Inicio Cosplay & Fashion Cosplay ¡Exclusiva Yakuza! Diana Cervera: “Haré cosplay toda mi vida”

¡Exclusiva Yakuza! Diana Cervera: “Haré cosplay toda mi vida”

23 minuto leer
0
Cosplay

(Maracay, 1 de Enero. Yakuza Webzine).- Cuando se habla de talentos del cosplay venezolanos son muchos los que saltan a la mente, pero ninguna lista estaría completa sin Diana Cervera.

La entrevista a esta joven de 22 años era una deuda pendiente, pues cuando iniciamos nuestro ciclo de entrevistas a Cosplayers, estaba entre las primeras pautadas. Y lo sabemos, nos restan muchas, pero abrimos el 2015 con la estudiante de octavo semestre de contaduría pública, quien por admisión propia, no recuerda cuando empezó a hacer cosplay.

“Comencé hace muchísimo tiempo, sinceramente no recuerdo en que año fue que entré”, nos comenta. Sin embargo, si recuerda que fue un cosplayer de Kakashi, quien llamó su atención. “Fue la primera vez que fui a una convención. Nunca en mi vida había visto a alguien así, cuando lo vi quede totalmente impactada y me entró la piquiña por entrar en ese mundo y me quedé”, asevera.

Despertando la creatividad con cosplay

Diana Cervera Cosplay 1

Diana afirma que haber entrado en el cosplay la obligó a aprender una serie de cosas que nunca pensó que haría, al menos no a tal nivel. Sus inicios fueron como los de muchos, improvisando. En su caso con una Reira Serizawa que “sacó” de su closet.

“Usé mi cabello, agarré un vestido que tenía en el closet, agarre una sombrilla y le puse encaje, fue súper improvisado y lo hice casi que el mismo día”, confiesa. Y no hubo mucha diferencia con su segundo cosplay, que usó en la misma convención al día siguiente: uno de Sakura Hime.

“Fue una cosa súper loca, no sé en qué estaba pensando”, dice entre risas. Pero ya un precedente estaba sentado, haría muchos, muchos trajes. Pero no fue hasta que hizo un dual de Patty y Liz Thompson, junto a una amiga que realmente fue “capturada” y su evolución ha sido notoria.

“Tengo muchos cosplays que hice en un principio y que los estoy volviendo a retomar para hacerlos de nuevo. Me he dado cuenta que he evolucionado bastante y uno de esos que tiene una evolución escalonada es Seras Victoria. Yo empecé ese cosplay y me veía terrible pero ahora es diferente en muchos aspectos”, afirma.

Su aprendizaje empezó por la base, la costura, tema del que asegura no sabía nada. Su primera prueba en el tema fue coser 7 chaquetas para un grupal de Ouran Host Club a mano, con patrones hechos por la abuela de una amiga. Luego, su propia abuela y madre le regalaron una máquina de coser y empezó a “darse golpes” para aprender. Un curso de dos meses y mucha tela dañada después ayudaron a que su nivel mejorará poco a poco.

“Con un cosplay aprendes a hacer de todo, desde trabajar con manualidades a maquillarse, a cortar pelucas, no solo costura. El maquillaje es muy importante y yo no sabía nada, he aprendido a medio defenderme es con el cosplay. Yo ni siquiera sabía que era una base”, explica.

Lo bueno y lo malo del cosplay

Diana Cervera Cosplay 3

Como todo en la vida, un hobby tiene su lado positivo y negativo, Diana, como la mayoría, prefiere enfocarse en lo positivo. “A mí me ha ayudado en muchas cosas como superar la timidez, ese tipo de cosas de carácter personal que te ayudan a ser mejor persona”, dice.

“He conocido personas muy buenas y amables, que son un amor y le agradezco a este hobby esas cosas. El cosplay me ha dado mucho para yo quejarme de él”, agrega.

El tema de la competitividad entre cosplayers le parece positivo siempre que se mantenga en buenos términos, pues ayuda a mejorar el nivel, pero admite que puede tornarse destructiva, lo que la hace negativa.

Opina lo mismo de la fama que ronda a algunas y algunos cosplayers. “Eso es un tema muy rarito, no me gusta mucho, no me siento cómoda con el tema de la popularidad”, asevera, no obstante aprecia que reconozcan su trabajo.

“Aprecio ese tipo de comentarios, esas personas que se acercan y te dicen que les gusta tu trabajo, pero de allí a que se me suba el ego no. Sufro de pánico a ese tipo de cosas, no me atrae eso”, explica.

Por otra parte, Diana afirma que justamente los malos comentarios y la competitividad malsana son lo más difícil del cosplay, más allá del esfuerzo y los trasnochos. “Hay que tratar de que eso no te afecte y sacarlo de ti. Cuando lo logras y te enfrascas en lo bueno te das cuenta que es genial este hobby”, dice.

Lo más sencillo para ella es elegir personajes que hacer. “Cuando veo un personaje que me guste y que la personalidad es muy parecida a la mía lo escojo. No me importa si se me ve bien o no, de alguna forma voy a hacer que se me vea más o menos decente”, comenta de buen humor.

“Si me gusta un personaje lo hago si está en mis posibilidades”, acota, recordando un tema complicado: lo costoso de hacer cosplay. Tanto complica este tema, que se ha visto obligada a reciclar el material de trajes viejos, haciendo un poco de “alquimia” al mejor estilo de los hermanos Elric. “Siento que los estoy sacrificando, pero me toca hacerlo”, dice la futura contadora, que actualmente trabaja en el área de auditoria externa en una empresa internacional.

Pero si la carrera de Diana en el cosplay tiene un momento realmente negro fue el que vivió este 2014, cuando debió ser la representante de Venezuela en el evento internacional Kiken Sei Fest en la Ciudad de Panamá. A falta de una carta de invitación del evento y de no llevar el minimo reglamentario de 500 dólares para entrar al país, ella y su compañero de grupal Engelbert Raga, fueron obligados a regresar a Venezuela.

“Esa es la peor experiencia que he tenido en mi vida y de corazón no se la deseo a nadie, no es tanto por el esfuerzo, sino lo que sentimos en ese momento en un país diferente y ese trato tan terrible”, recordó Diana, cuya voz la traicionó al demostrar que aún es un tema sensible. No fue hasta el Caracas Comic Con que pudo hacer una versión reducida de la presentación que debió llevar al Kiken Sei Fest en Panamá, con la cual se quitó “ese muerto de encima”.

“Sentíamos esos trajes como un karma y es malo porque fueron trajes en los que trabajamos muchísimo. Ese mes fue de trasnocho, de quemadas, me corté más de una vez con el exacto, nos intoxicamos con la pega. ¿Todo eso para que después nos devolvieran?”.

En el cosplay hasta el final

Diana Cervera Cosplay 2

El 2015 será un año de muchos proyectos para Diana. Desde repetir a Anastasia, hasta personajes tan dispares como Suzi Q de JoJo Bizarre Adventure, Power Girl, un crossplay de Takuto de Ginga Bishounen o el Principe Marth de Fire Emble. “Tengo muchísimos proyectos, muchos están en el closet encerrados que no han podido salir, espero poder el año que viene ponerme al día con eso y sacar fotos de los que tengo allí y jubilarlos a los pobres”, nos cuenta.

“Mi carrera me ha ayudado en el área de presupuesto del traje. En tratar de organizar mis finanzas a nivel de cosplay me ha ayudado bastante la carrera, de resto son cosas muy diferentes”, dice Diana, al tiempo que llama al programa Cosplay Planner “la luz” que la ha ayudado a organizar sus proyectos.

Y es que, ante las risas de su madre cuando le pregunta cuando dejará el cosplay, ella responde: “Mira mamá yo tengo cosplay para todas las etapas de mi vida, para cuando sea una mujer adulta, para cuando tenga hijos, para cuando sea vieja. Yo tengo cosplays proyectados hasta los últimos días”.

Justo sobre este punto, el apoyo familiar, comenta que en un principio recibió apoyo, pero al ver que seguía en la afición recibió rechazo y finalmente, al darse cuenta que era batalla perdida el querer obligarla a dejarlo, de nuevo tuvo apoyo. “Ahora me ayuda y hasta me recomienda personajes. Ariel, Sailor Moon y Anastasia son de sus personajes favoritos que yo he hecho, tanto asi que me ha pedido que haga personajes. Me pidió hacer a Candy Candy pero aún estoy pensando eso, no estoy muy segura”, dice.

Hasta su padre fue reclutado, pues le ayudó a preparar su presentación para el viaje a Panamá y con los circuitos de las espadas que llevaba. “Se han involucrado porque se dieron cuenta que no lo voy a dejar, si no puedes con el enemigo únetele”.

Con sus amigos que no están en el cosplay solo ha recibido apoyo, aunque no han sido pocos quienes le han preguntado si le pagan por hacer lo que hace. Además, como ya dijo, en el cosplay ha hecho invalorables amigos como Karen Coelho, Engelbert Raga y Lizz Helena. “Son mis tres cuchurros, mis cositas preciosas, a ellos los adoro”, dice al tiempo que destaca el esfuerzo que ponen en sus trajes y en el caso de Lizz su “don de pegarla con los personajes”.

También tuvo palabras de aprecio y respeto para cosplayers como Rosa Rojas de Nueva Esparta. “No solo es excelente cosplayer y artista sino que también es una excelente persona”. Dijo lo propio sobre María Sandrea de Maracaibo e Isabella Lillo de Valencia de quienes dijo que son muy amables y excelentes cosplayers. También mencionó a Clover a quien llamó “un ponquecito de azúcar”, Ruben Mendible, Jana Dal, Captn Arnoldo, Erick Santiago, entre otros.

“Esto del cosplay me ha llevado a conocer a personas muy talentosas muy lindas, que quiero y aprecio mucho”.

Aficiones y otros temas

Amante confesa del anime, Diana es de la generación que creció con Televen. “Desde pequeña veía en Televen series con mi mamá y esas eran las tarde de anime. Sailor Moon, Candy Candy, Saint Seiya, Supercampeones, Dragon Ball nunca me gustó, Heidy y Sakura Card Captors, la serie que marcó mi vida, mi forma de ser, todo. Viví esa época de pies a cabeza”, recuerda.

“Me encanta la época de los 90 porque es la que me marcó, pero si sigo series nuevas de anime. Siempre suelo ver los primeros capítulos de series que me llaman la atención y si el primer capítulo me atrapa sigo. Empiezo a ver diez y termino viendo que si dos series”, dice sobre su relación actual con el anime.

No es muy aficionada a los cómics, sin embargo hay personajes femeninos que le atraen y por eso lo ha llevado o los piensa llevar al cosplay, como Miss Marvel, Power Girl, Cazadora y Catwoman. En el área de los videojuegos confiesa que ha sido instruida por Engelbert Raga, su compañero de andanzas en el cosplay. Por ello ha hecho trajes de Jill Valentine (“Amo ese cosplay”) y Juliet Starling de Lollipop Chainsaw.

“Ese personaje me encanta, es un juego vicioso, demasiado bueno se lo recomiendo a cualquiera que quiera reírse un rato. Una porrista con motosierra es lo máximo”, dice de este último.

Con respecto a otros gustos, Diana Cervera nos sorprende con algunos grupos que mencionó: Mago de Oz, Rata Blanca, Craddle of Filth, Muse, Linkin Park, David Bisbal, Alejandro Sanz. Claro, no pueden faltar los soundtrack de anime o series, pero en general dice tener gustos muy variados.

Con el cine si está un poco más definida. “Soy fanática de las películas de Disney, no puedo perderme una en el cine, eso es un sacrilegio para mí. Así sean malas, no me las puedo perder. Soy fan de las comedias románticas, una película que me haga reír me va a encantar. Son lo máximo, las puedes ver mil veces y las mil veces te ríes”, dijo para concluir nuestra conversación.

Por SenseiAgot (@senseiagot)
Fotos: Facebook y Deviantart de Diana Cervera
*Si algún fotografo requiere su crédito solicítelo

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Cosplay

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Netflix producirá un Live Action de Cowboy Bebop ¿Tendremos otra Death Note?

(Madrid, 28 de Noviembre. O’kuroku).- Netflix y Live Action en una misma oración son…