Inicio Manganime La perfección no existe, pero Rurouni Kenshin es la franquicia perfecta

La perfección no existe, pero Rurouni Kenshin es la franquicia perfecta

22 minuto leer
0
0

(Maracay, 26 de Noviembre. Yakuza Webzine).- Puede que este titular resulte contradictorio, pero tengan un poco de paciencia conmigo y lean estas lineas. En mi opinión la franquicia de Rurouni Kenshin, que este año concluyó su trilogía de films Live Action, es el mejor combo que ha salido de Japón.

No lo digo como el fan acerrimo que soy de Kenshin, lo digo basado en el peculiar balance que alcanzó la obra original de Nobuhiro Watsuki y del que pocos pueden alardear.

Rurōni Kenshin Meiji Kenkaku Romantan fue un manga de gran éxito durante su publicación entre el 11 de Abril de 1994 y el 4 de Noviembre de 1999. A la fecha tiene más de 70 millones de copias vendidas en Japón y lanzó a la fama a su autor.

No menos reconocido es su anime, conocido en occidente como Samurai X, que fue emitido entre el 10 de enero de 1996 y el 8 de septiembre de 1998. Constantemente se sitúa entre los 100 mejores anime para el público japonés y fue repetido en gran cantidad de ocasiones en televisoras de todo el mundo.

Otro tanto se puede decir de la compilación de OVAS, particularmente Tsuioku Hen o como se le conoce en EEUU, Trust and Betrayal, que consistentemente aparece en las listas de mejores films o OVAS de la historia. Su film animado, Ishinshishi no Requiem, aunque no tan universalmente admirado, también es considerado excelente y más recientemente su trilogía de films de acción real, ha arrasado en la taquilla japonesa alcanzando el favor del público y la critica por igual.

¿Pero por qué decir que es la franquicia perfecta? La palabra clave es balance. Disculpen que me ponga Zen, no es mi intención filosofar, pero soy una persona que valora el balance. Para mi la belleza de una mujer se mide no en que alguna o varias partes sean excepcionales, sino en como todo su ser es armonioso, como el conjunto funciona y esa es la principal virtud de Rurouni Kenshin.

Al sumar todas sus partes: Manga, Anime, OVAS, Película Animada, Películas Acción Real y, vayamos más alla; Novelas Ligeras, Videojuegos e incluso los nuevos films animados y los retelling o spin-off del manga, nos encontramos con la franquicia que logró alcanzar las más altas cotas de calidad en todo su conjunto. Estoy seguro que hay mejores anime, mejores OVAS, films y mangas, pero solo Kenshin puede alardear de ser buena incluso en sus puntos debiles.

Una idea brillante

Manga Kenshin 1
A sus 24 años inició el autor su obra

Nobuhiro Watsuki era, como muchos otros, un «apostador», tal como describen a la mayoría de los mangakas Takeshi Obata y Tsugumi Ohba en Bakuman. Era un artista más entre tantos que sueñan tener éxito en la Weekly Shonen Jump. Talentoso, por supuesto, pero que se encontró de repente con el éxito en su primera serialización. Con solo 24 años, era aún un niño cuando empezó a publicar Rurouni Kenshin y no podía imaginar que escribiría uno de los grandes mangas en la historia de la revista.

Pero no fue una idea que salió de la nada. Hasta dos one shots hizo Watsuki con el personaje de Kenshin Himura antes de embarcarse en la obra. Y aquí entra de nuevo la palabra balance. La gran fortaleza de la obra era como Watsuki equilibraba el desarrollo de personajes con la comedia y la acción. Si bien se le puede recriminar su exceso de enfoque shonen con el romance, más considerando que su protagonista era un adulto y no un adolescente, incluso en ese apartado Watsuki brilló.

Su setting histórico solo puede ayudar. Kenshin es a todas luces un chanbara, una subcategoría del drama histórico que se enfoca en los samurai y claro, en la lucha con espadas. Al abordar una de las temáticas más populares de la ficción japonesa, aderezando la fantasía con un transfondo de realidad, Watsuki creó una obra accesible a todo público.

Manga Kenshin 251
Así se veía el dibujo de Watsuki al final del manga

Además, con una visión de futuro resaltante, el autor logró hacer que su obra fuera atractiva para el público femenino, al introducir a muchos personajes bishonen gracias a un estilo de dibujo suficientemente delicado para atraer a las chicas, sin espantar a los chicos. Esto ahora es moneda corriente, pero a mediados de los 90 no puede tacharse de menos que movida magistral.

Por otra parte, volviendo al tema de la edad del protagonista, Watsuki fue atrevido. Kenshin está cerca de los 30 años, subvirtiendo la costumbre del protagonista adolescente en un Shonen y no solo eso, es un personaje que inicia siendo de los más fuertes, contrario a la progresión natural del personaje que sigue la ruta del esfuerzo-amistad-triunfo, rol que encarna Yahiko en la obra. Kenshin ya viene de vuelta, ya completó esa ruta y ahora busca redimirse de sus pecados, otra novedad.

De destacar como en Kenshin, más que en muchos otros mangas, se puede apreciar con claridad como su autor se va volviendo un profesional en su arte. Su dibujo mejora exponencialmente conforme avanza, definiendo mejor sus trazos, simplificando las lineas, también va mejorando el guion, que arranca lento y luego se sumerge de golpe en las profundidades del carácter de su protagonista, uno de los personajes más humanos que he visto en un manga.

Un anime “afortunado”

Anime Kenshin
Uno de los anime de la «era dorada»

No solo en el frente del manga fue Rurouni Kenshin una obra exitosa. Como anime también logró una enorme difusión, sobre todo en el resto del mundo. Contó con la buena fortuna de atraer la atención de Aniplex, entonces conocida como Sony Pictures Entertainment Visual Works Inc.

Eso le garantizó al proyecto contar con los fondos, que la dotaron de una animación de calidad superior al estándar de la época y particularmente con el musculo musical de la misma empresa. Así, Samurai X tenía a su favor un buen presupuesto, buena música y un equipo profesional altamente involucrado con la obra.

Si, sufrió el mal del relleno en sus primeros pasos, pero pronto empezó a tomar velocidad, alcanzando su máximo nivel desde la aparición de Saito, hasta el final de la batalla con Makoto Shishio. Kenshin disfrutó de una aceptación inmediata en Japón, que se exacerbó aún más en el resto del mundo.

Su cambio de nombre a Samurai X incluso dejó satisfecho a Watsuki, un aficionado a los X-Men que no podía estar más feliz por la coincidencia. Los problemas iniciaron con las historias originales post Saga de Kyoto. Studio Gallop animó la serie hasta el episodio 66, punto en el que Studio Deen tomó las riendas con la Saga de Shimabara, Los Caballeros Negros y el Feng Shui, que, con mucha menos aceptación del público nipón condujeron a la cancelación de la serie.

Pese a ello, ya la obra había dejado su marca y se rehusó a desaparecer, lo que nos lleva a las salas de cine y las OVAS.

Unas OVAS legendarias 

OVAS Kenshin
Mi carta para convencer a los que no conocen de anime: Tsuioku Hen

La primera incursión de Kenshin en otros medios fue con el film Ishin Shishi e no Chinkonka que se estrenó en diciembre de 1997 y que narraba una historia original. De nuevo, la obra contó con buena fortuna y si bien no marcó época, demostró que la historia de Kenshin Himura tenía madera para la pantalla grande.

Más importante fueron las OVAS Tsuioku Hen. Originalmente presentadas como 4 episodios separados y luego reeditados como un film de 2 horas con nuevas secuencias. Universalmente aclamada por crítica y afición, es considerada una de las grandes joyas de la animación japonesa. Algunos la consideran mejor que la serie de anime, otros opinan que es un complemento magnifico.

Pero la fortaleza del primer set de OVAS es que permite conocer a Kenshin a profundidad, ver los hechos que lo convierten en la persona que es en la serie y apreciar mucho más su humanidad, además del origen de la célebre cicatriz. En mi caso personal, estas OVAS se convirtieron en mi defensa de mi afición al anime.

La trágica historia de amor y la pérdida del personaje se clavan en tu corazón y así consideres al anime “dibujitos”, no puedes evitarlo. Suma a eso su poderosa banda sonora y ya estás perdido. No fueron pocas las personas que “convertí” gracias a estas OVAS. No solo amantes del anime, toda persona que disfrute una buena historia debe ver Tsuioku Hen.

Menos fortuna tuvo Seisou Hen, no porque no estuviera bien producida, sino que al desviarse poderosamente del final del manga alienó a muchos aficionados, que sencillamente detestan que se le negara a Kenshin su felicidad. Y llegamos al último salto… la pantalla grande.

El Live Action ideal

Pelicula Kenshin
La trilogía que regresó a Kenshin al mapa

Era una conclusión natural. Con motivo del 15 aniversario del anime de Kenshin se anunció una serie de proyectos para celebrar la ocasión. Eso hizo que apareciera un nuevo manga reboot, el Rurouni Kenshin: Ginmaku Sōshihen y una nueva serie de películas, el Rurouni Kenshin: Shin Kyoto Hen, que reimaginó la saga de Kyoto, supuestamente desde los ojos de Misao.

Pero el principal proyecto fue el film de acción real protagonizado por Tareku Satoh. Y como dijimos, era lo natural. La historia de Kenshin Himura era perfecta para un film de samurais, un chanbara clásico, y eso es lo que se hizo. La adaptación no fue perfecta, pero de nuevo alcanzó un balance. En este caso entre la fantasía de la serie original y lo que puede hacer un ser humano.

El film fue un éxito y eso motivo la salida de un nuevo manga spin-off, Honō wo Suberu -Rurouni Kenshin: Uramaku-, dedicado a Makoto Shishio y Yumi Komagata ¿La razón? Muy fácil. El asesino vendado también saltaría a la gran pantalla para dos films: Kyoto Taika-hen y Densetsu no Saigo-hen.

La particularidad de estas dos películas es que se grabaron al mismo tiempo y se lanzaron con un mes de diferencia una tras la otra. A falta de poder ver los resultados lo único que sabemos es lo que se vio en los trailers y lo que se ha leído de las criticas y el resultado parece no decepcionar. Los japoneses están encantados y no tenemos razones para dudar de ellos en este caso.

Y es que esta obra es ideal para adaptarla, con sus espadas, su historia épica y un héroe carismático. Así, Kenshin cerró un ciclo y adaptado a todos los medios posibles, cuenta con la calidad para situarse entre las obras más grandes de la historia y la franquicia más redonda.

No todo es perfecto, claro, los fillers mataron al anime y Seisou Hen es casi universalmente odiada. Las nuevas películas animadas no son precisamente alabadas y a nivel de videojuegos los resultados han sido mixtos, pero al juzgarla por el bosque y no por los arboles, no puedes sino amar a esta obra.

Claro, hay una deuda: El Jinchuu Animado. ¿Yo? Amo Rurouni Kenshin y no puedo menos que recomendarles, si no la conocen, que la lean, vean y escuchen. Hay mejores mangas, mejores anime, mejores OVAS, mejores películas, mejores juegos, mejores novelas, mejores drama cd o mejores bandas sonoras, pero solo Kenshin tiene todo bueno.

¿Quieren saber más de esta obra o de algún punto en especifico de la misma? Consulten en los comentarios, en Yakuza contamos con no uno sino DOS expertos en esta serie, ambos con puntos de vista diferentes sobre ciertas cosas de la misma. 

Por SenseiAgot (@senseiagot)
Fotos: 
Pertenecen a sus respectivos dueños

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Manganime

Mira además

La segunda temporada de Kimetsu no Yaiba no tendrá censura

La Gerente de Programación de Fuji TV, Yuriko Nakamura, habló con la prensa japonesa hoy p…