Inicio Cine Saint Seiya: Legend of Sanctuary es un deleite visual, solo para fans

Saint Seiya: Legend of Sanctuary es un deleite visual, solo para fans

8 minuto leer
0
0

(Maracay, 27 de Octubre. Yakuza Webzine).- Finalmente tuve la oportunidad de ver Saint Seiya, la Leyenda del Santuario y debo decir que valió cada centavo que pague por la entrada ¿Es perfecta? Para nada, de hecho es todo lo contrario, pero por contradictorio que eso pueda sonar, es la realidad y la amé.

Para ir a ver este film es una necesidad absoluta y perentoria el conocer la serie de anime en la que está basada, pues de otro modo puede resultar totalmente incomprensible. Si no sabes quienes son Seiya, Shiryu, Hyoga, Shun e Ikki desde el vamos te parecerá un completo desastre animado en un maravilloso 3D y tendrás toda la razón.

Es un film para fans, fans que saben a lo que van. En La Leyenda del Santuario se resume todo el arco argumental conocido como La Saga de las 12 Casas y tratar de meter en poco más de hora y media todo el contenido que eso representa es imposible.

En vista de eso la película no intenta siquiera explicar las motivaciones de Seiya y compañía para defender a Saori Kido, la reencarnación de la Diosa Atena. Ellos, Santos de Bronce (Caballeros en Latinoamerica), tienen el deber de servir a la divinidad y no se detienen a analizar el por qué, solo lo hacen.

La secuencia inicial es un deleite visual de proporciones inauditas y sucesivamente una serie de pequeños cambios hacen valorar las bondades técnicas del siglo XXI. Un ejemplo de ello son el como ahora las grandes cajas de las armaduras se pueden esconder en pendientes que llevan al cuello y claro, las impresionantes secuencias en las que visten sus armaduras.

El core group es el de siempre, los guardianes de Pegaso, Dragón, Cisne, Andromeda y el Fénix son los valientes que enfrentan al Santuario y sus imposiblemente poderosos caballeros dorados. El que dejó más en evidencia esa abismal superioridad fue Aioros, el Caballero Dorado de Leo y hermano menor del “traidor” Aioros.

Nuestro villano sigue siendo el perturbado megalómano Saga de Géminis, y me perdonan el “spoiler”, pero vamos, todos saben esto. La historia lleva un ritmo trepidante y en eso consiste la mayor debilidad del film, su guion. Lo peor de todo el guion fue que mostraron una escena de Seiya y Saori como niños, pero luego se rehusaron a usar esa referencia para justificar el vinculo entre ellos. Mal jugado en verdad.

Una cosa es que deban resumir, otra que se reduzca el asunto hasta tal límite que resulta ininteligible para un nuevo aficionado. Es imposible entender nada si no conoces el material. La película introdujo un elemento de comicidad que por momentos resulta francamente estúpido e innecesario, pero fácilmente perdonable. ¿Seiya pidiendo abrazos? ¿En serio?

Me agradó la reinterpretación de las apariencias de muchos personajes, se ven distintos de buena manera en la mayoría de los casos. Incluso soy capaz de perdonar que Milo ahora no sea un Caballero sino una Dama dorada. Me chocó un poco, es mi signo después de todo, pero lo perdono. Lo imperdonable es Cáncer. Death Mask ahora parece un cruce entre Jack Sparrow y Wolverine, quien más que ser amenazador resulta francamente patético. Me dio pena por Afrodita, que apareció breves segundos.

Las armaduras excepcionales, las escenas de batalla tremendas aunque breves, la banda sonora muy dinámica. El doblaje, bueno, son las voces latinoamericanas clásicas, así que no hay ninguna queja. ¡Se aplaude que Atena no sea una inútil! Por Dios, en términos de plot esa fue la mejor mejora, eso y que los dorados agarran rápido el hilo de la conspiración.

Este film que sigue la estela de Dragon Ball: La Batalla de los Dioses, en lo que parece un retorno de la preeminencia del anime en el mainstream latinoamericano. Solo por eso tiene un valor. Es verdad, no podemos ser conformistas como fans, debemos pedir más calidad, en particular en el apartado de guion, pero que estas dos leyendas en 2013 y 2014 nos hayan traído de vuelta el anime a los cines es una buena señal.

Insisto, si no conocen a Saint Seiya al dedillo ni se molesten, esta película será un bodrio ininteligible para ustedes. Si la conocen, esto es fanservice visual al 2000% y la disfrutarán como niños en un parque de diversiones. ¿Yo? Lo repito, la amé y la iré a ver de nuevo.

Guion: 3/10
Animación: 10/10
Diseño de Personajes: 8/10
Arte: 10/10
Dirección: 5/10
Aspectos Técnicos: 8/10
Puntuación para «nuevos»: 4/10
Puntuación para fans: 9/10

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Cine

Mira además

¡La boda de Kenshin y Kaoru tendrá una nueva novela!

(Madrid, 14 de Mayo. O’kuroku).- Los lectores del manga de Rurouni Kenshin nunca pud…