Inicio Cine Cine Americano Review: La La Land, la ciudad de las estrellas y los sueños rotos

Review: La La Land, la ciudad de las estrellas y los sueños rotos

9 minuto leer
0

(Madrid, 27 de Febrero. Yakuza Webzine).- Este review llega inimaginablemente tarde, pero luego de la ceremonia de los Oscar, La La Land vuelve a estar en boca de todos. Y no por buenos motivos.

El film de Damien Chazelle que se llevó 6 estatuillas de las 14 para las que estaba nominada en la 89º entrega de los Premios Oscar de la Academia, es al mismo tiempo una carta de amor a Los Ángeles y un film dedicado a los tontos soñadores. Y qué irónico que los tontos soñadores terminaron siendo los creadores del film y todas las quinielas. Incluyendo la nuestra.

En un giro cruel del destino, el equipo de La La Land celebró el premio mayor de la noche y terminaron teniendo que cederlo a Moonlight, gracias a un clamoroso error de la organización. Pero a eso no vamos, hablemos de la película.

¿Es merecedora de tanto entusiasmo La La Land? La respuesta sencilla es que si.

La crítica, casi por unanimidad la ha amado y tiene razones para ello. La mayor parte del público también ha expresado su amor por el film, aunque para algunos el género musical sigue siendo demasiado imposible de tragar. ¿Pero es para tanto?

El musical imperfecto

En honor a la verdad, por todos sus elementos vintage que honran la tradición del cine musical y del Hollywood de la edad de oro, La La Land no es un musical en condiciones. Sí, hay muchas canciones y números musicales que aparecen «de la nada», pero al final del día no son números gigantescos con multitud de bailarines y ejecutados con toda la perfección de un show de Las Vegas o Broadway. Es un film que busca ser más orgánico y salvo el número inicial, el del Planetario y quizás el dueto con secuencia de baile en la colina al atardecer, no es realmente un musical.

Lo que sí es es la historia de una pareja que logra perseguir sus sueños gracias a que están juntos y que eventualmente, para poder hacerlos realidad, deben hacer sacrificios. Sin embargo, en una era del cine y la televisión en la que abundan los dramas y la buena comedia rara vez es reconocida, esta película alcanza el delicado balance entre una historia dulce, con dolorosos matices de drama. El drama del amor.

La La Land es entretenimiento escapista como pocos, creado para satisfacer a su audiencia, al tiempo que le apuñalan por la espalda al final. El musical de Chazelle es atrevido y por momentos sublime, al arrastrarnos al mundo rosa que sólo puede verse a través de los ojos de una pareja enamorada. Pero que, como todo en la vida, poco a poco pierde su color ante la dura realidad. Tal como hace Los Ángeles con tantos que se mudan allí con grandes sueños por cumplir.

Pero sus secuencias de baile, salvo la primera, no tienen nada de impresionante. La calidad vocal de sus intérpretes no da ni para compararla con los grandes musicales de la historia. Como guión no es realmente original, salvo por ese brillante giro del final que es lo que la separa del montón.

Y sin embargo…

No puedo negar que quizás mereció ese Oscar que le negaron, sin restarle merito a Moonlight. ¿Por qué? Por el sensacional trabajo de fotografía de Linus Sandgren y el instinto increíble del atrevido Damián Chazelle. Por el grandioso trabajo de Emma Stone y la alucinante música de Justin Hurwitz.

La La Land es un deleite de los sentidos, que se te mete por los ojos con su uso del color en cada fotograma. Desde la puesta en escena hasta el vestuario. Que te deleita los oídos con su música que intenta sobrevivir en un mundo que ya no aprecia su sutileza. Como esos sueños rotos del primer amor perdido, que sin embargo recuerdas con mucho cariño.

Es un film que juega con nuestra nostalgia de tiempos mejores y más simples, pero que no olvida que la realidad no es nada sencilla y que no basta soñar. Y sin embargo, pese a que el sueño parecía hacerse realidad, la ganadora sentimental de muchos tuvo que pasar por el bofetada de que le destrozaran sus sueños sobre el escenario. Sin siquiera el privilegio de sufrir en las sombras.

El Oscar final le eludió, pero eso no le resta merito a La La Land, un clásico instantáneo que parece de otra época, pero que sólo podía nacer en esta.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Cine Americano

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Protege tu conexión a Internet en Android con Cosmo VPN unlimited

(Madrid, 1 de Junio. O’kuroku).- Conectarse a Internet de forma segura y anónima usando un…