Inicio Destacadas Ni desmayos, ni colas, ni deshidratación impidieron que Monsta X hiciera temblar el Palacio Vistalegre

Ni desmayos, ni colas, ni deshidratación impidieron que Monsta X hiciera temblar el Palacio Vistalegre

32 minuto leer
5

(Madrid, 26 de junio, O’kuroku).- Han pasado ya tres días desde que se realizó el concierto de Monsta X en el Palacio Vistalegre, así que luego de superar el hype y la increíble emoción de ver a una banda de K-pop en vivo por primera vez, vamos a hacerle una reseña al evento en general desde el punto de vista de un asistente común y corriente.

En primera instancia, quienes trajeron a Monsta X fue la empresa coreana MyMusicTaste, una plataforma de crowdsourcing para música y eventos en vivo. MyMusicTaste utiliza su plataforma para unir a fans, artistas y promotores, para organizar conciertos alrededor del mundo. Básicamente, como había explicado en el artículo anunciando la gira de Monsta X por Europa, es una agencia de peticiones, que trabaja basándose en la demanda de dicho artista en el país y ciudad particular, para evaluar qué tan rentable sería llevarlos a otros lugares.

Los organizadores encargados del evento comenzaron sus anuncios temprano, y la venta de entradas fue realizada por la plataforma vayaentradas. A partir de ese momento, comenzaron los problemas.

Antes que nada, los promotores deberían saber que eventos de K-pop, por más desconocida que sea la banda, van a tener alta afluencia de gente, que estará desesperada por comprar entradas, como ocurrió con KARD.

Como asistente, yo no tuve demasiado inconveniente a la hora de comprar mi entrada en grada, pero los problemas e incomodidades se hicieron notar de inmediato apenas se abrió la preventa. Por haber utilizado MyMusicTaste y haber hecho “Make” en la campaña del artista, se ofrece de inmediato un descuento del 10% en la entrada con un código individual para el comprador, pero a pesar de esto, la página se colgaba en cada momento. Mis intenciones eran comprar en la zona C, pero terminé conformándome con la zona D del recinto, porque según la página, las entradas para zona C se habían agotado.

Cuál fue mi sorpresa al descubrir que eso no era lo que había pasado, sino que el servidor de vayaentradas se colgó y comenzó a rebotar a todo el que intentara comprar entradas de cualquier tipo. Yo corrí con suerte por mi propia desesperación y falta de necesidad de comprar algo en pista, pero no quiero saber la incomodidad que sintieron aquellos que querían comprar entradas de mejor categoría para enterarse de alguna forma que las entradas sí estaban disponibles, pero 5 minutos más tarde no, y luego sí, y luego no, y así transcurrió todo el día hasta que el evento hiciera sold out.

Finalmente, cuando se iban a vender supuestamente alrededor de 200 entradas VIP, se terminaron vendiendo alrededor de 700, ¿y ustedes me van a decir, cuál es la lógica de hacer un hi-touch con esa cantidad de gente? Pues no la hay, y se demostró al final, cuando el hi-touch fue un simple “hola” con el artista, donde no te dejaban ni tocarlo.

Pero bueno, nos estamos adelantando.

El día

Vamos a aclarar algo antes de comenzar, estamos en pleno verano en Madrid, y las temperaturas pueden ser muy leves y nobles, o podemos estar sentados en el ojo de Saurón en llamas. No hay punto medio. Por supuesto, durante el día del concierto, las temperaturas altas no se hicieron esperar. 38º fue el tope del pronóstico, y quién sabe si más si contamos con la sensación térmica.

Pues la gente comenzó a llegar con semanas de antelación al Palacio para asegurarse su lugar VIP, porque como les dije antes, la escena de K-pop en España no será enorme, pero hace más ruido que cualquier fandom. Desde semanas atrás se comenzaron a hacer chanchullos aquí y allá para garantizar sitios en colas, fansites apoyaban la moción o la rechazaban con fuerza, y muchos asistentes que llegaban desde el extranjero se sentían frustrados por estos movimientos totalmente en contra de la política de MyMusicTaste, que muy claramente dejó saber que no aceptaría ningún tipo de “lista” hecha por fans para organizarse.

Sin embargo, al final del día resultó ser más positivo el trabajo de los fansites y los fans que la misma organización, porque la organización se encargó de hacer entrar a la zona de gradas, ¿y pueden creer que hubo gente que logró entrar al recinto con diez o veinte minutos de retraso del concierto? Es decir, los muchachos de Monsta X ya habían pasado la presentación y habían cantado dos canciones, y esta gente todavía estaba en cola, esperando para entrar a sus asientos designados, que para eso compraron grada.

Durante el día del concierto, las colas se empezaron a armar desde temprano, pero todo, absolutamente todo, se retrasó de manera considerable y constante. En primer lugar, se supone que a las 16:00 se iba a comenzar a hacer la fila para la entrada. Nada pasó sino hasta media hora más tarde. Luego, se suponía que los VIP iban a empezar a entrar a las 18:00, pero no entraron sino hasta una hora antes de que comenzara el concierto, a las 19:00. Todo se retrasó una hora o media hora más, y los de gradas terminamos entrando de últimos, con apenas diez, quince minutos de espacio entre el inicio pautado del concierto.

Y creo que la gota final del problema de la organización del día en cuestión, fue el hecho de que se vendieron entradas para una zona de tendido específica en las gradas del Palacio, pero ese tendido estaba cerrado. Lo cerraron a última hora y tuvieron que reubicar a la mitad de las gradas. Por este movimiento absolutamente iluminado de parte del staff, terminó pasando lo que les comenté anteriormente: entre cincuenta y sesenta personas de las gradas se perdieron el video de apertura y las dos primeras canciones del concierto. De más está hablar de la indignación de padres, representantes y acompañantes de niñas que lo que hacían era llorar de la desesperación porque el Palacio Vistalegre no les resolvía el problema y no los dejaba pasar a sus puestos. ¡Bravo, chicos, de verdad! Os la habéis currado, como dirían los españoles.

Pero no todo termina aquí, y les voy a separar esto en otra categoría.

 

El recinto

Palacio Vistalegre solía ser una plaza de toros, pero se convirtió en un sitio de eventos. El día anterior habían acogido a la fanaticada de Demi Lovato, y luego del concierto le permitieron a los fanáticos de Monsta X comenzar a hacer filas frente al recinto.

Todo muy bien hasta allí, pero los problemas comenzaron con la llegada de más personas y el inicio del día del concierto de Monsta X.

Por la cantidad de gente que había, era más sensato organizar las cosas de una manera más coherente, pero considerando que en este concierto venían extranjeros, personas menores de edad, y demás, pues el Palacio se hizo la vista gorda con respecto a de hecho ayudar a la gente a ubicarse. Yo tuve que preguntarles al menos a 10 personas dónde demonios me daban mi pulsera para poder entrar al recinto a la hora en que me tocara, y yo tengo la suerte de hablar español. Luego de encontrarme con por lo menos 7 extranjeros que se veían más perdidos que nadie, los ayudé yo también a llegar al staff, que no estaba ni remotamente identificado como tal, así que tuve que volverle a preguntar a todos los que estuvieran en la cola hasta que alguien me pudiera indicar con seguridad.

Por otro lado, el recinto no parece haberse comunicado muy bien con la gente de MyMusicTaste antes de ponerse a promover el concierto, porque hubo muchísimas discrepancias en distintas redes sociales sobre la venta de merch del artista al igual que la prohibición de la entrada de un objeto increíblemente crucial en todos los conciertos de k-pop: el lighstick.

Aparentemente, la policía de Madrid evaluó el lighstick de Monsta X y lo declaró como un objeto contundente, una potencial arma, pues. Y yo me pregunto, considerando que la mayoría de los asistentes eran niñas menores de edad, ¿qué caso tiene prohibirlos? ¿Acaso una de estas niñas se iba a poner a golpear a otras con los lighsticks? Por el amor de Dios.

No se sabe qué pasó con las personas que llevaron sus lighsticks al concierto, pero por Twitter se corrió el rumor de que hubo algunos que se tiraron a la basura antes de entrar, aunque eso todavía no lo he podido comprobar.

El caso es, ¿si no tienen fuentes confiables por las cuales regirse, para qué contestar preguntas en Twitter de las que no se enteran? El lío de los lighsticks se lo hubiese ahorrado el Palacio de no haber contestado a fanáticas por Twitter, al igual que el consiguiente lío de la falta de merch.

Y, pues, para mejorar todavía más el panorama, Palacio Vistalegre cuenta con un sistema de aire acondicionado que parece agobiarse durante los conciertos.

Luego de soportar un calor infernal de casi 40º en la calle, la fanaticada de Monsta X (llamada Monbebe) tuvo que, además, soportar un calor infernal en la zona de pista, por el calor del recinto más el calor corporal compartido de estar todos acurrucados en una zona cercada. Señores, hubo cerca de 200 personas que tuvieron que pasar por enfermería. ¡200! ¿No les parece eso un poco excesivo, ya?

¿Y qué hace el Palacio? Pide una disculpa por Twitter y dice que, como el concierto de Demi Lovato fue el día anterior, no pudieron enfriar bien el recinto para Monsta X. Vaya excusa.

Desde las gradas se sentía una temperatura similar a la de afuera, así que dudo mucho que sea un tema de montar y desmontar equipos. Es tan sencillo como que no encendieron el aire a tiempo, luego se les fue de las manos el calor, y la cosa nunca mejoró en el transcurso ni del día ni de la noche.

Sin embargo, no todo estaba perdido

No todo estaba perdido porque, desde el momento en que Monsta X se subió al escenario, el ambiente cambió de una manera drástica.

Todos los problemas quedaron atrás cuando, con una energía inigualable, los muchachos se abrieron paso en el escenario al ritmo de Jealousy, para deslumbrar a sus fanáticos con coreografías impecables y un carisma impresionante.

Durante todos los segmentos de pausa, para que tanto los monbebe como los chicos interactuaran, los siete miembros que conforman la banda Monsta X se dieron a conocer ante el público como hombres nobles, humildes, y por sobre todas las cosas, con una empatía sin igual.

Antes que nada nos preguntaron a los asistentes si teníamos calor. Luego de una respuesta afirmativa, les pidieron al recinto que mejorara las condiciones del aire acondicionado y que les dieran botellas de agua a los asistentes. El staff cumplió, pero por la cantidad de entradas VIP que se vendieron, no se dieron abasto, y las botellas no llegaban a la zona A y mucho menos a la zona B.

Además, dieron indicaciones de seguridad, de si en caso de que nos sintiéramos mal o con ganas de desmayarnos, por favor levantáramos la mano para que alguien del staff pudiera llevarnos a la enfermería.

Luego, procedieron con sus presentaciones respectivas. Durante el concierto hicieron chistes en español, practicaron frases que evidentemente ya habían estudiado (como “monbebe muy bonitas” y “monbebe preciosas”), hablaron de fútbol, churros y Madrid en general, y nos comentaron que habían pasado por Toledo.

Y no puedo dejar de enfatizar en el hecho de que tanto Minhyuk como Wonho estaban muy preocupados por las fans. Tanto así, que, durante el concierto hablaron entre ellos varias veces y decidieron que, en vez de beberse las botellas de agua que les traía el staff, preferían regarlas sobre las cabezas de los monbebe de pista, y así hicieron. Los chicos se encargaron de tratar de refrescar a su público para luego volver a hacerlos temblar con presentaciones increíbles y nunca antes vistas, como un cover de Bruno Mars, el single Tropical Night, entre otras cosas.

Otros detalles sobre el concierto

Hyungwon cree que “la leche” es la versión española de “daebak”. No lo es. Lo más tierno es que empezó muy inocente: Madrid es..y luego “LA LECHE” y la gente murió de la risa; cuando Kihyun le preguntó que qué había dicho, Hyungwon le respondió que era algo así como “daebak” y Kihyun siguió con el tema diciendo “monbebe la leche”.

Minhyuk creó un baile solo para demostrar su amor por los churros con chocolate. Y, oficialmente, ya no se llaman churros con chocolate. Se llaman chocochurros. Patentados por Minhyuk. Además, insistía que en vez de hacer el sonido de la “c” normal que uno conoce en latinoamérica durante “gracias”, se hiciera la Z española bien pronunciada. Se la pasó corrigiendo a todos los chicos durante todo el concierto y diciendo “grazias” todo el rato.

Kihyun les dijo a los chicos que se iba a mudar a vivir a Madrid, y a forma de chiste, le preguntó al público que quién quería quedarse a vivir con él. Por supuesto la gente se volvió loca y él se salió del escenario, agitando la mano para despedirse de los demás miembros.

En Londres recortaron el concierto por falta de tiempo durante la canción Fallin’, pero Monsta X parecía tan prendado del público español que insistió en darnos encore tras encore, así que eso también fue un momento inolvidable del concierto con el que no estábamos contando.

Reflexiones finales

Image may contain: one or more people, crowd, concert and text

Está claro que, en primera instancia, Palacio Vistalegre no es un lugar adecuado para eventos de este tipo. Es un sitio donde la circulación de aire es penosa, el sistema de aire acondicionado no funciona y a pesar de que la distribución de asientos en grada no está mal, el sofoco llegó hasta esos niveles, porque yo, estando sentada al lado de las escaleras, vi muchísima gente salir mareada del sitio porque el calor era insoportable.

Sin embargo, hay que agradecerles el hecho de haberse esforzado por prestarle un recinto a una banda de una apuesta algo arriesgada como es Monsta X. No es fácil aceptar artistas extranjeros y mucho menos cuando no sabes si son conocidos o no. Pero esperemos que gracias a este concierto, otros recintos mejor preparados tomen nota de que el K-pop vende, y vende muy bien.

Agradecemos también a MyMusicTaste por el esfuerzo que hacen para traer artistas coreanos a otras fronteras, de verdad que no sabemos qué haríamos de no ser por el esfuerzo increíble que hacen para realizar este tipo de eventos en países que nunca antes los habían disfrutado.

Finalmente, a todo el público asistente, a las fanbases de Monsta X que se organizaron de mejor manera que el mismo recinto, y a todos los Monbebe, espero que hayan disfrutado el concierto a pesar de los percances y los malos ratos, porque nuestros chicos lo hicieron fantásticamente.

Ahora, con respecto a la banda, solo tengo unas breves palabras. Oficialmente me he vuelto una completa y total Monbebe (o bueno, Moncarat… porque lo Carat no me lo quita nadie). Estos siete muchachos son ridículamente talentosos, increíblemente empáticos con su público y por sobre todas las cosas, maravillosas personas. Yo quedé tan enamorada de ellos como ellos de Madrid. Prometieron volver, diciendo además que querían un espacio más grande para que no hubiese los problemas de logística que hubo. Gracias Monsta X por hacer de mi primer concierto de K-pop una de las mejores experiencias de mi vida. Las Monbebes son fabulosas, también. Qué público tan cálido.

A Monsta X, definitivamente, hay que verles en vivo. No hay de otra.

Fotos tomadas por Ana Victoria Fleitas, @VistalegreMad y @OfficialMonstaX

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por VickyFleitas
Cargar más en Destacadas

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (5)

5 Comentarios

  1. Noelia

    27/06/2018 en 4:03 pm

    Hola.
    Todo lo que dices 100 % de acuerdo.
    Mi amiga y yo somos de las que estuvimos esperando en colas interiores para entrar a sentarnos. Es más los Staff no sabían cual era nuestra zona y nos hicieron subir/bajar 3 veces, con sus respectivas colas. Cuando dieron con el sitio, aquello no era una cola…era descomunal y por ende nos perdimos canciones y el video que indicas del principio. Nosotras queremos reclamar ya que te tienes que desplazar, pagar hotel…encima te encuentras con esto por culpa de los organizadores…No sabrás por casualidad donde podemos reclamar? Y si hay que reclamar al Palacio o Musictaste? Porque no lo tengo muy claro. Gracias!

    Responder

    • VickyFleitas

      27/06/2018 en 4:08 pm

      Yo realmente no lo tendría muy claro para las reclamaciones tampoco, pero te sugiero que, en el Palacio, solicites un formulario de reclamación y expongas tu experiencia. De verdad me siento muy mal por lo que habéis pasado, es una verdadera lástima haber pagado por un concierto y haberlo visto a medias. Espero que podáis realizar una reclamación y que el Palacio sepa lo mal que lo ha hecho y la indignación con la que salimos todos de ese concierto, que si no fuera por Monsta X, la hubiésemos pasado fatal.

      ¡Muchas gracias por leer el artículo!

      Responder

  2. Zmb

    28/06/2018 en 8:58 am

    Hola!
    Simplemente quería hacer una pequeña observación que me ha llamado la atención de artículo. Cuando se habla del “la leche” de Hyungwon, igual lo he interpretado mal (perdón si es así) se comenta que entendió mal el significado de la expresión pero en España decir que “algo es la leche” es lo mismo que decir que algo es increíble/impresionante/genial. Por lo tanto frases como “Monbebe la leche” estaban bien dichas 🙂
    Perdón si lo he malinterpretado no es mi intención desacreditar el artículo, al contrario. Gracias por plasmar la realidad de lo que fue aquello tanto lo malo como o bueno.
    En cuanto a todo el tema del Palacio (estuve también en el concierto del día anterior) sucedió exactamente lo mismo por todo el tema de la aclimatacion y la gente estaba muy enfadada por eso.
    De nuevo gracias y enhorabuena por el artículo me ha parecido muy interesante ^^

    Responder

    • VickyFleitas

      28/06/2018 en 11:40 am

      ¡Hola! Tranquila, lo de “la leche” de hecho lo pongo porque, si vamos a lo más técnico, “daebak” es un término muy aceptable y usado por muchas personas, sean jóvenes o adultos. En lo personal siento más que “la leche” es como una expresión un tanto más vulgar, si se quiere (sé que no es expresamente vulgar, pero para expresar lo mismo se usaría como “sois lo mejor” o “son increíbles”. Es como decir por ejemplo sois la ostia, por lo menos yo lo igualo a esa expresión también), un poco más de adultos que algo que sea universalmente aceptado por adultos, jóvenes y hasta niños por igual. Espero que me haya explicado bien 🙂 De hecho esa es la razón por la cual lo comento. Es muy común, de hecho, cuando se quiere ser “jocoso” con un extranjero, explicarle palabras un poco más subiditas de tono en vez de hacerlo de la manera más neutral posible. Por ejemplo, yo vengo de Venezuela, y una de nuestras redactoras de O’kuroku es española, y no tardé mucho en explicarle las expresiones más coloquiales de mi país porque me pareció bastante divertido también que ella las supiera y las aplicara si quería.

      Muchas gracias por tus palabras, me encanta saber que te haya gustado el artículo y que hayas disfrutado la lectura. ¡Un abrazo!

      Responder

  3. Miguelón

    29/06/2018 en 1:48 pm

    Gracias por el artículo. Verdaderamente lo pasamos mal esa tarde en Madrid porque el calor que hacía no era apto para todo el mundo. Mi hija y yo tuvimos “suerte” en nuestra cola al disfutar de una zona con sombra y asiento, además de una gente genial y muy animada que a pesar del calor no hacían más que bailar y bailar y generar muy buen rollo. Por cierto, ¿como es que nos ponen a los de las gradas en una cola siendo que teníamos dentro un asiento? A quien le íbamos a quitar el sitio? Dejadnos entrar que nos hubiéramos s notado en nuestro asiento a la sombra!
    A la hora de entrar a mi hija le requisaron su lightstick, no teníamos ni idea de la prohibición. Menudo disgusto. Sin embargo a mí ni me miraron, llevando los bolsillos a tope. Hubo gente que entró con objetos contundentes como altavoces, powerbanks, etc.
    Y en la entrada un cartel en el que prohibían entrar al recinto con agua o comida… vamos hombre!!! Con el calor que hacía!!!
    Y luego, como bien comentas, al empezar el concierto todo se olvidó. Y mereció la pena haber pagado las entradas. A pesar del calor dentro del recinto. Mi hija y yo comentamos que menos mal que no habíamos comprado entradas en el foso, que era nuestra primera intención. Pero a pesar de todo mereció la pena pasar las de Caín.
    Un saludo a todos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Lo mejor del K-pop en el 2018 – Solistas

(Madrid, 07 de enero, O’kuroku).- El 2018 parece haberse ido en un suspiro, pero vay…