicas, porque retraía el cuello y hablaba con un tono de voz muy diferente al suyo, tanto que llegó un punto en que empecé a dudar si reconocía a Domhall Gleeson detrás del papel, o si en realidad no era el mismo actor.

Para no caer en spoilers quiero simplemente agradecer el esfuerzo de J.J. Abrams que se dedicó a sacar cameos de muchísimos actores (incluyendo varios que aún no han sido reconocidos) y además, tuvo la certeza de la participación de los actores de las películas clásicas para volver a interpretar sus papeles, sin mencionar su trabajo increíble como escritor del guión y director de la película. Me imagino que esto a los fanáticos los llenó de satisfacción, a mí me dio una sensación de nostalgia muy bonita porque no pude evitar recordar que mi mamá vio la primera película de Star Wars en el cine cuando tenía mi edad.

Lo único que me hace falta es verla con ella para cerrar un bonito círculo. Salí del cine muy contenta y emocionada por seguir viendo una saga de películas tan especial y querida por el mundo entero. Ciertamente la historia no fue la cosa más original del mundo, pero creo firmemente que en las siguientes películas seguirán armando algo mejor pensado para las generaciones que ahora están disfrutando de la saga.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por VickyFleitas
Cargar más en Material en Bruto

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Lo mejor del K-pop en el 2018 – Solistas

(Madrid, 07 de enero, O’kuroku).- El 2018 parece haberse ido en un suspiro, pero vay…