Inicio General Eventos Japan Weekend Madrid Edición XIX – el evento éxito en asistencia del año

Japan Weekend Madrid Edición XIX – el evento éxito en asistencia del año

11 minuto leer
0
Japan Weeken Septiembre 2018

(Madrid, 4 de octubre. Okuroku).- Japan Weekend, el evento más exitoso de Madrid a nivel de asistencia, volvió a la carga lleno de actividades y sobre todo de gente el pasado fin de semana. Fueron 97.000 personas las que asistieron durante el fin de semana, según informó la organización, y no lo podemos en duda.

Cuando asistí por primera vez al Japan Weekend recuerdo que me encantó por su espíritu. Estaba hecho «por fans y para fans». No en vano, en 2016 le dije a su organizadora que para mi era el mejor evento de su clase de Madrid, y que podrían sin duda convertirse en el mejor evento de España. Y es que lo tenía todo. Su decoración era fabulosa, tenía actividades por todas partes, opciones de compra de material, actuaciones súper interesantes. Era sin duda un evento que merecía la pena ir por todas las razones del mundo.

Este año sin duda, querían superarse. Dos pabellones en el Ifema, un sin fin de actividades. Fecha bien escogida, una publicidad muy bien realizada y con ayudas externas que no se esperaban. El hecho de que Heroes Comic Con tuviese que cambiar de fecha de manera abrupta también ayudó al volumen de visitas de la Japan Weekend Madrid. No en vano, la coincidencia de eventos en dos semanas, hizo que los asistentes se dividiesen entre ir a uno u otro evento. Y ganó claramente la Japan debido a su apuesta por las actividades y su cercanía al aficionado.

Sin embargo, no puedo evitar decir que para mi, bajó un peldaño en organización. Aunque no creo que toda la culpa sea de ellos. Dejad que me explique.

Sábado – Problemas de Seguridad en IFEMA y agobio

He de reconocer que somos poco madrugadores los sábados y llegamos a medio día. Esto hizo que nos sorprendiese mucho el hecho de que había ya gente pagando el parking y saliendo del recinto ferial. No obstante no le dimos demasiada importancia hasta que entramos. Ahí ya empezamos a entender por qué. La cantidad de gente hacía imposible moverse. Esto sin contar con el hecho de que la seguridad del recinto se saltó todos los protocolos de seguridad y permitieron que hubiese gente tirada en frente de todas las salidas de emergencia.

Pero claro, ¿cómo controlar eso cuando la división entre pabellones estaba prácticamente cerrada y sólo se podía acceder mediante una abertura minúscula que creaba efecto embudo? Y por si eso fuera poco, cuando tratabas de salir por una de las puertas, los encargados del Ifema te obligaban a salir por la otra porque sólo tenían habilitada una puerta para entrar y otra para salir. Esto generaba si cabe más caos.

Luego, si querías comer algo, las pocas opciones estaban a rebosar por la obvia cantidad de gente. La ausencia de zona de comida donde la gente se pudiese sentar a comer tranquila, hizo que numerosos aficionados estuviesen tirados por todas las esquinas (incluidas las salidas de emergencia). Nos preguntamos por qué no harían como otros eventos y ponían de manera ordenada una zona de restauración con diferentes sitios para comer y mesas y sillas para que la gente pudiese comer tranquilamente.

El resultado fue, que ante la imposibilidad de comprar comida, y las pocas opciones, la gente tuviese que salir a los pocos establecimientos que tiene Ifema por esa zona. Lo cual generaba más flujo de salida (con los problemas que ya mencionamos anteriormente), y colas de más de 40 minutos para conseguir comprar un bocadillo.

Resultado, una servidora sintió verdadero agobio. La suerte fue que el IFEMA pareció darse cuenta más tarde a lo largo del día del desastre de seguridad que había y decidieron cerrar los accesos al recinto hasta que saliese más gente por exceso de aforo. Algo que generó algo de caos por aquellos que pensaban ir sólo por la tarde, pero que terminó viniendo bien a los que se quedaron dentro.

Un domingo más pacifico

El domingo volvimos un poco preocupados porque sucediese lo mismo. Sin embargo, gracias a Dios, la afluencia de gente había bajado considerablemente y se podía ya por fin caminar y ver cosas.

Además, habían abierto las puertas que conectaban los pabellones completamente, lo cual daba una sensación totalmente distinta de amplitud, y eso facilitó el transito dentro del recinto. Eso, junto con una menor afluencia de personas, hizo que se pudiera disfrutar mucho mejor del evento el domingo.

Este día pudimos disfrutar de los stands, del escenario con la actuación de Itsuka que movió a los asistentes, al igual que la del grupo de idols Wasuta, la pasarela cosplay, y del evento general. Sí que es cierto que echamos en falta algo de decoración en el evento y quizá una organización un poco menos caótica de las zonas y de los stands, pero en general la experiencia fue mucho más positiva.

¡Y que decir de la actuación de Pikotaro! El sábado no le vimos, pero el domingo si pudimos ver su breve pero divertida actuación. La respuesta del público fue increíble.

Todo el día amenizado con actividades, con muchas tiendas y con muchas cosas que ver, fue un día digno de lo que nos tiene acostumbrado la Japan Weekend Madrid. Sinceramente este día lo disfrutamos mucho y nos dejó mucho mejor sabor de boca que el sábado infernal.

¿Conclusión? El evento salvó la cara sin dudas, y fue un éxito rotundo de cara al público entusiasta. Aunque no obstante, nosotros les animamos a que sigan mejorando y a que quizá, mejoren el tema de la seguridad con IFEMA de cara a otras ediciones.

Fotos: Japan Weekend Madrid y O’kuroku Webzine

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Maho C
Cargar más en Eventos

¡Mira esto!

Lucifer ha vuelto (y de qué manera)

(Madrid, 21 de Agosto. Okuroku).– Hoy se estrenó la temporada 5 de Lucifer, el «demo…