Inicio Manganime ¡Bienvenidos a la nueva era del anime deportivo!

¡Bienvenidos a la nueva era del anime deportivo!

15 minuto leer
0
0
Anime Deportivo

No, no hablamos de Free, sean honestas, ustedes no la ven por la natación

(Maracay, 11 de Febrero. Yakuza Webzine).- El anime deportivo ha vuelto a la palestra y tres series son las responsables de este resurgir. No es que en algún momento desapareciera, pero desde hace tiempo no generaban tal interés tres obras a la vez. Estamos en una nueva era, una en la que los protagonistas ya no son el personaje más hábil o con más talento potencial.

Kuroko no Basket, Yowamushi Pedal y Haikyu!! se han vuelto un fenómeno por derecho propio, pero quizás su mayor aporte es la creación de un nuevo arquetipo de protagonista en el subgénero del anime deportivo, particularmente shonen.

Hay quien dirá que Free! sería la cuarta serie que ha repopularizado el anime deportivo y estarían en lo cierto, pero la realidad es que el público de Free! no está allí por la natación precisamente. Si saben a lo que me refiero.

La tendencia la inició la obra de Tadatoshi Fujimaki, que se publicó en la Shonen Jump entre diciembre de 2008 y agosto de 2014. La primera temporada del anime vio la luz en abril de 2012 y así dio comienzo una nueva tendencia.

Normalmente en el anime deportivo, el protagonista es una de dos cosas: o un talentoso pero inexperto jugador que va adquiriendo más y más nivel hasta ser una estrella como en el caso de Hanamichi Sakuragi en Slam Dunk o Ippo Makanouchi en Hajime no Ippo.

O es un experto casi desde el vamos, bien sea joven como Echizen Ryoma en el Príncipe del Tenis, o de la misma edad que el resto como Tsubasa Oozora en Capitán Tsubasa. Si bien en ambos casos el deportista en cuestión tiene margen de mejora, independientemente de su talento, lo clave es que el protagonista termina siendo el más destacado en su disciplina.

No es el caso de estas series, al menos no aún.

Kuroko, el jugador mediocre con superpoderes

kuroko tetsuya

El protagonista de este gran anime de baloncesto, que juzgamos, en términos de su animación y fidelidad a la obra original como el mejor anime de baloncesto, no es un gran jugador. Al contrario, es bastante mediocre.

Eso contradice los estereotipos tradicionales del genio estoico o el as cabeza caliente, incluso del genio de mente pura o cualquier variante que mezcle ambas opciones. El hecho es que Kuroko tiene un rol de soporte, su trabajo es hacer brillar a los demás, lo que lo convierte en un protagonista único no solo en el anime deportivo, sino en el shonen en general.

Kuroko es inadecuado para la práctica del baloncesto. Tiene una baja estatura, su condición física deja mucho que desear, no es bueno driblando o lanzando. No tiene una especial habilidad para robar el balón o capacidad de salto. Su única habilidad son los pases y ni siquiera pases directos, su rol es redireccionar la pelota en formas inesperadas gracias a su cualidad de ser tan débil que resulta invisible.

El éxito de Kuroko radica en su capacidad de aprovechar su casi invisibilidad para robar la pelota o hacer pases imposibles de predecir, dejando la gloria de las canastas a otros. Incluso su personalidad es plana y su carisma una nulidad. Incluso, desde el principio se deja claro que su única ruta para mejorar es hacerse menos notorio.

Kagami parece por momentos ser el protagonista real, pero lo cierto es que pese a su debilidad, Kuroko es un genio. Quizás no a la altura de otros personajes pero su entendimiento de sus propias limitaciones y como hacer uso de las mismas en su beneficio, pero particularmente su entendimiento del juego y de sus rivales. Su filosofía de juego es admirable y su meta real es demostrar que el trabajo en equipo, más que el talento superlativo, son la clave para triunfar en el baloncesto.

Onoda Sakamichi, el otaku ciclista

Onoda Sakamichi

A diferencia de Kuroko, el protagonista de Yowamushi Pedal si tiene talento para su deporte. En este caso el ciclismo de ruta. Sin embargo, como Kuroko, su trabajo es más de soporte del resto de sus compañeros que de estrella declarada.

De hecho, en su mismo equipo están los otros típicos protagonistas de anime deportivo, el cabeza caliente Naruko Shoukichi y el genio calmado Imaizumi Shunsuke. Con este triunvirato tras los manubrios vemos como todas las bases están cubiertas en el equipo.

Para quienes saben de ciclismo, y más de ciclismo competitivo en equipo, el tener un pedalista que vaya al frente en las escaladas es vital. Actúa como un cortaviento y eso permite que el ascenso sea más sencillo para los que vienen detrás, al enfrentar menos resistencia del aire.

Con su talento, Onoda bien pudiera ser el héroe tradicional y con su experiencia como ciclista, aunque obtenida de forma poco tradicional, podría ser el experto. Pero esos roles los llenan los otros personajes, dejándolo como el refuerzo físico y emocional del equipo, pese a su aparente debilidad.

Su optimismo es parte de la razón por la que el club de ciclismo de Souhoku logra superar los obstáculos que se les presentan. Y todo esto sin dejar de ser un otaku declarado a morir. De hecho, en parte su afición excesiva es parte vital de la razón por la que es un buen ciclista. Y como Kuroko busca hacer que su equipo mejore, antes que buscar la gloria personal.

Hinata Shouyou, el pequeño gigante

hinata shouyou

El voleibol es otro deporte donde la estatura es importante, tanto como en el baloncesto, y si algo no tiene Hinata Shouyou es estatura. Tiene un gran talento y su actitud alegre y optimista en la búsqueda de convertirse en el as del equipo podrían calificarle para ser el típico protagonista.

Pero no es su caso, pues Hinata está dispuesto a ser la máxima distracción si eso es lo que se requiere para ganar como equipo. En el voleibol ser el Pegador de Punta o el Opuesto, las principales posiciones ofensivas, son el rol de un protagonista. O, si se es un experto, ser el armador. Hinata quiere ser el as rematador, pero en cambio, sus talentos sirven más como distracción y es el rol que asume. Incluso cambia su posición a la de Central, algo aún más raro considerando su corta estatura, más común en un Libero.

Sus increíbles ataques junto al Armador del equipo, el genio Kageyama, le han permitido anotar mucho más de lo que se espera de él y su rol de soporte, pero la naturaleza misma del voleibol y las rotaciones de posiciones, además de los cambios situacionales, hacen que muchas veces se vea obligado a apoyar a sus compañeros desde fuera de la cancha.

Entre los tres personajes nombrados, Hinata es el que tiene más potencial de convertirse en un protagonista clásico, pero aún de no llegar a serlo, seguirá siendo una pieza vital en su equipo, por lo que califica para el rol de protagonista de soporte, como Onoda y Kuroko, un tipo de personaje que solo funciona dentro de un deporte por equipos.

Por eso es tan interesante el éxito de estas series, donde el protagonista no acapara la atención del espectador y deja que otros personajes brillen. Esto genera una mayor empatía con todo el reparto, en lugar de ver como todos son opacados por el gran protagonista. Ese parece ser el secreto de estos nuevos animes deportivos, su manera de abordar las relaciones entre personajes es más cercana al espectador.

Esa innovación insufla de vida al anime deportivo y abre nuevas posibilidades, evitando que todo parezca una copia de otra copia con diferentes personajes. Y no es que nunca hubo personajes así, es solo que quizás no eran los protagonistas y mucho menos en series de deportes.

Por SenseiAgot (@senseiagot)
La imágenes pertenecen a sus respectivos autores

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Manganime

Mira además

EXCLUSIVA – Kanata Yanagino, autor de Saihate no Paladin, nos cuenta que sintió al ver el anime: “Es increíble”

(Madrid, 22 de Octubre. O’kuroku).- Kanata Yanagino, el autor de Saihate no Paladin (The F…