Inicio General Eventos The Weaboos Never Die: Despedida en grande en Ciudad Bolívar

The Weaboos Never Die: Despedida en grande en Ciudad Bolívar

18 minuto leer
0
0

(Ciudad Bolívar, 9 de Marzo. Yakuza Webzine).- El evento Okane Shinasai en su segunda edición, realizado en los espacios del Gran Hotel Bolívar-un lugar cuya arquitectura parece salida del barroco- fue el lugar donde se llevó a cabo la última presentación en vivo de la banda venezolana de covers de animé, The Weaboos.

El grupo tiene unos cinco años aproximadamente tocando con la alineación actual, integrada por Daniela Zavarce en la voz, Daniel Fernández en la guitarra, Moisés Fernández en el teclado, Jonathan Martínez en el bajo y Antonio Solé en la batería.

En estos cinco años The Weaboos se posicionó como una de las bandas de covers más populares de Venezuela, gracias a su sonido y su energía en tarima, prueba del trabajo duro y buena química inigualable. También ayuda el hecho de que recorrieran eventos de todo el país, llevando su música donde sea que los invitaran.

Los muchachos se conocían desde varios años, y fue la vocalista, Daniela, quien terminó de juntarlos a todos para formar la alineación perfecta. Por supuesto que el talento era indiscutible, pero lo que hay que recalcar sobre el grupo era el trabajo duro que le ponían a cada ensayo y cada toque.

La energía que destilaban sobre el escenario era magnífica, movían muchísimo al público, tocando los corazones de la comunidad otaku venezolana. Nos atrevemos a decir que seguirán haciéndolo, ya que cada uno se volvió un personaje muy querido allá donde llevaron la música de nuestros anime favoritos.

El cariño que les profesaban en el interior del país era una sorpresa para nuestro equipo cuando teníamos ocasión de verlos en otras ciudades y los muchachos se merecen el reconocimiento y la apreciación que se ganaron a punta de puro amor al arte y dedicación.

El último toque de The Weaboos

En el Okane Shinasai se presentaron por última vez, ya que la banda tomará caminos distintos pronto, y sus proyectos personales no les permitirán continuar sus presentaciones a lo largo y ancho del territorio Venezolano. La voz se corrió rápidamente, y el organizador del evento publicitó este como “El último toque de The Weaboos en vivo”, así que la asistencia fue amplia, al igual que la recepción: a Daniela no la dejaban moverse de un lugar a otro sin pedirle alguna foto o su firma en cualquiera de los recuerdos de la banda que se vendieron en el evento.

El toque comenzó alrededor de las 3:30-4:00pm. De las personas que asistieron al evento, varios admitieron haberlos escuchado anteriormente, pero también hubo bastante asistencia de parte de personas que no conocían a la banda. Daniela agradeció a los organizadores por prestarles un espacio en su convención para despedirse, y ya la audiencia estaba a la expectativa. Pero, como buen toque de The Weaboos, las sorpresas no pararon.

Abrieron con Rolling Star de Bleach, para probar un poco el sonido. Cuando la respuesta de la audiencia fue positiva, se lanzaron de una vez a la acción con Kuusou Mesorogiwi, el OP de Mirai Nikki. De inmediato se armó una olla en la audiencia, y no había pasado ni la primera canción. Luego siguieron con las energías en alto con Go! de Naruto, uno de esos temas que no falla en enardecer al público.

El show continuó con interpretaciones de los dos OP de Sword Art Online, Crossing Field e Ignite seguidos por un popurrí de canciones de las series que solían pasar por Televen, como Shaman King, InuYasha, Card Captor Sakura, Candy Candy (para los más veteranos), una versión hard rock de Moonlight Densetsu de Sailor Moon y Teen Titans. Sin embargo, antes de terminar, durante Moonlight, comenzaron los problemas técnicos.

El calor (sí, es en serio) del público, apagó la laptop del tecladista. Por ende, no pudo comenzar Teen Titans y el toque tuvo que detenerse a mitad de camino (¿Qué es Teen Titans sin el teclado al principio?). Sin embargo, a pesar de esto, la audiencia fielmente se mantuvo en su lugar hasta que se resolvieron los problemas, gracias al diligente staff de sonido que contrataron para el evento, que luego de la primera falla siempre estuvieron en el escenario ayudando a Moisés con cualquier problema. Unravel de Tokyo Ghoul, Ft. de Fairy Tail, Guuren No Yumiya de Attack on Titan, We Are! de One Piece y Distance de Naruto Shipuuden fueron las siguientes interpretaciones en el set list.

Luego de dejar el alma en el escenario con el OP de Watamote, el mood del toque cambió a algo más suave por un momento. Memories, de One Piece, es una pieza especial para los miembros de la banda. Como es una canción muy sentimental, decidieron agregarla -posiblemente a última hora- a la lista de canciones para tocarla una última vez.

Foto por Jonathan Martínez. «Last Live»

El público se notó tan cautivado como Daniela, a quien se le pudo ver un par de veces con las lágrimas cayéndole por las mejillas y la voz quebrada. Durante Memories también se lanzaron globos a la audiencia, que formó parte de la interacción del grupo con su público, a quienes les entregaron distintos regalos como franelas con el logo de la banda, chapas, copias del setlist y postales variadas.

Luego de emocionarnos con Memories, saltaron a más acción: Maestro Pokémon y Atraparlos Ya fueron las siguientes canciones en un popurrí dedicado a los hombres, junto con Quiero gritar te amo, de Slam Dunk, Butter-fly de Digimon y Pegasus Fantasy de Saint Seiya. Antes de su interpretación de Pegasus Fantasy, el bajista, Jonathan, se acercó al micrófono para decir unas palabras en honor al ex guitarrista de la banda, Laurens Vandredys, quien falleció hace 3 años, y cuya canción favorita para interpretar era Pegasus Fantasy. Sus palabras conmovieron al público quienes aceptaron su reto: Iban a rockear con la canción hasta más no poder, para que Laurens los escuchara y  la disfrutara, donde quiera que esté.

En la última parte del set, luego de haber experimentado un par de problemas técnicos más con el teclado (y haber parado el toque consecuentemente), un chico del público le prestó un ventilador para laptop al tecladista y una chica consiguió un conector necesario para su operación; lo que hizo posible que pudiera culminar el toque sin complicaciones. Moisés se mostró infinitamente agradecido y decidió entregarle una camisa a la chica, y miles de agradecimientos al chico con firmas en todo lo que quisiera, incluyendo unas palabras de agradecimiento sobre la tarima para ambos.

Finalmente, Sobakasu, de Samurai X y Change de World de InuYasha, dieron paso al final del toque: el popurrí de Dragon Ball. El poder nuestro es, Chala Head Chala, Ángeles Fuimos y Corazón Encantado cerraron la presentación con emoción y poder. Durante Corazón Encantado, Daniela perdió la lucha interna contra las lágrimas. Tanto así, que tuvo que pasarle un rato el micrófono al público.

Foto de Antonio Solé, los chicos en pleno toque disfrutando del público.

Con la emotividad a millón, los muchachos se despidieron con sus presentaciones individuales al ritmo de Pokémon Johto y cerraron con la energía al máximo con Haruka Kanata, una de las piezas clásicas de Naruto.

Lo que anteriormente podría haber sido una piedra en el camino para los muchachos, se convirtió en un simple percance. Su calidad como músicos y el talento que posee The Weaboos hicieron que la falta del teclado no se sintiera tan brusca como pudo haberlo sido. A pesar de que el salón tenía una acústica de iglesia que hacía que la música retumbara de las paredes, la banda demostró, una última vez, la perfecta armonía que alcanzaron durante sus cinco años sobre los escenarios de las convenciones de toda Venezuela. Con talento, no hay acústica mala o problema técnico que valga. El talento lo trunca todo.

Acto seguido, se les pudo ver compartiendo un abrazo grupal al culminar su presentación. El público inundó el escenario apenas pudo, queriendo abrazarlos y despedirse debidamente. Con las emociones a flor de piel, cerraron su toque de despedida. Agradecieron al público declarando que Ciudad Bolívar era una de las ciudades que más bienvenidos los había hecho sentir, y a todos los asistentes por quedarse hasta finalizar su presentación.

12828376_10209284422373461_4473994536662335901_o
The Weaboos con un regalo de despedida de parte de la fanaticada en el Okane Shinasai

En una nota más personal, simplemente quería felicitar a los chicos de The Weaboos por lograr lo que lograron. Por haber estado desde el principio tengo una ventaja mayor, puesto que los vi crecer como banda. Los vi mejorar poco a poco la química sobre el escenario, y establecer juntos una armonía que solo se alcanza con trabajo duro. Los felicito de corazón por haber logrado tanto y haber llegado a tocar los corazones e influenciar de manera positiva a tantas personas alrededor del país. Honestamente, deben sentirse verdaderamente orgullosos de lo que hicieron. Sé que yo lo estoy.

No creo necesario firmar esta nota, porque es muy fácil adivinar quién la redactó. Si no lo adivinan… pues, quédense con la intriga.

Fotos: Fanpage de The Weaboos, Passepartout Fotografía, Archivo Yakuza Webzine y Fedor Eberle

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción Okuroku
Cargue Más En Eventos

Mira además

Guía básica sobre los dramas asiáticos: Kdramas, doramas y Cdramas

Un error común que puede verse en los diferentes grupos de fanáticos del entretenimiento A…