Inicio Literatura Cincuenta Sombras: Terrible como fanfiction; inaguantable como saga

Cincuenta Sombras: Terrible como fanfiction; inaguantable como saga

13 minuto leer
0
0
50 sombras trilogía

(Maracay, 23 de Febrero. Yakuza Webzine).- «Es el trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo«; reza el famosísimo refrán, y creo que en él puede englobarse mi experiencia leyendo la trilogía que me ha tocado (y no con gusto) reseñarles en esta oportunidad.

Mucho se ha dicho de este libro, y no todo ha sido bueno. Creo que es la primera vez en muchísimo tiempo donde la popularidad de un libro no se ve mermada a pesar de los terribles comentarios de la crítica especializada. No obstante, también estoy casi segura que no hay un libro o serie de ellos tan vilipendiados como la saga de Cincuenta Sombras de la escritora (bueno, llamémosla así porque se dedica a escribir) inglesa E.L James.

Y en vista de todo el circo mediático que ha generado la película, decidí terminar de leer los libros para exponer con base y propiedad por qué la trilogía de 50 Sombras de Grey refleja todo lo que no debemos buscar en una relación.

Voy a saltarme la parte donde explico de qué va el libro porqué eso ya todos lo sabemos y me voy a ir directamente a lo que percibí como lectora, mujer y alguien que también escribe.

Empecemos por mi percepción como lectora; el libro es pretencioso, innecesariamente detallista, e incluso en algunos momentos subestima la inteligencia del lector siendo redundante hasta lo insoportable. Cuando describen a los protagonistas por primera vez (Anastasia y Christian) lo hacen con un detallismo que es bueno a manera de introducción, pero capítulos después nos repiten hasta el hartazgo cuan grises son los ojos de Christian o una descripción innecesariamente minuciosa de su carro, su oficina, su apartamento (el cual, según mis cuentas describen alrededor de 120 veces en los tres libros), el cuarto rojo que supuestamente utiliza para la práctica del sadomasoquismo y todos sus instrumentos. En serio, si mal no recuerdo describen hasta la cantidad de pelillos de cuero que Anastasia siente en el látigo cuando la azotan y eso, no es necesario.

No lo digo porque como lectores debamos asumirlo e imaginarlo todo. Necesitamos aunque sea una descripción superficial para sentar las bases de lo que vamos a imaginar, pero es anticlimático que en una escena erótica me describas el color de las paredes. Eso desconcentra y saca de contexto a quien lee.

Otra cosa que noté como lectora es que el libro introduce personajes que no varían ni en pensamientos, ni en obras. Estoy muy clara que Anastasia como persona estudiada va a rodearse de gente culta que lee y va a galerías de arte, pero que todos sean hipsters que solo escuchen Weezer y Coldplay es como aburrido. Además, todos los personajes que no son adinerados son snobs; José es quizás el único que pudo en principio ofrecer algo distinto, pero la misma autora del libro lo cercenó; no quiero pensar que el hecho de ser latino tuvo algo que ver.

Como mujer…. (inserte largo suspiro de frustración aquí); sinceramente me quedé esperando lo romántico que pudiera llegar a ser Christian. Puede deberse a que mi personalidad es un poco obstinada; pero el que un hombre pretenda controlarme la vida con la excusa de que lo está haciendo por mi bien simplemente dista años luz de lo que yo considero romántico. No importa cuantos regalos caros o finos le diera Christian a Anastasia, ya al mirar con desprecio su auto, su origen humilde, decirle como vestirse, con quien hablar y que dejara de trabajar para dedicarse a él en cuanto le pidió matrimonio es suficiente para convertirlo en un déspota machista insufrible en mi percepción. Te puedo justificar el que sea dominante y agresivo dentro de la cama porque es su rol como amo si practica BDSM, pero ¿fuera de ella? No, gracias.

Ah, y con respecto al BDSM, todo lo establecido en ese libro no sirve ni siquiera para retratar por encima una relación de ese mundo. Los principios de este estilo de vida se basan en confianza, consentimiento y seguridad; y Christian no ofrece a Anastasia ninguna de las tres. Sin dejar de mencionar que prácticamente la presiona para firmar el contrato y convertirse en su sumisa; aun a sabiendas de que la experiencia sexual de Ana es prácticamente nula y que en muchas ocasiones continua golpeándola a pesar de que ella prácticamente le grita la palabra segura (es una que se utiliza en las prácticas sadomasoquistas cuando el sumiso o la sumisa está siendo lastimado y quiere detenerse), y eso, en mi lenguaje es violación.

Como escritora (o aspirante a una si lo quieren poner así porque no vivo de ello) hallo este libro mucho más desagradable y molesto. Incluso para venir de un fanfiction está mal escrito, redactado, planteado… está mal en cualquier aspecto por donde se le mire. Los personajes no evolucionan (no, ni siquiera Christian diciéndole a Anastasia cuánto la ama y la necesita puede considerarse un desarrollo válido para un personaje), la narración es sosa, las descripciones se contradicen en ocasiones (¿cómo alguien puede mirar con enojo y dulcemente al mismo tiempo?), la forma en que los tipos de narrador alternan es terrible (de omnisciente a primera persona) y las escenas eróticas… bueno; creo que E.L. James no ha aprendido la primera regla de escribir escenas de este tipo que es no incluir «oh, ah, ngh» o cualquier onomatopeya asociada a gemidos y jadeos en más de dos diálogos continuos. ¡Ah! casi lo olvido, como que le tiene fobia a la palabra «vagina» y vamos ¿dos orgasmos como una lavadora centrifugando? ¿Estás hablándome en serio?

El diálogo anterior solo lo encontrarán en la versión original en inglés porqué, aparentemente, los editores que lo tradujeron al español fueron los únicos con suficiente sentido común para percatarse de que esto no tenía sentido por donde lo mirases.

Y si intentamos justificar el comportamiento de Christian con su pasado trágico, sigue siendo un argumento poco comprensible, además de cliché. Y no solo para quienes también leemos manga o vemos animé. Lo del antihéroe con el pasado trágico que intenta justificarlo se leyó en Harry Potter, la saga del Señor de Los Anillos, El Hobbit y, alguien que de control y fortunas inexplicables podría darle un par de consejos a Christian: El Gran Gatsby.

Mi calificación vendría siendo un 4/10 y estoy siendo generosa porque no quiero aceptar que leer estos tres libros fue una pérdida absoluta e irrecuperable de tiempo. Y no, no veré la película; solo descargaré la banda sonora y porque de verdad es grandiosa.

Para cerrar, les dejo una tarea a aquellas… jovencitas o señoras mayores que quieran una pareja como Christian Grey. Quítenle el dinero, el poder, los helicópteros, las motos de agua, los trajes finos y el abolengo… y cuando lo hayan hecho y solo les quede el controlador, inseguro y agresivo Christian pregúntense otra vez si tendrían una pareja así.

Recuerden que pueden compartir sus opiniones con nosotros en los comentarios.

Por Kuro No Hatter (@kuronohatter)

 

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por KuroNoHatter
Cargue Más En Literatura

Mira además

Dinard: El lado más musical y encantador de Iwan Rheon

(Caracas, 23 de Junio. Yakuza Webzine).- Para quienes no lo sepan; Iwan Rheon es el actor …