Inicio TV Doramas Black, un K-Drama para aquellos que aman el misterio

Black, un K-Drama para aquellos que aman el misterio

10 minuto leer
0

(Madrid, 19 de febrero, O’kuroku).- Black es uno de los dramas coreanos más recientes adquiridos por el servicio de streaming Netflix, y aquí les presentamos nuestras primeras impresiones.

Black, que fue estrenado en octubre del 2017 en el canal OCN de Corea, es el nuevo drama del escritor Choi Ran, conocido por sus trabajos anteriores como The Phantom Thief y God’s Gift – 14 Days.

Este nuevo drama narra la historia de Ha-Ram Kang, una chica joven que desde que tiene memoria tiene una peculiar habilidad, que consiste en ver las sombras de la muerte cercanas a las personas. Si las toca, incluso puede saber cómo va a morir la persona y en dónde, pero solo a través de imágenes desconectadas sin mucho sentido.

Su padre siempre le dijo que esto era un don que le permitiría salvar la vida de los demás, y hasta que conoce a Moo-gang Han, es incapaz de tomarlo como tal.

Moo-gang Han es un inspector de policía novato que, básicamente, no debería ser inspector. No tiene estómago para ver cadáveres, es torpe con las armas y poco respetado por sus superiores, pero tiene un alma de oro y una perseverancia increíble para descubrir una historia de su pasado que no ha podido dejar atrás.

444, también conocido como Black, es un señor de la Guadaña que hará todo lo que esté en sus manos para atrapar a su compañero prófugo, con tal de salvar su propio pellejo.

En una infinita red de misteriosas muertes, asesinatos y casualidades, estos tres personajes coincidirán con intenciones muy distintas. Ha-ram quiere salvar vidas, y Black quiere dejar que el universo siga su debido curso, sin importar lo que cueste.

De izquierda a derecha, Dong-joon Kim, Ara Go, Seung-heon Song y El Lee.

El drama cuenta con los talentos de Seung-heon Song como Black y Moo-gang, Ara Go como Ha-ram Kang, El Lee como la misteriosa novia de Moo-gang,  Soo-wan, y Dong-joon Kim como el carismático Man-soo Oh, un heredero de una compañía que parece estar muy involucrada en los misterios de la serie.

Como persona, no soy muy dada a la televisión asiática. Sea por cuestión de preferencia o por las diferencias en cultura, los dramas coreanos, chinos y japoneses me suelen parecer sosos, sobre todo porque el humor me parece muy infantil a veces. Sin embargo, Black sería la segunda serie coreana que me he dedicado a ver sin tener la lupa del trabajo encima, y vaya, vaya, que encontré oro.

Empecemos por el hecho de que Black no tiene mucho de la típica serie japonesa o coreana, donde hay un triángulo amoroso palpable y molesto que hace que la historia gire alrededor de esa trama, sino que la historia se centra 100% en las motivaciones de sus personajes principales y en el misterio y el constante miedo a la muerte que les rodea.

No me di cuenta cuándo ocurrió, pero terminé involucrada de pies a cabeza en la historia y la he ido consumiendo poco a poco por el gusto que me da ver cada capítulo y saber que el escritor de la historia está hilando tan fino para ir conectando una historia con la otra.

En principio, Black puede parecer una serie excesivamente confusa, sobre todo por el hecho de que los dos primeros capítulos parecen un constante diálogo de exposición tras otro, pero al momento de involucrarte con los personajes y comenzar a sentir empatía por ellos, honestamente di mi sanidad por perdida y la historia me absorbió a tal punto que ya no me cuesta seguir los hilos, que cada vez son más claros, ya que el escritor se dedica a resolver los misterios de manera no-lineal pero igualmente satisfactoria.

A un par de episodios de terminar la serie entera, esta no es una primera impresión poco informada, sino al contrario, sé por haber consumido la serie de la manera en que lo he hecho, que vale la pena sin duda alguna. Es una serie misteriosa, inteligente, llena de personajes entrañables e interesantes y con elementos de oscuridad que la hacen sentir mucho más madura que la típica historia de la colegiala enamorada de su ‘oppa’.

Para aquellos que son un tanto más cínicos como yo con las historias de amor típicas asiáticas que sacan de quicio en un punto, Black es el perfecto drama para comenzar a disfrutar de la televisión coreana. Las actuaciones son geniales, convincentes y tridimensionales, la historia es llamativa, misteriosa e interesante, y cada capítulo parece terminar en un cliffhanger, cosa que hace que soltar el control del televisor sea difícil.

Ya no me cabe duda de por qué seguía viendo a Black en listas de las mejores series coreanas del 2017, sin duda se merece su puesto.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por VickyFleitas
Cargar más en Doramas

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

The Rose pasará por Madrid de la mano de My Music Taste

(Madrid, 17 de septiembre, O’kuroku).- The Rose, la banda “rookie” de la…