Inicio Cosplay & Fashion ¡Exclusiva Yakuza! Aquiles Suárez, el Ranger criollo y su carrera de cosplayer

¡Exclusiva Yakuza! Aquiles Suárez, el Ranger criollo y su carrera de cosplayer

14 minuto leer
0
0

(Maracay, 19 de Noviembre. Yakuza Webzine).- En el mundo del cosplay hay toda clase de personas con toda clase de gustos. Algunos buscan hacer toda clase de personajes y otros se enfocan en uno y lo mejoran hasta la perfección, mientras que Aquiles Suárez se ha vuelto especialista en personajes de un género, el Tokusatsu o Super Sentai.

Sin embargo, este comunicador social, quien actualmente se desempeña como narrador y comentarista deportivo en el Circuito Radial del Aragua FC, no inició sus andanzas en el cosplay como un Power Ranger.

“Inicié esto en Avalancha 2007, con un pequeño trío de depredadores en el que me incluyeron amigos, entre ellos, mi mentor en hacer props, Jesús Aponte, que por aquel momento le compré la máscara, pero el resto del traje me enseñó a hacerlo y gracias a él, estoy metido en esto desde hace 7 años y no pienso dejarlo”, inició Suárez, aunque ese no fue su primer “llamado” al mundo friki.

Ese honor corresponder a Star Wars y por ello uno de sus sueños, por cumplir aún, es hacer un traje de Darth Vader.

El llamado del cosplay

Cosplay Aquiles 1

Esta es una pregunta común, pero inevitable ¿Por qué? ¿Qué es lo que motiva a un joven a meterse en un mundo que exige tiempo y dinero? “Recrear un personaje hasta llevarlo literalmente a la vida, recrear a quien contempla el traje que luzca, recrearme disfrutando la reacción del público que lo ve, todo va englobado en una sola palabra”, dijo.

Y es que cosplay justamente significa “jugar con el disfraz puesto”, aunque mucho prefieran obviar que se trata de un disfraz. Aquiles, aficionado a la ciencia ficción y los cómics, entre otras cosas de este particular mundo, no pudo evitar el llamado del cosplay, que año a año ha ganado más adeptos y como todos, empezó como un novato y ha mejorado su nivel.

“Mi evaluación de momento es semi-pro, aunque para lo poco conocido que soy entre el universo cosplayer de acá de Venezuela, tengo muchos admiradores de mis trabajos y que les gusta como he ido creciendo. Sin embargo, no me creo ‘la gran cosa, me gusta mantenerme simple y sencillo”, dice sobre su evolución como cosplayer.

«Lo que me ayuda a superarme es el enfocarme a hacer mis propios retos, a dejar de comprar mis cosas para hacerlas. lo que me falta es tomar una maquina de coser, de resto puedo hacer lo que sea con lo que tenga a la mano», aseguró en nuestro programa radial.

Debilidades y fortalezas
Cosplay Aquiles 2

Pero como toda actividad creativa, el cosplay requiere de ciertas habilidades y todos tienen sus fortalezas y debilidades. Para este comunicador social, su “Talón de Aquiles”, valga el juego de palabras, es su frustración cuando algo no le sale como quiere.

“Me frustro mucho cuando algo no me sale, al punto de romperlo lo que ya llevo y empezar de cero. No importa así no quede totalmente perfecto, pero que salga como quiero. Y si no sale como quiero, sale mi debilidad a flote”, admitió.

A la hora de iniciar un proyecto, Suárez afirma que lo que lo motiva es aprender cosas nuevas y no solo en la elaboración del traje, sino en la mente del personaje. “Necesito meterme de lleno en cómo piensa y siente ese personaje a realizar, me motiva el que haya fans de dicho personaje que te digan ‘te quedará fino’ hay muchos elementos que me quedo corto”, dijo.

Justamente en ese afán de experimentar cosas nuevas, sitúa como sus metas el usar LED’s, hacerse un traje de Comisario Espacial, de Clone Trooper, coser su primer traje en tela y participar en un Live Show. “Si es posible de Tokusatsu”, dice sin pensarlo este aficionado a la versión original japonesa de los conocidos Power Rangers.

Para Aquiles lo más fácil del cosplay es tener una idea ambiciosa y lo más difícil es ejecutar esa misma idea.

Lo mejor y lo peor

Rangers

Como toda afición, el cosplay tiene sus aspectos positivos y negativos. Esto lo tiene bien claro Suárez, que ha vivido ambas cosas. «Por cosas simples terminan amistades, en menos de 2 años muchos de los que antes eran mi círculo de amistades se han peleado entre ellos y se terminan separando y diciendo cuanta verborrea les sale del otro, y uno termina quedando como ese espectador que no quiere ponerse de lado de nadie porque aprecia a la gente por X o Y causa», reveló.

El lado positivo es aún más evidente y es aquello que trasciende a los «dramas» entre egos. El cosplayer aragüeño recuerda con cariño cuando en 2008 llevó regalos a niños de escasos recursos con la famosa Legión 501 y la Alianza Rebelde, los clubes de Fans de Star Wars en Venezuela. «Me invitaron a ello por mi traje Jedi, ver niños que te abrazan y te dicen que te admiran y quieren, creo que por eso me he dedicado a hacer muchos trajes de héroes, porque no hay mejor reacción de un niño que el ver al héroe que admira«.

Otra anécdota especial para el cosplayer fue su encuentro con Walter Jones, interprete del Power Ranger Negro en la serie original, con quien se encontró en el Caracas Comic Con. «Cuando él me ve haciéndome fotos con los niños y con los que asistieron al evento, me mandó a llamar y me pide que me quite el casco, me dice que genial mi traje. Me preguntó si era comprado y se sorprendió de que todo era hecho por mi, además me dijo que así se comporta un Ranger», dice orgulloso.

¿Como ves la evolución del cosplayer venezolano que se ha visto obligado a ser creativo para hacer sus trajes?

Te quito las palabras de la boca, hay que ser creativo. Saber inventarnos una para poder sacar las cosas que tengamos que sacar, si no tienes un material tienes que jugar con otros materiales, con sustitutos, se rebuscan con otros y terminan haciendo trajes impresionantes. Mientras que en otros países tienen acceso a mejores materiales y no siempre son buenos los resultados.

¿Qué opinas de la competitividad y rivalidad en el mundo del cosplay?

No es malo competir, mientras sepas hacerlo. Tu no vas a competir mirando feo o entorpeciendo a otro, es mi forma de pensar. Últimamente he tenido como mis competencias e inspiraciones a mejorar a cosplayers como Mauricio Mendez, Erick Santiago, Mappy Sánchez, Isabella Lillo, entre otros, y el hecho de ser “competencia” no quiere decir no pueda tenderles la mano. Mi competencia es sencilla, solo debo probarme a mí en principio, que puedo sorprender a aquellos contra quienes compito y viceversa, que ellos me sorprendan a mí, esa es mi competencia.

¿Pasa igual entre hombres como entre mujeres?

Pasa en la vida misma, la vida es una competencia desde que naces hasta que mueres, tu compites para vivir, compites para escalar lo más alto, cambias y evolucionas en persona y capacidades para seguir compitiendo, todo es una competencia, y el primer rival a desafiar es a uno mismo, luego al resto del mundo.

Comunicador social y Friki ¿Cómo se balancean ambas cosas?

Bueno, si vamos al caso, Friki es ser fanático de algo, y realmente no habría balance alguno, soy friki de mis gustos, de mis cosplays, soy super friki de mi trabajo, friki de mi entorno de compañeros de trabajo, disfruto cada situación al máximo, y eso es lo que ha hecho que todo me salga bien.

Por SenseiAgot (@senseiagot)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Cosplay & Fashion

Mira además

13 de los señores Sith más famosos y relevantes de la historia

(Maracay, 4 de Mayo. O’kuroku).- En el Día de Star Wars, una celebración surgida de …