Inicio Cosplay & Fashion ¡Exclusiva Yakuza! Maholy Rupert nos habló sobre la ocupada vida de una cosplayer

¡Exclusiva Yakuza! Maholy Rupert nos habló sobre la ocupada vida de una cosplayer

14 minuto leer
0
0

(Maracay, 2 de Septiembre. Yakuza Webzine).- En el retorno de nuestras entrevistas a cosplayers, empezamos con la ganadora de nuestro primer concurso de cosplay, la joven zuliana Maholy Rupert. Con solo 21 años, Maholy tiene una vida bastante ocupada, entre dos carreras universitarias y el trabajo, pero aun así le dedica sus tiempos libres al cosplay.

Para ver nuestra sesión de fotos a Maholy Rupert haga click aquí

Confiesa que se inició en este mundo por la influencia de su mejor amiga, Katherine, quien a los 14 años la “arrastró”, por decirlo así, a este fascinante mundo de jugar a ser tus personajes favoritos por un rato.

Su primer intento en el cosplay, que para muchos novatos puede ser vergonzoso con los años, para ella no lo fue tanto. “En realidad si me gustó mucho, fue muy tierno. Quizás no fue tan elaborado pero me gustó como quedo. Fue Mokona Negro, una versión como Gijinka, algo así”, recordó Maholy.

Luego busco hacer algo más elaborado y así hizo de Rinoa, de Final Fantasy VIII, el cual considera su favorito.

Las altas y bajas del cosplay

maholy-entrevista

Estudiante de Ciencias Políticas y Derecho, Maholy considera al cosplay una afición, pero reconoce que tiene su lado positivo y negativo. Como actividad creativa y forma de conocer nuevas personas, ser cosplayer es muy positivo. No obstante no todo es perfecto y están las experiencias extrañas de ir a convenciones.

“El acoso es lo más raro. A veces a las personas se les olvida que estas personificando a esos personajes que te gustan. Tienes el traje del personaje pero no eres el personaje, entonces las personas tienden a alterar esa situación y es algo incómodo cuando se pasan del límite”, explicó Maholy en el lobby del hotel donde se hospedó para asistir al Sekai Manga en Barquisimeto.

Como cosplayer y aprendiz de cosmaker consideró que lo más complicado para ella es la elaboración de armas y otros props. “Siempre busco personajes llevados más a la tela, porque la elaboración de armas y accesorios es lo que más me cuesta”, dijo Maholy.

Aseguró que le gusta involucrarse lo más posible en la elaboración de sus trajes, pero en sus inicios no tenía ninguna experiencia en confección. “Con tutoriales uno va mejorando, pero todavía no estoy al nivel de generar sola el cosplay”, reconoció.

Asimismo consideró que es complicado conseguir aceptación en el círculo de amigos fuera del mundo del cosplay. “Tus amigos que te ven y te preguntan porque te disfrazas y para qué es eso. Luego de explicarles un poquito van entendiendo pero es difícil hacer que entiendan este pasatiempo”.

“Lo más fácil son las fotos, tu llegas y es foto con todo el mundo. Hay muchas que les da pena o no les gusta como quedo una pose o siempre están pendientes si salieron feas o no. Yo no, vamos a tomar las fotos”, dijo entre risas sobre lo que considera más sencillo de hacer cosplay.

Por otra parte, dijo que no le molesta la constante demanda de fotos. “Si te metes en esta onda de hacer cosplay te atienes a eso, porque es a lo que vas, a mostrarle tu trabajo a las personas y que quieran tomarse una foto contigo no debería cansarte sino motivarte”, afirmó, aunque claro, a veces necesita un descanso o comer.

Concurso de popularidad

maholy-cosplays-1

Maholy fue una de más de 60 participantes en nuestro primer concurso de cosplay, pero se considera una novata, por lo que se sorprendió mucho con el respaldo masivo que recibió de amigos, otras cosplayers cercanas y personas que han visto su trabajo. En los últimos días del concurso se impuso tras una cerrada carrera entre ella, una joven de Anzoátegui y una famosa cosplayer de Barquisimeto, Mappy Sánchez.

“A ella la respeto y la admiro mucho porque ella es lo que me gustaría llegar a ser, confeccionar mis propios trajes. Cuando la vi yo dije ‘ok, no, aquí no hay chance’. Sin embargo estuvo reñida, unos días subía, otros días me dejaban atrás. Realmente me sorprendí mucho y como te digo, a ella la admiro mucho, ella es estupenda en lo que hace”, explicó.

Esto nos llevó a otro tema, la habitual competitividad y rivalidad que parece ser la norma en la escena cosplay de Venezuela.

“Sí, hay mucha rivalidad, honestamente yo no soy muy participe de eso porque yo hago esto porque es un pasatiempo. Me parece divertido y lo hago con mi mejor amiga, que me metió en la onda”, dijo Maholy, desmarcándose de esa tendencia.

“Pero si, hay mucha rivalidad, incluso una persona hace un traje y tú te lo haces y lo ven como una ofensa porque creen que quieres mejorar el traje que hizo. Eso me parece realmente muy tonto, y no me dejo llevar por esas cosas simplemente hago lo que a mí me gusta”, profundizó sobre el tema.

En Maracaibo dijo que también se vive el tema de las rivalidades, no obstante tiene su círculo de amistades cosplayers con quienes mantiene una relación cercana y hace grupales.

Eso no le impide reconocer a otras cosplayers, así que además del trabajo de Mappy Sánchez reconoció el de Ama Escalona, a quien consideró “estupenda” o a Olenny Segovia de quien dijo que “le pone corazón a lo que hace”. Alabó el nivel de los cosplayers masculinos y femeninos en su Maracaibo natal, así como del resto del país.

Equilibrando la vida y la afición

maholy-cosplays-2

Como ya mencionamos, Maholy estudia dos carreras de cinco años, además de trabajar. “Es un poquito difícil, por eso mientras que algunos cosplayers pueden demorar uno o dos meses haciendo un traje, yo a veces me puedo tardar hasta un año”, expresó.

Ese tiempo adicional le permite crear trajes que queden a su entera satisfacción. “Cuando lo uso es porque estoy convencida que el traje está bien. Les voy dedicando el poco tiempo que tengo libre, cuando no se sale de lo que es mi rutina y mis responsabilidades”, agregó.

Del mismo modo habló sobre la opinión de su familia sobre su trabajo como cosplayer. “En un principio estaban un poco renuentes porque me decían ‘¿Mi alma y eso que es? ¿Cómo carnaval?’ Pero como al primer año mi mamá comenzó a apoyarme, empezó a ver lo que yo querría, como me quería a vestir y le gustaba mucho”.

Por su parte, sus hermanos respetan su gusto por esto y admiran lo que hace, aunque no lo comparten ¿Y que no hay que admirar? Maholy ha conseguido incluso darle utilidad real a su afición, al participar en el Calendario Cosplay 2015 Jiiru, que busca recaudar fondos para enfrentar el cáncer.

Pese a sus muchas ocupaciones Maholy disfruta de ver anime, aunque la mayoría de sus cosplay sean de videojuegos, pues busca personajes que se asemejen a ella. Aunque admite que se ha dejado “seducir” por algunos que no conoce, pero que le atrajeron visualmente. “Claro, uno estudia el personaje, ya cuando me interesa uno se involucra más e intenta agarrarle amor al personaje porque tampoco voy a hacer algo que no me guste”.

Sobre su futuro como cosplayers, aspira a poder confeccionar sus trajes sin ayuda. “Quiero ser capaz de confeccionar uno de nivel sola”, dijo la joven zuliana, que espera poder alcanzar un mayor reconocimiento a su trabajo. “Me gustaría tener más nivel, pero afortunadamente a la gente le gusta lo que hago. Me gustaría hacer trajes más elaborados, pues siempre busco cosas más sencillas porque estoy consciente mis limitaciones, se lo que puedo o no puedo o se hacer”, concluyó.

Por SenseiAgot (@senseiagot)
Fotos: Byzam y DeviantArt de Maholy Rupert

maholy-cosplays-3

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Cosplay & Fashion

Mira además

13 de los señores Sith más famosos y relevantes de la historia

(Maracay, 4 de Mayo. O’kuroku).- En el Día de Star Wars, una celebración surgida de …