Inicio Manganime Anime Saekano: Abusa del meta, pero sirve para pasar el rato

Saekano: Abusa del meta, pero sirve para pasar el rato

9 minuto leer
0
0

(Madrid, 11 de Octubre. Yakuza Webzine).- Saenai Kanojo no Sodate-kata, también conocida como Saekano, es un intento más de llegar al centro de la cultura otaku a través de un harem y meta humor despiadado. ¿Es bueno? Depende.

Este anime A-1 Pictures sigue la historia de Tomoya Aki, un otaku de los auténticos. Uno de esos que prefiere las chicas 2D antes de las 3D. Es un conocido blogger y está orgulloso de ser lo que es. Pero cuando un día verano tiene un encuentro con el destino, se inspira a crear el mejor juego de citas de la historia.

Con ese fin recluta a su amiga de la infancia Eriri Spencer Sawamura y a su senpai, Utaha Kasumigaoka. Una es en secreto una talentosa artista de doujinshi erótico con capacidad para ser una mangaka profesional y la otra es una famosa novelista a la que admira. Además, termina reclutando a Megumi Katou, una chica que no destaca en lo absoluto y es un poco aburrida… pero que es casualmente su encuentro con el destino.

Saekano y la tendencia a ser consciente en exceso

Saekano

Este show es consciente de que se trata de un conjunto de estereotipos y situaciones típicas de un anime de otakus. La cantidad de chistes al respecto es impresionante y forma parte de una tendencia. Es habitual en series basadas en novelas ligeras, como esta.

No es solo que todas sus ideas son salidas de un anime, sino que lo ponen en evidencia y de hecho critican esos tropes sin piedad. Incluso incluyen un personaje “hermana pequeña” y comentan al respecto sin ninguna clase de pudor. Igualmente critican el carácter tsundere de personajes dentro de la historia que son claramente eso, una tsundere de libro.

Saekano es un claro ejemplo de esta tendencia donde los shows no solo conocen la jerga y realidad de los otakus, sino que sus personajes casi saltan de la pantalla a discutir estos temas con sus espectadores. Hablan de los guiones mediocres y del abuso del fanservice mientras hacen fanservice descarado.

Sin embargo, pese al exceso del meta y de la indulgencia con sus propios recursos gastados, Saekano logra a ratos ser verdaderamente encantador e incluso construir momentos dramáticos dignos de mención.

Personajes como carteles

Los personajes de esta serie efectivamente encajan en uno de tantos dere que existen. Y actúan como tal sin reparo alguno, con la excepción de Kato, la chica que inspiró a Aki a hacer el juego y que no podría estar más alejada del carácter de una heroína de novela visual o dating sim.

Su poca expresividad y su carácter a todas luces dócil y “normal”, se resiste a ser tan fácilmente catalogada como Eriri, una tsundere o Utaha, una especie de kuudere y yandere. Pese a esto, la dinámica entre los personajes de la serie puede ser interesante, aunque el propio show mate la tensión dramática con su uso del fanservice y del humor meta. Si bien en pequeñas dosis puede ser una fortaleza, a la larga amarra a estos personajes que si bien tienen un cartel o etiqueta, a veces muestran más complejidad.

Y es que Saekano atenta contra si misma, cortando momentos de introspección y de naturalidad en la vida otaku al estilo de Genshiken, con su exceso de conciencia sobre su naturaleza.  Hay ideas interesantes que los personajes presentan que por esas razones se pierden.

Si dejaran su cartel de lado y se volvieran personas por completo, sin perder su humor, este anime sería muy superior. En particular el tema de la relación entre Eriri y Aki tuvo un momento más adelante en la serie que fue brillante… pero fue solo un episodio.

Una adición de última hora es Michiru, la prima de Aki que le pone otro sabor al show cerca del final (y otro momento interesante a nivel temático), pero con el final a la vuelta de la esquina no llega a apreciarse del todo su papel.

Conclusiones

Pese a mis reservas, no puedo decir que esta serie sea mala. Tiene un arte muy limpio y diseño de personajes bien construido, aunque los fondos necesitan más trabajo. La animación es consistentemente buena y les da un lenguaje corporal a los personajes que ayuda a que transmitan más emoción que la que sugieren sus rostros.

Un tema que si es un poco molesto es el cambio de tinte del color, que si bien es hecho con intención, no parece servir ningún propósito. Algunos de los encuadres y ángulos tampoco aportan nada desde el punto de vista narrativo o visual, afectando la calidad general de la dirección.

En general es un show que puede frustrar a algunos, que no saben si los personajes deben importarles a nivel dramático o simplemente reírse y ya. No obstante está bien para pasar el rato, apreciando lo bueno y despreciando lo mediocre. No se si puntuarla como un 6 o como un 7, incluso como un 5 u 8. De momento le daré más crédito del que quizás merece. Esperaré a la segunda temporada.

Imágenes: Pertenecen a A-1 Pictures

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Anime

Mira además

13 de los señores Sith más famosos y relevantes de la historia

(Maracay, 4 de Mayo. O’kuroku).- En el Día de Star Wars, una celebración surgida de …