Inicio Manganime Anime ACCA: 13-ku Kansatsu-ka, un soplo de aire fresco… pero no para todos

ACCA: 13-ku Kansatsu-ka, un soplo de aire fresco… pero no para todos

12 minuto leer
2
0
ACCA: 13-ku Kansatsu-ka review

(Madrid, 16 de Enero. O’kuroku).- Recientemente publicamos nuestro top 10 de openings del año y en la tarea de elegirlos llegamos a ACCA: 13-ku Kansatsu-ka, un show que no seguimos en su emisión, pero que significó un soplo de aire fresco.

En un mundo del anime saturado de las mismas historias de siempre y de lugares comunes, este drama político resalta por su sutileza. Es una historia llena de matices y de situaciones intrigantes. Su protagonista puede que no resalte mucho a primera vista, pero tiene una profundidad y un “saber estar” que le hacen también ser muy refrescante e interesante.

ACCA: 13-ku Kansatsu-ka, reflejo de una realidad política muy cercana

El Reino de Dowa, que está dividido en 13 estados autónomos tiene muchas agencias gubernamentales que son supervisadas por la ACCA, un organismo central que se encarga de coordinar la labor de tocas en las diferentes regiones.

Al inicio de ACCA: 13-ku Kansatsu-ka han pasado 99 años desde su  creación por un golpe de Estado e intentos de secesión en el Reino. Desde su organización ha intentado mantener el orden y garantizar la paz y estabilidad por el bien de los ciudadanos. Jean Otus, protagonista de la historia, es el segundo al mando de la agencia de Inspectores de ACCA, que está encargado de monitorear la actividad del resto de la organización en todo el país.

En el primer episodio se está discutiendo el hacer desaparecer a su división. No obstante, Jean, que desde hace años está pidiendo su traslado a otra rama de ACCA, descubre corrupción en una de sus inspecciones en una región autónoma y su hallazgo deja claro que su agencia sigue cumpliendo un rol.

Conforme la serie avanza vemos como Jean termina convirtiéndose, sin saberlo, en el centro de una intriga política que amenaza con sacudir los cimientos de Dowa y acabar con el siglo de paz del Reino. Cada región tiene su idiosincrasia y parece representar a estados reales de nuestro mundo.

Tenemos equivalentes a naciones petroleras del medio oriente, una nación que parece amish, regiones heladas como la Siberia rusa, otras desérticas como el Sahara. Pueblos que parecen noruegos y otros que parecen nativos americanos. Hay un poco de todo en el reino de Dowa, cuya familia real es anglosajona. Rubia de ojos azules.

Las regiones tienen tantas diferencias entre si, que no es raro que tengan conflictos y exista la desconfianza entre unos y otros. No obstante hay un sentimiento generalizado de aprobación hacia el actual Emperador, que celebra su 99 cumpleaños y una gran animadversión por su heredero aparente. ¿Suena familiar?

No es para todos y pese a lo bueno, tiene fallas

Pese a estos halagos debo reconocer que la serie está lejos de ser perfecta. Para el espectador casual esta serie puede ser muy lenta. Ocurren pocas cosas y cuando ocurren sigue siendo de una manera deliberadamente lenta.

ACCA: 13-ku Kansatsu-ka es como ver a una vela arder. Puede ser muy monótona y sin embargo, si le das la oportunidad te puede capturar. No obstante, al tratarse de una serie de solo 12 episodios, basada en un manga de 6 tomos, queda la sensación de que se dejaron muchas aristas por explorar. Además, la certeza de que faltaron más momentos de climax y de acción para dar catarsis al conflicto. Cierto es que la serie apuesta por no ser un festival de escenas de tiroteos y violencia, buscando ser un juego de intrigas y diplomacia. No obstante, puede resultar poco realista la ausencia de ciertos exabruptos más que habituales en el mundo real. Salvo por ciertas escenas puntuales.

Otro problema es que su expansivo cast de personajes es presentado de una manera muy superficial. Con la excepción de Jean y su mejor amigo Nino, son pocos los que son realmente explorados. Esto también deriva de la reducida duración de la serie y hace que personajes intrigantes luzcan como simples anécdotas. Es el caso Payne, Spade y Pastice, tres de los cinco líderes de ACCA. Solo Groshular y Lillium reciben un trato más adecuado.

La misma Mauve, pese a ser la única mujer en una posición de poder y tener un rol importante en el desenlace, es poco explorada.

En cambio, Jean Otus es un personaje lleno de matices. Parece ser descuidado, aburrido y francamente soso. No obstante es muy astuto, calmado, honesto, racional y sobre todo justo. Pese a que sostiene que su trabajo no le interesa demasiado, es metódico y lo hace a conciencia. De igual forma, pese a que parece que no es muy emocional, de hecho si siente gran pasión por su familia, amigos, por la ACCA y su Reino.

Es un protagonista que evita los grandes gestos y los aspavientos, lo que hace que se le subestime. Sin embargo, al momento de actuar es decisivo.

La joya secreta del año pasado

En cuanto al apartado técnico, ACCA es correcta y poco más. La animación es consistente en lo bueno y en lo malo. Cuando ahorran frames lo hacen sin vergüenza alguna. Pero considerando que es una serie más llevada por el dialogo, esto no afecta demasiado. El diseño de personajes es agradable por sus peculiaridades, es fácil distinguir a unos de otros.

La paleta de colores es muy acorde al tono de la serie, lo que hace que la experiencia de visionado sea integral y agradable. El opening es maravilloso, no por nada entró en nuestro listado. Quizás es un poco más animado que la serie, pero la letra del tema no puede ser más acorde. El ending no es nada del otro mundo, pero no está mal. En cuanto a la música incidental, cumple su rol y es adecuada para el tono relajado del show.

En definitiva, pese a su aparente lentitud y sus problemas de poca profundidad, que se pueden achacar al formato de 12 episodios, es una serie fascinante. La ví entera de una sentada y pese a que pueda resultar anticlimático, su final no te lo ves venir. Tal como en la vida real, no todo sale como esperas o como parece.

Considero que es la joya oculta del 2017, pues no fue comentada por muchos y seguramente pasará a la historia sin pena ni gloria. Es una pena, pues si bien se me queda en un 7 por su potencial perdido en su breve formato, es definitivamente una serie interesante y que merece más atención.

Imágenes de Web Oficial

Summary
Aunque sin dudas es una joya oculta y un soplo de aire fresco como anime, ACCA: 13-ku Kansatsu-ka no es perfecta. Culpo a los pocos episodios y a ciertos problemas de ritmo por privarle de un 9 o 10
70 %
Le faltó dar
Calificación del Usuario 3.15 ( 2 votos )
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Anime

Mira además

EXCLUSIVA – Kanata Yanagino, autor de Saihate no Paladin, nos cuenta que sintió al ver el anime: “Es increíble”

(Madrid, 22 de Octubre. O’kuroku).- Kanata Yanagino, el autor de Saihate no Paladin (The F…