Inicio TV Lucifer, diabolicamente divertida… pese a todo
TV

Lucifer, diabolicamente divertida… pese a todo

7 minuto leer
0

(Madrid, 28 de Abril. Yakuza Webzine).- Cuando Lucifer empezó en Fox, dije que era un show de procedimientos policiales con el propio demonio como protagonista y que tomaba muy pero muy poco del cómic que le da nombre. Hoy, que ya ha terminado la primera temporada, debo decir exactamente lo mismo ¿Pero es eso malo?

En esa ocasión dije que resultaba un poco decepcionante, considerando el alcance del cómic y como nos presenta al personaje. Pero ¿Y si obviamos que Lucifer está inspirado en la versión del personaje que aparece en Sandman de Neil Gaiman y luego tiene un spin-off escrito por Mike Carey?

¿Como queda Lucifer como un show independiente de ese cómics?

Creo que esa es la opción más saludable para ser justos con este show. Porque después de todo, Lucifer es una serie más, construida sobre la idea de la policía seria y correcta trabajando con el consultor raro. ¡Pero funciona muy bien!

Y no es ninguna sorpresa.

Tom Ellis (Lucifer) es el gran responsable de que funcione y para ello cuenta con el soporte de Lauren German (Chloe Decker). Su Lucifer no es ni la mitad de astuto, inteligente y poderoso que el de los cómics, pero es infinitamente más encantador y por ello, más fácil de querer para el público general.

A lo largo de la serie hubo episodios que sinceramente fueron débiles desde el punto de vista narrativo y algunos chistes puede que hayan sido muy repetitivos, pero cuando la serie no se dedicaba a los casos de la semana y exploraba la mitología, realmente brillaba.

La estructura del show no puede prescindir de los casos de la semana, pero a pesar de esa narrativa, hay cierta solidez en la historia del ángel caído que abandonó el infierno harto de los designios de su padre. Lo que terminó de salvar la serie para mi fueron los últimos episodios, cuando el señor Morningstar descubrió a que se debía su perdida de la inmortalidad.

Esto trajo más preguntas que respuestas, pero el show creado por Warner Bros hizo buen uso de este punto en el argumento, dejando la mesa servida para una segunda temporada. Otro punto de interés fue la relación entre Amenadiel y Lucifer, que le dio un matiz interesante a las relaciones dentro de la serie.

Particularmente hilarante fue la escena en la que Amenadiel (D.B. Woodside) y Lucifer hablan con la doctora Linda Martin (Rachael Harris). No puedo esperar a ver que más nos trae este duo de hermanos en conflicto y además, ver como otros ángeles entran en escena.

Ciertamente esta versión de Amenadiel es menos insoportable que la del cómic, lo cual es un soplo de aire fresco… no es que no sea un imbécil como el original, pero es bastante menos imbécil.

También hubo un gran avance en el desarrollo del personaje de Mazikeen (Lesley-Ann Brandt) en los últimos episodios. Desde su relación con Trixie, luego con Linda e incluso congeniando con Chloe, le hemos visto adquirir mayor preponderancia en los episodios finales, cuestionando su relación con el Cielo y el Infierno.

El final de temporada abrió la puerta a más elementos sobrenaturales en la serie y creo que esa es la única manera en la que este show puede sobrevivir. Juzgándole por sus méritos y obviando su fuente de inspiración, Lucifer es un show bueno, pero que aún no explora su verdadero potencial.

Para ello debe empezar a narrar una historia más cohesiva de cara a su segunda temporada, ya asegurada por Fox, donde se explote más la condición sobrenatural de su protagonista y se deje en segundo plano el formato de crimen de la semana.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en TV

¡Mira esto!

IWGP tendrá música de The Pinballs e INNOSENT in FORMAL

(Madrid, 17 de Septiembre. O’kuroku Webzine).- El anime IWGP (Ikebukuro West Gate Pa…