Inicio Manganime Top 5: ¡Aleluya por los Bishies! Series que sirven de colirio

Top 5: ¡Aleluya por los Bishies! Series que sirven de colirio

20 minuto leer
0
0

(Caracas, 26 de Julio. Yakuza Webzine).- Cada vez que empieza una temporada de estrenos de animé, siempre da pie a los debates entre el fandom por cuales series tienen (o carecen) de profundidad en sus tramas. Existen los detractores vieja escuela, esos que dicen que las series ahora solo incluyen lolis, enormes senos, implicaciones de incesto, sexo, y paren ustedes de contar.

También están las luchadoras opositoras al patriarcado que dicen que últimamente el animé no presenta a personajes femeninos que no dependan de un hombre si no que salen desnudas en cada episodio sin justificación aparente; los hombres que dicen que ahora todas las series tienen que incluir a varios personajes potencialmente homosexuales y están los que se devoran como si de un buffet se tratara las series de este tipo.

Algo que no podemos ocultar es que el fanservice ha cobrado fuerza en los últimos años porque es lo que mueve el dinero en la industria, con el crecimiento de la pirateria y de las descargas ilegales por internet, las casas productores tienen que apañárselas para generar dinero que las mantenga, llámese merchandising, doujinshis, eventos con el cast y los actores de doblaje y, mientras más popular sea la serie más dinero se va a generar con todo esto. 

Pero, empecemos por aclarar conceptos ¿Qué es el FanserviceBien, es una táctica de marketing a nivel de producciones (pueden ser de animé, series, películas, cómics, etc, etc, etc;) dónde el objetivo es claro. Vender a través del sexo, puede ser sutil o directo, pero el fin es ese… no habrán tramas complicadas o profundas, pero si habrán enormes pechos, muchas tomas de pantys, mujeres u hombres en situaciones sugerentes y trama muy, MUY cliché y superficial. Generalmente generan mucho dinero puesto que son muy populares entre el fandom porque, admitámoslo… Somos unos pervertidos sin remedio que a veces vemos algo que no nos exija precisamente pensar.

Cuando tomamos los calendarios de estreno, si tomamos un universo de series en base a un 100%, 70- 80% de este será solo series fanservice, de los cuales el 70% son de series enfocadas en el público masculino, ya saben; enormes senos, muchos «senpais» en voces dignas de una línea caliente y mujeres muy ligeritas de ropa.

No obstante, el target femenino no está olvidado del todo, puesto que las series restantes son realizadas especialmente para ellas; Harem en reversa, shounen-Ai camuflajeado y últimamente, series de deportes que incluyen sudor, calor y muchachos muy guapos que son muy, muy cercanos.

El fanservice femenino se enfoca en dos grandes rasgos; un harem en reversa con una protagonista simple y un poco plana con la cual es muy sencillo identificarse y más de tres chicos que se fijan en ella (algunas veces por razones realmente risibles) y series donde haya un poco (o mucho) homoerotismo implicado, ya saben, material para fanfiction, doujinshis y para eventos de Seiyuus donde muchas fujoshis vayan y aprovechen de comprar mercancía oficial de la serie (¡Oh, Japón! Tierra de maravillas).

No me da vergüenza asumir que soy consumidora de fanservice femenino, en medianas dosis pero lo consumo (tengo una aversión natural a los harems, sean reversos o no; pero si la serie tiene más de dos protagonistas medianamente guapos ¡Cuenten conmigo!), pero últimamente ha sido el ojo de mucha controversia (¡la culpa la tienen cinco nadadores!), por eso, y para que vean que esto no es un furor que arrancó con Free! les presentó 5 series que fueron en su momento (y algunas aún lo son) referencias obligadas para el que muchas mujeres consumieran masiva e indiscriminadamente todo, absolutamente todo, lo que saliera o tuviera que ver con ellas.

5.- K Project

No bone, no blood, no ash, no... homo?
No bone, no blood, no ash, no… homo?

K lo tiene todo, una trama que intentó ser complicada y profunda (ya saben, siete reyes, uno de cada color; cada uno con un clan; el clan le es fiel al rey hasta la muerte si es preciso. Un asesinato en el primer capítulo y una latente guerra entre todos los reyes por uno que se vuelve vengador), un par de chicas con enormes senos y poca ropa (bueno, no fueron egoístas al menos), el 90% de sus protagonistas eran hombres con empatía que rayaba casi en el romance (sí, díganme que la intimidad entre Mikoto y Munakata era solo porque ambos comprendían lo solitario que era ser rey, inténtenlo) sumémosle a eso que la animación era tremenda, que el cast incluía a seiyus de la talla de Daisuke Ono y Jun Fukuyama y tenemos la fórmula perfecta para que un mar de estrógenos inundara cuanta red social existiese con los sentimientos generados por esta serie. Tanto, que tiene 3 novelas, un manga, una novela visual y la película que se va a estrenar a principios de Agosto.

4.- Uta no Prince- Sama

Uta no prince sama2
¡Lejos de Tokiya, buitras! ¡ATRÁS!

 

Si hay algo mejor que siete reyes peleándose entre ellos, son seis ídolos peleándose por el afecto de una sola señorita. Uta No Prince-Sama, es sosa, no es nada profunda y tampoco es que va a resolver los misterios de la humanidad, pero ¡vamos! ¡Tiene a Mamoru Miyano cantando en inglés! Y una rivalidad entre dos hermanos que pagarías por verlos peleando en el barro.

Utapri, cariñoso nombre puesto por sus fanáticas; tiene varios conciertos, eventos de seiyus, novelas visuales, mangas y dos temporadas de animé con una tercera a estrenarse el año que viene… ¿Lo particular? Bueno, que a pesar de ser un harem reverso, las fanáticas prefieren shippear a los ídolos entre ellos en vez de pelearse por quien debería quedarse con la protagonista, porque… de verdad, es el harem en reverso más gay que hay.

3.- Ouran High School Host Club

¿Qué podemos esperar de una serie donde dos de los protagonistas se llaman entre ellos mamá y papá?
¿Qué podemos esperar de una serie donde dos de los protagonistas se llaman entre ellos mamá y papá?

Bueno, estos hacen que los idolos de Utapri parezcan Silvester Stallone.  Ouran High School Host Club, rompió con un paradigma en su momento. El de la protagonista completamente sosa y plana, para darle paso a Haruhi, una protagonista andrógina que hizo que más de uno en el club dudara de su orientación sexual (¿alguien acaso olvidó el episodio donde Tamaki realmente piensa que es gay?) Lo divertido de Ouran es que es una serie que hace fanservice, parodiando al fanservice, es decir, toma los clichés del género y los usa a su favor y eso es genial. Además ellos mismos se presentan como los personajes típicos de un animé para chicas; el chico elegante (Tamaki), el cool de los anteojos (Kyouya), el shota (Honey), los gemelos con una relación prohibida (que son quienes se roban el show la verdad, los gemelos Hitachin), el tipo distante pero gentil (Mori-senpai) y el tipo normal que le envisten a la pobre Haruhi a la que hacen pasar por hombre para que trabaje en el club y pague el caro-carísimo jarrón que rompió.

Creo que uno de los aspectos que hace esta serie más digerible es que los 26 capítulos del animé no solo son de todos los protagonistas persiguiendo a Haruhi, si no que también incluyen sus, en ocasiones complejos (para una serie de este tipo) trasfondos… lo cual lo convierte en el único animé en reverso que pude ver completo e incluso disfrute y me reí un montón. Por cierto, tiene manga, y un live action que, aunque no son tan guapos los chicos… no esta tan mal.

2.- Kuroshitsuji 

 

Heterosexualísimos ellos...
Heterosexualísimos ellos…

El manga de Kuroshitsuji tiene una trama mucho más profunda y sombría, sin embargo el animé pegó desde el principio por temas de Fanservice, sobre todo por la relación tan… peculiar entre sus protagonistas Ciel Phantomhive y Sebastian Michaels. Cada insinuación entre los dos pone en alerta a miles de fanáticas que sostienen con firmeza que el manga debió permanecer como un BL como estaba establecido en un principio, sin embargo Yana Toboso, su autora, no desaprovecha ninguna oportunidad para soltar uno de sus hints yaoisosos que nosotras tanto apreciamos.  Además ¿quien puede decirle que no a Daisuke Ono cuando pone ea vocesita rasposa de Sebastian para decir Si, mi señor? y si la escena final de la primera temporada no fue fanservice entonces alguien explíqueme desde cuando los demonios se comen a la gente con tanta… gentileza.

1.- Free!

 

Well played, KyoAni.... well played!
Never have been seen so much homo under the water.

Aunque Free! no es la primera serie cuyo objeto sea el fanservice, es la que ha desatado más controversia y cuyo fandom ha llegado más lejos, incluso a obtener una nominación en unos premios de Mtv. No juego, el fandom de Free! parece una secta que rinde tributo a nadadores musculosos y sus muy muy dramáticas vidas.

La serie que más dividendos ha generado a Kyoto Animation desde K-On! es la prueba irrefutable de que el fanservice mueve montañas y que los japoneses (en especial esta casa productora) son unos genios de la mercadotecnia. Doujinshis, mercancía, libros de artes, eventos de cast, dos novelas, y dos temporadas, parecen algo que no veían venir de algo que movió masas al simplemente ser un comercial de 30 segundos.

Comparable con una telenovela (una muy bien escrita, no le restemos tanto mérito), la serie esta cargada de drama, humor a veces, una animación bestial, una banda sonora muy buena y bishounens… sexys, tonificados y húmedos bishounens… pero si quieren aprender a nadar con esto, o entender el significado de la vida… vayan a ver Evangelion, pues en Free! no encontrarán las respuestas.

Es una serie que no se toma en serio a sí misma, constituyendo los 24 minutos de relajación de millones de féminas que cada miércoles sufren, gritan, patalean y fantasean con estos nadadores que despiertan tanta incomprensión (y a veces odio) en los caballeros, como pasiones en el fandom que no pelean entre ellas porque la serie sea mala o no, sino porque Haruka tiene que terminar con Makoto y no con Rin (si, así de profundas somos ¿Cual es el problema?).

Las infaltables menciones honoríficas

Son esas series cuyo contenido de fanservice no logró impactar al nivel de las enlistadas arriba, pero existe.

Vampire Knight

Brothers Conflict (incluye gemelos que se BESAN.EN.LA.BOCA)

Karneval

Haikyu! (Luego de sexys nadadores, hay sexys jugadores de Voleiball)

Bakumatsu Rock

¿Hay alguna que haya olvidado? ¿O simplemente quieren fangirlear conmigo? Recuerden que abajo están los comentarios…

Por Kuro No Hatter (@Kuronohatter)

Todas las imágenes pertenecen a sus respectivas casas de producción.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por KuroNoHatter
Cargue Más En Manganime

Mira además

Dinard: El lado más musical y encantador de Iwan Rheon

(Caracas, 23 de Junio. Yakuza Webzine).- Para quienes no lo sepan; Iwan Rheon es el actor …