Inicio Manganime Anime Concluyó el torneo de los Universos 6 y 7 en Dragon Ball Super

Concluyó el torneo de los Universos 6 y 7 en Dragon Ball Super

10 minuto leer
0
0

(Madrid, 25 de Abril. Yakuza Webzine).- Este fin de semana llegó a su final la primera saga original de Dragon Ball Super, o al menos su parte vital, el torneo de los Universos 6 y 7, encabezados por Champa y Beerus.

Después de mucho tiempo sin hacer ninguna reseña de Dragon Ball Super, finalmente paso a reseñar y ofrecer una critica sobre la primera historia totalmente original de la serie, concebida por Akira Toriyama. Si bien el arco argumental debe concluir formalmente con el episodio 41, cuando se invoque al Súper Dios Dragon, creo que ya a este punto podemos evaluar lo que ha ocurrido.

El arco argumental inició con la introducción de Champa y Vados en el episodio 28. Si bien en el manga su introducción se produce antes de la batalla entre Goku y Freezer, buscando las Súper esferas del Dragón, en el anime no se introducen sino hasta luego de la batalla.

Luego de su aparición, Champa reta a Beerus a ver quien tiene mejor comida y todo termina en la organización de un torneo para decidir quien se queda con la Tierra del Universo 7 y las Súper Dragon Ball que Champa recolectó de su Universo 6 y robando las del Universo de Beerus. 

Para el torneo, Beerus elige llevar al «rival más poderoso» que ha tenido, Monaka, y deja que Goku elija al resto de los miembros. Luego de una movida en falso con Gohan finalmente Goku, Vegeta, Piccoro, Majin Buu y Monaka integran el equipo del Universo 7.

Mientras, el Universo 6 es representado por Botamo (una especie de oso amarillo gigante), Frost (un alien de la misma raza que Freezer), Auta Magetta (una especie de robot alimentado por magma), Cabba (un saiyajin muy delgado) y Hit, un misterioso asesino de raza desconocida.

¿El resultado del torneo es relevante? No. Después de todo el status quo no fue afectado en lo más mínimo. El problema es que como saga de torneo este fue bastante deficiente.

Ya hemos dicho que Dragon Ball Super es una versión suavizada y de bajo presupuesto de la obra de Akira Toriyama . En ningún lugar quedó eso más en evidencia que en esta burla de torneo, donde con la excepción de algunos momentos aislados, el resto fue un total chiste.

No me malinterpreten, sigo pensando que esto es una mejor opción que Dragon Ball GT, la cual sigo aborreciendo, pero eso no le resta al hecho de que Super es una serie débil. Tenía mi fe puesta en el torneo de los Universos 6 y 7 y fui decepcionado.

Con la excepción de Hit todos los rivales del Universo 6 eran débiles, sin importar lo que dijera Goku. Las peleas tuvieron una animación subpar, coreografía mediocre y los resultados también dejaron mucho que desear. ¿Costaba mucho hacer que los enemigos fueran más poderosos? O incluso ¿Costaba mucho mantener los niveles de poder establecidos?

El primer rival fue despachado con facilidad y luego Frost resultó ser solo tan fuerte como la forma final original de Freezer. Luego de vencer con trampas a Goku SSJ, es el turno de Piccoro y Goku le dice que no podrá vencerlo ¿En serio? ¿Que acaso Piccoro no superó el nivel de básico de Freezer con creces hace años? Pero por supuesto, la tendencia de minimizar al namekiano continúa y este, con su ingenio por poco derrota al tramposo, solo para caer ante el mismo truco. 

Luego viene el show de Vegeta y parece que finalmente se le va a dar el protagonismo prometido. Luego de derrotar sin contemplaciones a Frost, de la nada le ponen a pasar problemas con Magetta de la forma más tonta y como si fuera un novato. Termina ganando, pero por poco pierde de una manera ridícula.

Después es el turno de Cabba, a quien de entrada nos presentan como un saiyajin heroico y bueno, pero penosamente débil. La lucha con Vegeta solo sirve para que este le entrene y le ayude a volverse Super Saiyajin. Pero tras tres victorias seguidas al Principe se le niega la gloria, al ser derrotado por Hit, con la única intención de elevar las apuestas para la batalla final.

Y aunque el duelo entre Goku y Hit tuvo momentos interesantes, siguió contando con una animación subpar y una coreografía de combate muy poco inspirada. Lo peor es que como torneo, se quedó corto en comparación con las viejas competencias de Dragon Ball, donde había combates imaginativos, con desenlaces realmente sorpresivos y las estrategias de lado y lado eran realmente importantes.

Lo peor es que la premisa resultaba interesante. La introducción de luchadores de otro Universo abría un abanico de ideas interesante, que resultó desperdiciado. Dragon Ball Super continúa malgastando la oportunidad de brindarnos una secuela digna a Dragon Ball Z.

Mi queja ni siquiera es contra el tono del show. Kami to Kami me gustó y Fukkatsu no F fue divertida, pero sus versiones en la serie resultaron grises y esta nueva historia desperdició la oportunidad de darnos una batalla épica como los torneos de antaño. Pero si incluso desperdicias el recurso del torneo ¿Que tiene que ofrecer esta serie? Si no da un giro pronto, Super pasará a la historia como una secuela mediocre que falló en ser Dragon Ball Z y falló incluso en ser Dragon Ball.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Anime

Mira además

Free! -The Final Stroke- salta a la piscina en nuevo tráiler

(Madrid, 26 de Julio. O’kuroku).- La primera de las dos películas Free! -The Final S…