Inicio Cosplay & Fashion ¡Exclusiva Yakuza! Mariana Alejandra: “Hago cosplay porque me gusta, no pienso vivir de esto”

¡Exclusiva Yakuza! Mariana Alejandra: “Hago cosplay porque me gusta, no pienso vivir de esto”

24 minuto leer
0
0
Cosplay

(Maracay, 8 de Enero. Yakuza Webzine).- Algunos cosplayers son además cosmakers, expertos de su arte. Otros ven el cosplay más como un hobby, pero son igualmente perfeccionistas y Mariana Alejandra es de este segundo tipo.

Nativa de Barquisimeto, esta comunicadora social empezó tarde en el mundo del cosplay, pero en solo dos años se dedicó con tal ahínco a hacer cosplay que luego de usar dos trajes en su primer año, sacó siete en su segundo para llegar a nueve trajes. Tal cifra suele demorar al menos tres años para las más prolíficas, pero ella la alcanzó rápido. “Tenía que ponerme al día”, dice entre risas.

La auténtica definición de una chica gamer, de consolas para ser más específicos, Mariana se mantenía frente al televisor jugando y tuvo poco contacto con el mundo de las aficiones geek en Venezuela, pero eventualmente también fue capturada por el encanto de vestir como tus personajes favoritos y representarlos en público.

Cosplayer por puro gusto

Mariana Alejandra Cosplay 1

La entrada de Mariana Alejandra en el mundo del cosplay tuvo un detonante, pese a que ya conocía algo sobre la afición. “Empecé porque un chico tiene un canal en Youtube en el que él se disfraza como Scorpion y el reclutó a varias personas en Nueva York para que hicieran trajes de Mortal Kombat y se fueron por la ciudad bailando y haciendo reír a la gente”, recuerda.

“A mí me pareció muy chistoso y quería hacer algo parecido en el Sekai Manga de hace dos años. Intenté contactar a varios cosplayers en páginas de eventos a ver quién más había hecho cosplay o disfraces de Mortal Kombat para hacer lo mismo e ir al Centro Comercial y hacer reír a la gente y ya”, prosigue.

“Era nada más para pasar el rato, no me lo estaba tomando en serio”, destaca.

Con ese propósito, su novio adquirió para ella un Cosplay de Mileena en Amazon, al cual llama “el primero y último” que compra así, pues tuvo que recurrir a una costurera para adecuarlo a sus medidas. En esa primera aproximación al cosplay experimentó una buena receptividad del público, hecho que llamó su atención.

Una cosplayer “pura”, es decir, que solo interpreta al personaje y hace poco del traje en si mismo, Mariana afirma que su intención al hacer cosplay siempre ha sido vestirse como los personajes que le gustan y hablar sobre el juego o anime del que sea su traje con quienes se le acerquen.

Pero su primer contacto con el cosplay se lo debía a que coleccionaba las revistas españolas Dokan y Minami; en esta última siempre veía fotos de cosplayers de eventos en ese país. Sin embargo, al no estar al tanto de la movida venezolana, no empezó antes. Reconoce que fue gracias a Mappy Sánchez que se informó sobre la escena local y luego, el amor a Mortal Kombat hizo el resto.

Esto coincidió con el momento en que concluyó la Universidad, lo que le dejó más tiempo y dinero disponible para dedicarse al cosplay. Eso le permitió, en palabras de la propia Mappy, hacer más trajes que ella en solo dos años.

Las cosas del cosplay

Mariana Alejandra Cosplay 2

El cosplay es un hobby que requiere mucha dedicación, incluso si como Mariana te dedicas más a la parte de representar al personaje que a hacer los trajes. Además requiere dinero y mucho. En su caso, pudo sacar una serie de trajes uno tras otro porque ya tenía sopesado el hacerlos y compró los materiales mucho antes. Sin embargo, nunca pensó en dedicar ese tiempo a aprender a hacer sus trajes.

“Siento que si empiezo a coser me voy a coser un dedo. Siento que no me voy a llevar bien con la máquina de coser. Me llama más la atención hacer props”, reconoce. No obstante no está cerrada a aprender a usar la maquina algún día, aunque mantiene sus reservas. “Si tengo alguien que pueda hacer esas cosas por mí no tengo ningún problema en pagarlas. Yo no vivo de esto, no pienso vivir de esto y no me pienso tomar a pecho ni sentirme en obligación de aprender a coser porque si no van a decir que soy menos cosplayer que la chica de al lado que si hizo todo”, razona.

“¿A mí que me importa si ella se hizo todo? ¿Al final quien está aquí tomando en cuenta quien hizo qué? ¿Qué fulana si hizo todo? Pero igual la critican”, dice sin tapujos. Entrando a otro punto clave: la comunidad cosplayer venezolana.

“Tolerar a la gente de la comunidad es lo más difícil, porque se toman muy en serio algo que ellos mismos le dicen hobby. Toman más en serio el hobby que preguntarse qué harán en el futuro cuando se gradúen. Esas son cosas que no entiendo, uno está rodeado de gente que pasa de 22 años con actitud de niños de 11”, se queja en referencia a muchos cosplayers, aunque sin hacer mención directa a ninguno.

Su visión del cosplay es más pragmática que la de otros aficionados en el país, pues asume que es un hobby que practica por la oportunidad de meterse en la piel de sus personajes favoritos. “Lo estoy haciendo para pasar el rato y pasarla bien ¿Por qué me voy a dar tanta mala vida de hacerlo yo misma porque si no la gente no va a creer en mí? ¿A mí que me importa?”, dijo.

“Yo voy al evento, la gente se toma fotos conmigo y ya se va, nadie va a llegar a decirme ‘Disculpa, no me puedo tomar una foto contigo si tú no me dices que hiciste todo ese traje’. No, el único que me va a criticar y hacer esas preguntas es solo alguien que esté haciendo cosplay como yo”, explica.

Con respecto a los concursos, solo ha participado en una ocasión con el traje de Alisa Bosconovitch de Tekken y ganó, aunque ha evitado entrar en los que exigen la realización total del traje por el cosplayer, pues no es su intención robar el crédito de quienes la ayudan a elaborar sus disfraces, al contrario, siempre reconoce a quienes le colaboran desde el maquillaje a las fotos.

En defensa de las ¿Lolas?

Mariana Alejandra Cosplay 3

Contrario a muchas de sus compañeras de cosplay, Mariana no se muestra opuesta a que muchas cosplayers sexualicen la actividad, pese a ser eventos familiares en muchos casos. “Una de las cosas que me llama la atención de hacer cosplay es que puedes hacer con el personaje lo que quieras. ¿Por qué voy a ver siempre personajes traídos a la realidad de forma perfecta”, dice al tiempo que manifiesta curiosidad por ver una Sailor Moon morena o negra.

“La cuestión de los senos es que como se toman tan en serio un hobby, se toman personal que modelos, actrices porno y otros personajes se metiendo al cosplay ahora”, dice al tiempo que cita a Adrianne Curry, una modelo norteamericana conocida por su afición al cosplay y que exhibe mucha piel cuando lo hace.

“Se lo critican diciendo que es una Attention Whore, que como tiene el cuerpo se aprovecha y los mortales comunes y corrientes que no hacen ejercicio no pueden”, agrega. Considera que muchas buscan hacer al personaje idéntico y cuando alguna otra hace una versión más destapada del personaje les quitan atención.

En su opinión es una simple cuestión de negocios. “La mayoría de esas chicas famosas, que son las que muestran los senos, son una mercancía y se tienen que hacer conocer y si lo quieren hacer haciendo cosplay ¿Que mejor manera de vender su mercancía?”, agrega.

Por eso esta defensora de Jessica Nigri, otra famosa por sexualizar el cosplay, se lo ha tomado con humor y defiende el derecho a mostrar las ‘tetas’ de estas mujeres. En su caso ha sido acusada de hacer una Alisa hentai, pero recuerda que el traje que hizo es exactamente así en el arte que uso como referencia, por lo tanto no lo hizo más destapado de lo que ya es.

“¿Ah les molesta que muestre las lolas? Entonces vamos a mostrarles las lolas para que hablen con autoridad que muestro las lolas. Les voy a dar material para que hablen. Además, si no son feas mis lolas ¿Que tiene de malo que las muestre de vez en cuando?”, agrega entre risas.

Pese a esto, Mariana reconoce que ha extraído muchas cosas positivas de su afición al cosplay. “Con el cosplay aprendí a maquillarme mejor, a tomar detalles que quizás antes no les prestaba atención porque no soy muy femenina”, comienza.

“Arreglando pelucas aprendí un poco como arreglarme mi cabello y cosas así. Aprendí a cuidar mi imagen personal, empecé a hacer ejercicio porque me quiero ver bien. Si voy a estar mostrando o exponiéndome quiero verme bien”, dice, aunque aclara que no critica a quien hace cosplay sin importar su condición física.

“Ya de por sí que no coso y no hago mucho de mis trajes por lo menos cuidar mi imagen física para verme bien”, agrega. Del mismo modo su nuevo conocimiento sobre telas y el ver lo complicado del trabajo de costura y las manualidades le ha permitido apreciar de una nueva forma estos artes que antes consideraba sencillos.

Con respecto a otros cosplayers que admire, menciona primero que nadie a Mappy Sánchez. “Fue la primera que conocí, la primera cosplayer en mi Facebook (…) Siempre dicen que los primeros trajes que uno hace no son tan buenos y vas avanzando hasta que empiezas a tener el nivel. Pero yo considero que no empecé tan mal gracias a ella”, asegura.

“Como yo veía que ella se tomaba la cuestión tan en serio con respecto al verse bien, me decía que si no lo voy a hacer yo misma tengo que verme bien”, agregó.

De igual modo reconoció que ha hecho muchas amistades en el mundo del cosplay y que ha conocido a muchas personas de alto nivel, si bien destaca que cuando comparte con ellos el único tema, afortunadamente no es cosplay. “Es gente seria que hacen otras cosas en su vida que saben que si el día de mañana no pueden seguir haciendo cosplay no lo hacen y ya, no se van a morir”.

Aficiones y proyectos

Mariana Alejandra Cosplay 4

Mariana no se siente una cosplayer reconocida, aunque poco a poco empieza a llamar la atención con su trabajo. Dice que aunque hay muchos trajes que quiere hacer, termina dedicándose a ellos solo si encuentra los materiales, por lo que no tiene proyectos claros para este año.

“En mi página puse un álbum de trajes que quizás haga, quizás no y los tengo como en stand by. Si se me da los hago. Si encuentro las telas lo hago, si consigo alguna cosa los hago. Porque en este momento con la situación del país no puedo darme el lujo de decir cual haré”, dice.

Pero cambiando de tema, como ya se dijo, Mariana antes que cosplayer es gamer. “Tuve mi primera consola a los 6 años, un Atari. Gracias a una tía, porque tengo la típica tía que no se casó, no tuvo hijos y su maternidad la tuvo conmigo”, comenta.

“Ella me compró varias consolas, a mi tía le debo ser gamer. Ella me compraba las consolas y los juegos porque si era por mis padres no lo hubieran hecho. Después del Atari tuve un NES, un SNES y así sucesivamente. Yo pasaba mucho tiempo en eso. Gran parte de mi infancia la pase jugando porque no era muy sociable y no estaba muy pendiente de lo que los niños estaban interesados en ese entonces”, continua.

Su experiencia con el anime se limitó a Locomotion. Nació y murió con el hoy legendario canal. Solo Hellsing atrajó su atención luego y fue por su temática de vampiros. Con los comics su relación también es limitada y se debe más a su hermana y a las series animadas que vio en televisión, como la Spider-Man de los años 90.

Con respecto al cine no es muy aficionada, pero comenta que le gustaría hacer a Lilu del Quinto Elemento. También es rockera, con su pasado ‘come gato’ y no duda al decir de que rockstar haría un cosplay. “De Marilyn Manson quiero hacer uno, pero no sé si sería cosplay, crossplay o que. El de Mechanical Animals, que tiene tetas”, dice entre carcajadas para cerrar la entrevista.

Por SenseiAgot (@senseiagot)
Fotos: Deviantart de Mariana
*Fotografo que quiera los creditos por fotos en especifico por favor informenos a contacto@yakuzaweb.com

EXTRA… a petición Jinx con Tetas

Jinx con tetas

EXTRA… Nos dijeron «MUCHA ROPA»

Alisa

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Cosplay & Fashion

Mira además

EXCLUSIVA – Kanata Yanagino, autor de Saihate no Paladin, nos cuenta que sintió al ver el anime: “Es increíble”

(Madrid, 22 de Octubre. O’kuroku).- Kanata Yanagino, el autor de Saihate no Paladin (The F…