Inicio TV The 100, Perverse Instantiation Parte 2: Hora de superar el dolor
TV

The 100, Perverse Instantiation Parte 2: Hora de superar el dolor

9 minuto leer
0
0

(Madrid, 23 de Mayo. Yakuza Webzine).- Hace poco descubrí The 100, cortesía de una review de introducción al show de The CW de uno de nuestros colaboradores. No podría estar más agradecido y Perverse Instantiation Parte 2 me recordó por qué.

A primera vista este show no lucía como mucho, aunque la premisa era interesante. Luego de devorar 3 temporadas en poquísimo tiempo, estoy completamente enganchado a la religión de Clarke Griffin y Perverse Instantiation, partes 1 y 2 no hicieron más que reafirmar mi fe.

Si, la tercera temporada tuvo muchos problemas y aunque llegué tarde a la fiesta me leí todo cuanto pude sobre las polémicas de esta temporada. Desde la transformación radical de Bellamy Blake, a los presuntos problemas entre Jason Rothenberg (creador de la serie) y Ricky Whittle, el actor que interpreta a Lincoln. Pero sobre todo, no pude evitar leer el drama de proporciones apocalípticas por la muerte de Lexa, el personaje de ‎Alycia Debnam-Carey.

Esta última muerte volvió loca a toda la comunidad LGBT, que elevó su queja a los santuarios por haber perdido a la mitad del ship más grande de la serie: Clexa.

Pero incluso con esos problemas, este show logró cerrar la temporada en gran forma, introduciéndonos a la versión de The 100 de un mashup entre Terminator y The Matrix.

Una vez más, Clarke Griffin (Eliza Taylor), tiene que tomar las riendas en una situación imposible, en esta ocasión para salvar a la humanidad de ser atrapada dentro de la particular versión de la Matrix que la Skynet, o mejor dicho A.L.I.E., tiene preparada para los seres humanos que quedan con vida luego de que ella destruyera el mundo hace casi 100 años.

Se vienen los spoilers…

El dolor no se alivia, se supera

Si algo sabe hacer normalmente este show, al menos por lo visto luego de verla de golpe, es mostrarnos que los personajes no son claramente buenos o malos, con sus excepciones. El gris es el color más importante en términos de moralidad. También es excelente en plantear dilemas morales imposibles para nuestros protagonistas y en general hace un buen trabajo de presentarnos el desarrollo de cada personaje.

En el caso de Clarke, ella siempre ha sido fuerte y su estancia en la tierra le ha hecho más y más dura de roer. En Perverse Instantiation por poco deja morir a su propia madre, con tal de no ceder ante las presiones de la A.I. asesina Alie. Pero superado el problema cura a su madre, porque necesita ayuda para un nuevo plan.

En el mejor estilo de los hombres de Mount Weather, va a hacerse una transfusión de la «sangre negra» para poder resistir la «llama» o mejor dicho A.L.I.E. 2.0, la inteligencia artificial diseñada para salvar a la humanidad y acabar con su predecesora. Una vez está conectada con la memoria de los comandantes, Clarke debe infiltrarse en la fortaleza y matar a la inteligencia artificial para poder librar a todos los seres humanos de la Ciudad de la Luz.

Para ello cuenta con apoyo en dos frentes. En Polis, una alianza inusual entre sus amigos, Indra y el mismísimo Pyke busca mantener a Clarke a salvo mientras se infiltra y desactiva a Alie, con John Murphy fungiendo de «maquina de bombeo». En Arkadia, donde la verdad las cosas lucen menos interesantes, Raven hace magia como Operadora en el mejor estilo de Matrix, brindando asistencia a nuestra particular Neo.

¿Dentro de la Ciudad de la Luz? El fanservice definitivo. Lexa está de vuelta desde las memorias de la Llama para ayudar a su amada y salvar al mundo.

Clarke y Lexa

Pero el fanservice no solo tuvo sentido narrativamente, sino que además sirvió para satisfacer a las hordas enfurecidas que aun no superaban la muerte del personaje y con ella de la pareja. En ese sentido el episodio fue una catarsis para muchos. 

Personalmente a mi la pareja ya me había comprado pero no me sentí como si me hubieran robado mi helado, como le pasó a much@s fans. Así que el regreso me pareció genial, pero habría preferido que también aparecieran comandantes anteriores junto a Lexa. 

Pese a esta queja menor, el episodio cerró -por primera vez en la serie- con una mezcla de esperanza y arrepentimiento. Ahora que todos se han librado de A.L.I.E. tienen que enfrentar varias amenazas tangibles. Polis sigue sin un Comandante, así que los 12 clanes están de su cuenta. El mundo tiene una espada de Damocles sobre su cabeza. Muchos personajes deben enfrentar las consecuencias de sus actos… y vivir con su dolor.

La gran enseñanza la dio, como no podía ser de otra manera, Clarke. Alie era una solución facil al dolor, pero en la vida el dolor no desaparece tan facilmente, hay que superarlo y seguir adelante. Empieza la espera por la cuarta temporada y no podemos más que desear que llegue pronto.

¿Este episodio? Un 9.5, pero abajo les dejo la evaluación de la temporada entera

 

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En TV

Mira además

Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba generó 1 billón de yenes en 2020

(Madrid, 16 de Octubre. O’kuroku).- Para nadie es un secreto que Demon Slayer: Kimet…