Inicio Manganime Anime Godzilla 2: City on the Edge of Battle eleva nivel y expectativas de la trilogía

Godzilla 2: City on the Edge of Battle eleva nivel y expectativas de la trilogía

12 minuto leer
0
City on the Edge of Battle

(Madrid, 27 de Julio. O’kuroku).- La trilogía en CGI de Godzilla en Netflix estrenó su segundo film Godzilla 2: City on the Edge of Battle y estamos gratamente sorprendidos. La primera parte fue un film competente, pero este segundo episodios, eleva la calidad y prepara todo para una conclusión épica. 

Primero pongámonos en situación, al final de Monster Planet vemos como el monstruo que nuestros protagonistas cae y resulta que no es Godzilla realmente, al menos no el que acabó con la humanidad e hizo huir a los supervivientes. De las entrañas del planeta surge el verdadero, al que ahora llamaremos Godzilla Earth, que luego de 20 mil años ha seguido creciendo hasta alcanzar los 300 metros de alturas y un peso de más de 100 mil toneladas, y cuyo poder es tal que puede disparar su aliento fuera de la atmósfera sin problemas.

Haruo y compañía se enfrentan a una amenaza tal que no tienen más opción que huir para salvar sus vidas. Haruo es rescatado por Miana, miembro de una nueva raza humanoide aborigen llamada los Houtua. Según esta raza su Dios, que se insinúa es Mothra, fue derrotado por Godzilla, todo lo que les queda es su huevo. Los sobrevivientes de la última batalla se debaten entre huir al espacio de nuevo o quedarse y luchar. Haruo logra convencer a la mayoría de que la única manera de recuperar su hogar es acabar con el monstruo.

La lucha por la humanidad

Si la fuerza motriz detrás del primer film era la venganza de su protagonista, Haruo, contra Godzilla, en City on the Edge of Battle la batalla se centra en la humanidad. La actitud de Haruo, luego su primer enfrentamiento con el descendiente de Godzilla ha cambiado, su obsesión con la venganza le alejó del que debería ser su verdadero objetivo, que es recuperar su hogar. 

Este cambio de foco hace  City on the Edge of Battle mucho más atractiva, pues explora mejor la humanidad o falta de ella de sus protagonistas. Gen Urobuchi, el guionista de la trilogía nos presenta así un segundo acto en el que los alien Bilusaludo, que apoyan a la humanidad, pasan a ser el motor temático de la historia y a estar en el centro de su dilema moral.

Renunciar a la propia humanidad para convertirse en un monstruo capaz de derrotar a Godzilla o mantener unos principios sólidos y un corazón humano. Este conflicto se desarrolla en la Ciudad Mechagodzilla, una instalación gigantesca formada por los restos del robot gigante del mismo nombre, un arma de los Bilusaludo destruida por el Rey de los Monstruos antes de que pudiera activarse.

Así, se expande la historia de la raza Bilusaludo, unos extraterrestres sin hogar que pidieron a los humanos refugio, a cambio de ayudarles a derrotar a Godzilla. Por supuesto, fallaron, pero el nanometal que formaba a Mechagodzilla sobrevivió y se adaptó en los 20 mil años que pasaron en la tierra desde su derrota. Creció absorviendo todo a su alrededor hasta convertirse en una ciudad, dedicada a destruir a Godzilla y todo lo que tenga sus genes. Que en esta nueva tierra es prácticamente todo, porque las especies del planeta evolucionaron para asemejarse a su Dios, el monstruo.

Pero mientras Haruo mostró una evolución como personaje de un film al otro, el resto del reparto no puede alardear de lo mismo. Los Bilusaludo parecen finamente tener peso y un proposito en la historia, pero los humanos no parecer servir a ningún propósito argumental. Incluso Yuko, la eterna enamorada de Haruo, pese a tener más tiempo en pantalla, no sirve a ningún otro propósito que ese.

Otro tanto ocurre con el misterioso Metphies de la raza Exif, que no tiene mucho que hacer en la película, más que darnos un adelanto de lo que está por venir en la tercera parte, Godzilla: World Eater. ¿Que adelanto nos da? Eso dejaremos que lo descubran viendo la película.

Un lento segundo acto da pie a una conclusión impactante

Aunque City on the Edge of Battle es considerablemente mejor que la primera película, su segundo acto sufre de un ritmo lento y con poco interés, con los personajes vagando por la ciudad de nanometal. Esto genera un gran contraste con un primer acto mucho más interesante, en el que podemos ver el alcance de los cambios que ha experimentado el planeta a causa de Godzilla.

La exploración de la ciudad de los Houtua resulta infinitamente más atractiva, que el tiempo que pasamos en la gris ciudad de Mechagodzilla. Sin embargo, el tercer acto es intenso y su climax pone la vara muy alta de cara al tercer film. El nivel que ha alcanzado Polygon Pictures para la animación CGI puede que aun no sea perfecto, pero en esta película demuestran que están muy cerca.

La batalla final con el Rey de los Monstruos fue sencillamente impresionante, llena de tensión y giros de argumentos típicos de Urobuchi. Al concluir nos dejó con la sensación de que, si bien han perdido la batalla, Haruo logró salvar algo más importante, su humanidad. Sin sucumbir a sus instintos más oscuros de venganza, el personaje logra sobrevivir y deja la mesa servida para una confrontación final en la que los humanos, probablemente, solo sean espectadores.

En definitiva, Godzilla: City on the Edge of Battle no logra corregir del todo los defectos de la primera película, pero introduce elementos narrativos que redefinen la meta de la historia y abren la puerta a un cierre que complete el circulo. Si la tercera película logra conservar esta ruta ascendente en calidad, podríamos estar ante una de las mejores interpretaciones del Kaijuu, pero sobre todo de los humanos que lo combaten. Puede que no sea el film que esperaban los fans, pero cumple con creces con el propósito de preparar el escenario para una conclusión inolvidable en Godzilla: World Eater

Sumario
El personaje de Haruo Sakaki recibió un gran lavado de cara. El argumento dio mayor interés al conflicto moral de sus personajes humanos y humanoides, sin olvidar la acción que fue animada de forma excelente. El segundo acto sufre por su ritmo lento, y los personajes secundarios no brillan, pero es una mejora respecto a la primera parte.
80 %
Muy buena
Puntuación de Usuarios 5 ( 1 votos )
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Anime

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Ampersand será creado en CGI y más detalles sobre la serie de Y

(Madrid, 8 de Agosto. O’kuroku).- Siguen apareciendo detalles sobre la producción de…