Inicio Cine Cine Americano Point Break: Cuando El Protagonista es el Planeta

Point Break: Cuando El Protagonista es el Planeta

9 minuto leer
0

(Caracas, 11 de enero. Yakuza Webzine) Vamos a estar claros, todo el mundo quería ver esta película por Bodhi. Pero lo que la mayoría no se detiene a pensar es que hacer de malo nunca ha sido fácil. Debes romper con los estereotipos si quieres que tu personaje sea alabado por el público, y más aún recordado. Édgar Ramírez no sólo logra representar el papel del “malo” en Point Break, sino que además nos hace dudar si en verdad los buenos tienen la razón.

Point Break
Un póster de la cinta original, realizado por un talentoso fan.

Cuando se estrenó en 1991, Point Break (Punto de Quiebra en español) sorprendió a la audiencia con un par de actuaciones llenas de carisma y vitalidad. Sus protagonistas: Un joven Keanu Reeves, rompiendo paradigmas desde sus primeros roles en la pantalla grande, junto a un veterano y talentosísimo actor como lo fue Patrick Swayze – quien además contaba ya para la época con unas cuantas películas exitosas.

Point Break
Bodhi (Édgar Ramírez, izq.) es buscado por el agente del FBI Johnny “Utah” (Luke Bracey, der.)

Ahora, 25 años después, un par de jóvenes actores intenta representar de nuevo esa ola de emociones que la original causó – marcando a una generación como la nuestra. El actor australiano Luke Bracey se encarga de revivir el personaje de Johnny “Utah”, ahora un exdeportista extremo (a diferencia del Utah original, quiene era un ex mariscal de campo de Fútbol Americano), mientras que el papel de carismático Bodhi fue entregado al actor venezolano Édgar Ramírez.

Las expectativas de parte y parte no se hicieron esperar. Muchos apostaron a que esta nueva versión se convirtiera en un fracaso, como pudimos observar en las críticas mundiales tras su estreno hace un par de días. Otros, entusiasmados, pensaron que la presencia del venezolano en el set transformaría esta película en una cinta de culto que inspiraría a las nuevas generaciones por venir. La verdad es una total sorpresa, al menos desde nuestro punto de vista.

Point Break
Los cuatro aventureros tras el reto “Osaki 8”.

Point Break tiene una sola estrella

Los protagonistas no son Bodhi, sus chicos malos o Utah. Hay un actor descomunal, y se llama Planeta Tierra. Esta cinta supera a la anterior en todo lo relacionado con locaciones, dirección de fotografía, montaje y composición visual. Escogieron la créme de la créme en el mundo extremo, no por ser sitios emblemáticos (que pocos los son) sino por representar escenarios utópicos – hasta idílicos – para los atletas de las disciplinas extremas.

Y es que ¿Cómo podíamos siquiera pensar en criticar la carencia de canon en comparación con la original, cuando estábamos en medio de un orgasmo audiovisual para cualquier aficionado al montaje cinematográfico? Es más, nos damos el lujo de corregirnos y denominarnos “hijos mestizos de lo extremo y el buen gusto”, porque quienes integraban el equipo enviado al estreno de la cinta eran especialistas en sus áreas – cine, música, deportes extremos y activismo pro ambiental.

Point Break
Bodhi sobre la cima del Kerepakupai Vená.

A nuestro parecer, los detalles que hicieron destacar esta producción fueron sin duda la escena en el Salto Ángel (Kerepakupai Vená), donde Bodhi no pudo contener más su orgullo venezolano y comenzó a hablar en su lengua materna – el segundo detalle que nos encantó, un protagonista criollo, fuera de lo común y con la claridad suficiente de saber lo que quiere, ir tras ello, asumir las consecuencias y sobre todo: vivir y dejar morir.

Pasamos horas debatiendo antes de entrar a la sala, y horas tratando de componer una reseña tras salir de la proyección. El resultado fue más que visible para las personas que nos rodeaban, entre comentarios de emoción y aclaratorias de último momento; Y es que en definitiva, la mejor forma de ir al cine es en grupo. Y la mejor manera de admirar una obra de arte es libre de prejuicios.

Point Break
Venezolano que se respeta siempre carga su Greca.

Así que, sin que nos quede nada por dentro, podemos decir que Point Break merece ser llamada una cinta de culto, y tanto Édgar como Luke se merecen nuestros respetos porque como decimos en Venezuela ¡Pana, se la comieron!

 

Fotos: pointbreakmovie.com, everythingaboutedgarramirez.wordpress.com.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Monty
Cargar más en Cine Americano

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

John Wick Chapter 2: La Consolidación del Gangster Noir

(Caracas, 20 de febrero. Yakuza Webzine) Con tan sólo 10 días de estrenada, John Wick: Cha…