Inicio TV Series de TV Divertido, pero decepcionante: Lucifer en la televisión

Divertido, pero decepcionante: Lucifer en la televisión

10 minuto leer
0

(Madrid, 8 de Febrero. Yakuza Webzine).- Lucifer es un cómic que nunca esperé ver en la televisión o en el cine. En alguna ocasión mencionó al personaje en un top 10 de personajes badass y cuando se anunció que se estaba planeando una serie de TV me alegré, sin embargo aún no me lo creía. Hoy está aquí.

Creado por Neil Gaiman para su legendario cómic Sandman, Lucifer es en efecto el demonio. Su presentación fue tan impactante que recibió su propia serie en Vertigo, a cargo de Mike Carey. Cuando esa historia cayó en mis manos se convirtió casi de inmediato en uno de mis cómics favoritos de la historia.

Pero ya hablaré en otra ocasión del Lucifer Morningstar de los cómics, lo que nos atañe hoy es la versión televisiva, lanzada por la cadena Fox.

La premisa es, en principio, idéntica a la de los cómics. Lucifer se hartó de su rol como señor del Infierno, encargado de castigar a las almas pecadoras. Luego de abandonar el puesto al que fue condenado abrió un bar llamado Lux en Los Ángeles, donde toca el piano y pasa sus días en paz, acompañado por Mazikeen, su fiel seguidora. Pero allí acaban las similitudes con el cómic original y es una pena, porque nunca esperé ver a Lucifer en la TV y ahora que lo veo no me complace el resultado.

En el episodio piloto Lucifer (El galés Tom Ellis) enfrenta un repentino dolor al ver morir a una exempleada de su bar devenida en estrella del pop y debe unir fuerzas con la detective Chloe Dancer (Lauren German) para dar con los culpables. 

Así que en lugar de la épica historia de Lucifer intentando defender su derecho al libre albedrío y escapar al destino que le predestinó su padre, lo que recibimos es una versión el ángel caído que se dedica a resolver crímenes. Es decir, otro show de detectives donde tenemos a un oficial de la ley de gran moralidad y a un raro asesor civil.

Ya lo hemos visto en The Mentalist, Castle, Bones, Medium e incluso Fringe o más recientemente Limitless. No lo tomen a mal, este tipo de shows puede estar muy bien, pero ya empieza a cansar un poco el uso constante de esta premisa. En especial cuando se desperdicia a un personaje con tanto potencial como el mismísimo demonio o al menos esta versión del demonio, que más que malvado simplemente es amoral y egoísta.

No les mentiré, los dos primeros episodios de la serie me parecieron entretenidos, pero como conozco la historia original, me parece que Fox está desperdiciando una oportunidad de oro de crear un show legendario. Si bien Tom Ellis no se parece ni un poco al Lucifer de los cómics, logra capturar en parte la divertida amoralidad y encanto de un ser que odia las mentiras y que ama salirse con la suya.

Es notorio que esta versión de Lucifer es notablemente menos poderosa, calculadora y fría que la de los cómics. Además tiene un interés desmedido por el sexo del que carecía su versión inspirada en David Bowie, menos propensa a distraerse por un par de piernas.

Por contrapartida, la detective Dancer es un personaje que no tiene nada de especial, salvo por su background como actriz en una película de comedia juvenil donde muestra los senos y el curioso hecho de que es inmune a los encantos de Lucifer. ¿Pero alcanza eso para mantener el show? Si los dos primeros episodios son un indicativo, dudo que sobreviva más de una temporada.

Lucifer es entretenida, pero poco más y en una época en la que aparecen cada vez más shows interesantes, tener a tal personaje resolviendo casos mundanos es un total desperdicio. Todo lo salvaje e interesante de los cómics ha sido removido, si bien se mantiene algo de la esencia con DB Woodside haciendo el rol de Amenadiel, un molesto ángel que le exige a nuestro protagonista volver al infierno.

Incluso Mazekeen ha sido reducida a un apodo, Maze, y su aspecto ha sido sanitizado. Interpretada por Lesley-Ann Brandt, ya no tiene la mitad del rostro desfigurado ni habla con dificultad. Los guionistas hasta los momentos no han tomado riesgos y si no lo hacen pronto, el paso por la televisión de uno de los personajes más carismáticos de la linea Vertigo de DC Comics, terminará sin pena ni gloria.

Ni siquiera la polémica con la American Family Association, que protesta que el show presente”glorifique al demonio como una persona con sentimientos y agradable”, hará que esta serie mantenga el interés. Para mantener a Lucifer con vida esta serie necesita urgente un vuelco de timón. Pero por Dios, que mantengan la música.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Series de TV

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Falleció Monkey Punch, creador de Lupin III

(Madrid, 16 de Abril. O’kuroku).- Monkey Punch, mangaka cuyo nombre real era Kazuhiko Kato…