Inicio Cine The Big Short, un film sobre el fraude que es la economía

The Big Short, un film sobre el fraude que es la economía

9 minuto leer
0
0

(Madrid, 25 de Enero. Yakuza Webzine).- The Big Short es una de esas películas que te obligan a replantearte lo estupido que puede ser el mundo. Pocas veces en la vida ves una película que te entretiene y te pone de mal humor, esta lo logra.

Protagonizada por Christian Bale, Brad Pitt, Ryan Gosling y Steve Carell, junto a un excelente reparto, The Big Short narra la historia de uno de los hechos que provocó la crisis económica mundial de 2007-2008 desde el punto de vista de cuatro individuos o grupos que se dieron cuenta que estaba a la vuelta de la esquina.

Cuando la burbuja inmobiliaria de las hipotecas estalló nadie se lo vio venir y si lo vieron ignoraron por completo las señales, ya sea por exceso de optimismo, por estupidez crónica o porque los banqueros e inversores eran unos estafadores y pensaban que no ocurriría nada.

La película dirigida y co-escrita por Adrian McKay es al mismo tiempo una explicación sobre lo que ocurrió –aunque muy somera-, un monologo de furia apenas contenida contra los responsables y una comedia para reírnos un poco de la desgracia, por aquello de que es mejor reír que llorar.

Basada en el libro del mismo nombre de Michael Lewis, el también autor de Moneyball y Blindside, la película aborda su sensible tema con una ligereza pesada, si se le puede llamar de esa manera. Con varias instancias en las que se “rompe la cuarta pared”, el film nos muestra como los bancos estaban prestando más dinero del que la gente podía pagar y que las grandes casas de bolsa estaban invirtiendo en bonos sobre créditos basura, incorrectamente calificados como de calidad AAA. Todo esto mientras los precios de las viviendas se disparaban, bajo la falsa creencia de que estaban amparadas.

Como el film muy gráficamente nos demuestra, el castillo de naipes, o mejor dicho, la torre de Jenga, está a punto de derrumbarse y así sucede. Lo curioso es que al ver la película nos encontramos apoyando a las únicas personas que se beneficiaron económicamente de la crisis que dejó a millones sin hogares ni empleos.

Pero lo cierto es que cada uno de los pocos que apostaron contra la economía de EEUU, solo estaban siendo inteligentes mientras los demás estaban siendo no solo estupidos, sino que estaban cometiendo fraude. Cualquiera dirá que les estoy dando spoilers pero no se pueden dar adelantos de un film que trata sobre una realidad muy reciente y una sobre la que me gustaría ofrecer un análisis, pero Yakuza no es el lugar para ello.

Hablaré en cambio de los méritos de este film, que justamente se acaba de alzar con el premio a la Mejor Película del Sindicato de Productores, apuntalando sus opciones al Oscar. The Big Short hace gala de una dirección energética, una que logra hacer interesante y comprensible un tema que para muchos es un galimatías incomprensible: La economía.

Se trata de una película cuyo humor se halla en el hecho de que pese a las advertencias, nadie se percató de la crisis, es una burla contra esos que creían que se las sabían todas. Vista a la luz de los hechos, la película deja en dolorosa evidencia lo mal que estaba y que todavía está nuestra economía mundial. Para ello se apoya en las excelentes actuaciones de su ensamble actoral, donde cada actor solo ocupa una pequeña arista y por ello no hay protagonistas, aunque el mayor peso recaiga sobre Christian Bale, Steve Carell y Ryan Gosling.

Bale no comparte escenas con los otros, pero su interpretación del Dr. Michael Burry, un brillante inversor que predijo la crisis más de dos años antes, es excepcional. Lo mismo puede decirse de Carell, cuyo personaje, Mark Baum, está basado en otro de los gerentes de firmas de inversión que apostó y ganó antes de la explosión de la burbuja.

Gosling, quien funge como narrador de la película y como un vendedor de bonos astuto que se da cuenta que la teoría de Burry es cierta, también ofreció una interpretación correcta y Pitt, en un rol mucho menor que los otros, es quien nos recuerda constantemente que las ganancias en juego estaban supeditadas a la desgracia de millones de personas.

Por eso es que The Big Short genera emociones tan contradictorias, porque el estafador fue estafado y a pesar de que los culpables del colapso estaban a la vista, en general salieron bien librados, a expensas del ciudadano común que compró la gran mentira.

Guion: 9/10
Actuaciones: 10/10
Cinematografía: 8/10
Dirección: 9/10
Aspectos Técnicos: 8/10
Banda Sonora: 8/10
Puntuación Total: 9/10

Fotos: Paramount Pictures

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Cine

Mira además

¡La boda de Kenshin y Kaoru tendrá una nueva novela!

(Madrid, 14 de Mayo. O’kuroku).- Los lectores del manga de Rurouni Kenshin nunca pud…