Inicio TV Los fans somos el mayor peligro para la buena televisión
TV

Los fans somos el mayor peligro para la buena televisión

18 minuto leer
0

(Madrid, 24 de Mayo. Yakuza Webzine).- Cuando el Tio Ben dice que con un gran poder viene una gran responsabilidad, los fans deberíamos escuchar más atentamente. Reflexionando sobre las muchas polémicas tras los fans de las series, no puedo dejar de pensar que el mayor peligro para esta “era de oro” somos justamente los fans.

Muchos factores se suman para que estemos en el mundo en que vivimos. Ser aficionado a los cómics, la fantasía o la ciencia ficción ya no es cosa de pocos. Somos legión. Nos contamos por millones. Es eso lo que ha causado una revolución en la creación de contenido para la televisión y el cine. Somos un consumidor valioso. El más valioso.

Desde el año 2000, cuando se estrenó la primera X-Men, la cantidad de films basados en propiedades de cómics se disparó. A inicios del milenio también despegaron las adaptaciones de libros de fantasía con The Lord of the Rings y Harry Potter en 2001. La ciencia ficción también empezó a ganar más espacio en el mainstream, lo mismo que el ser gamer, el anime y pare usted de contar.

El mundo ha cambiado mucho desde que se hizo Revenge of the Nerds en 1984. Es mucho lo que ha cambiado desde la hoy aclamada serie Freaks and Geeks de 1999-2000 e incluso desde el estreno de The Big Bang Theory.

Hoy en día ser un fanático empedernido de un show, de una serie de películas, libros o lo que sea es una seña de identidad, de orgullo. Además las redes sociales nos han dado una voz y vaya que nos hacemos oír. Los fans ahora somos más que un número de rating para las televisoras, que una entrada más o menos de cine vendida. Hoy más que nunca tenemos poder y ese poder nos está corrompiendo.

¿De que hablo? De la cada vez más frecuente tendencia de los fans a exigir a los creadores de contenido que complazcan sus demandas y aspiraciones. El hecho de que ahora seamos escuchados es un logro, uno que no cambiaría por nada, pero como fans debemos aprender, como ya dije al principio, que un gran poder conlleva una gran responsabilidad.

LGBTQ Fans Deserve Better

We Deserve Better - The 100
Imagen: http://perky-psycho.tumblr.com/

Una de las grandes victorias que la modernidad nos ha dado es que cada vez más se reducen las brechas de representación en la ficción. Cada vez hay más personajes negros en posiciones de poder o como protagonistas en la televisión.

Cada vez son más las mujeres que asumen el comando en historias de acción y no temen compartir la carga con los hombres. Lo mismo ocurre con otras minorías en EEUU, cada vez más representadas y con mayor importancia. Ahora es casi inevitable cumplir con una cuota. Esto vale también para la diversidad sexual. Los personajes de cualquier inclinación fuera de la “norma” han dejado de ser un complemento introducido con fines humorísticos y se hace sin alharacas, sin que nadie se alarme por ello.

Entonces llegan las y los fans desquiciados y quieren imponer su ley a los creadores de contenido… y de la peor manera. ¿A que me refiero? A la polémica absurda detrás de la serie The 100. Fans boicoteando el show que hasta hace poco tiempo amaban solo por la muerte de un personaje, una mujer fuerte… y lesbiana.

Afirman que Jason Rothenberg les engañó y les manipuló solo para luego matar a su amado personaje que era un rol positivo para chicas lesbianas. ¿En serio? ¿Creen que el director mató a su gallina de los huevos de oro solo para hacerlas enojar? Puede que la muerte haya sido un poco mal escrita, como lo fue la de otro favorito de los fans en el mismo show, pero eso no quiere decir que exista una conspiración macabra para herir a la comunidad LGBTQ como quieren hacer ver.

Si, se merecen un mejor trato amigos geek de la comunidad LGBTQ, pero una cosa es igualdad y otra es que los guionistas tengan que escribir para complacerles. Si un personaje va a morir no es simplemente por su sexualidad, puede haber motivos narrativos o fuera de la historia para forzar su salida. Si lo achacan a su sexualidad están haciendo lo mismo que critican. Pueden quejarse de que la muerte quizás estuvo mal escrita, pero no de que maten a un personaje y menos en esa serie. Y eso que a mi también me entristeció el final de ese personaje… y del otro.

If Daryl Dies We Riot

If Daryl Dies We Riot - The Walking Dead

Eso nos lleva a The Walking Dead, una serie que se construyó sobre la premisa de que casi cualquiera puede morir. Todos sabemos que Rick Grimes no morirá, al menos no hasta el final y que Carl es prácticamente inmortal luego de recibir dos heridas casi fatales y salir en pie ¿Pero de resto? Nadie debería estar a salvo.

Todo empezó con Daryl. Un personaje que no existe en los cómics, pero que fue introducido en el show y enamoró a la audiencia. Y me incluyo. El tipo es un badass y Norman Reedus lo ha hecho excelente. Pero el amor por el personaje provocó un movimiento que parece que ahora amarra a los guionistas: Si matan a Daryl nos amotinamos.

Y así ha sido. Tanto, que la serie ha perdido atrevimiento y ahora no mata a nadie del grupo más central de personajes. Carol es intocable. Maggie está fuera de peligro. Con Michonne no te metas y claro, por favor no maten a Glenn. Aun no sabemos a quien mató Negan y eso fue un síntoma más del miedo patológico que los guionistas y productores de la serie le han tomado al fandom. No se atreven a enojar demasiado a la audiencia y la serie ha sufrido en consecuencia.

Game of Thrones y la sexualidad

Con Game of Thrones también han sido infinitas las polémicas y en cierta manera con razón. En una era en la que todo el mundo es hipersensible y con una tendencia a quejarse en exceso en redes sociales, este show ha jugado al borde del abismo demasiado tiempo.

Si, en efecto en la serie han abusado del recurso de la violación. Han abusado del mostrar a mujeres desnudas y apenas si presentan a hombres en la misma posición. En general la violencia contra las mujeres ha sido un tanto excesiva.

Y si, no les falta razón. La cantidad de artículos atacando al show en toda clase de medios lo prueba. Muchos dicen que presentar estos comportamientos en televisión puede ser negativo porque hace que las personas pierdan sensibilidad ante el muy real problema de la violencia contra la mujer y que puede motivar más abusos y allí es donde yo trazo la línea.

¿Me están viendo la cara de tonto? La educación empieza por la casa y si bien los medios de comunicación tienen un gran efecto en la juventud, las personas que en verdad asumen comportamientos violentos no lo hacen por culpa de la televisión. Los violadores no de vuelven violadores luego de ver a Ramsay Snow abusando de Sansa Stark.

Supernatural y el shipping

El longevo show de The CW, Supernatural, parece a primera vista una serie para machos. Dos hermanos badass recorren EEUU en un muscle car al ritmo de heavy metal de los 70 y 80 matando demonios y al menos uno de ellos conquistando cuanta mujer puede. Pero lo cierto es que la mayor parte de los fans de esa serie son mujeres. Y unas mujeres muy vocales sobre lo que esperan de la serie: emparejamientos entre sus protagonistas masculinos.

Parejas homosexuales es lo que esperan y lo gracioso es que son más mujeres heterosexuales que hombres gay. Y si, quizás el show ha abusado un poco con el subtexto gay y las bromas seguidas de un “No Homo”, pero los fans están fuera de control.

El Destiel, el Wincest o el Sastiel déjenlo para los fanfics por amor a Cristo. La locura de algunos fans impulsó una campaña para sacar a Misha Collins de la serie. La insistencia con las preguntas sobre los shippings incomodó tanto a Jensen Ackles que vetaron ese tipo de preguntas en convenciones. Y si, los fans han mantenido el show con vida, pero eso no hace menos cierto que también lo arruinan para los que no están interesados en los ships ente hombres y menos aun entre hermanos.

Y allí no para. Las pasiones que desatan ciertos shows y las reacciones excesivas de sus fans son para temer en otras series de antes y de ahora, como Teen Wolf, The Vampire Diaries, Veronica Mars, Sherlock, Doctor Who o Glee. Y eso por no hablar de los fans de series animadas como My Little Pony: Friendship is Magic.

Estas actitudes de presionar y presionar para ser complacidos no van a matar a la buena televisión, pero si pueden matar a buenos shows al coartar la libertad de sus creadores de narrar la historia que quieren, para complacer a los fans ciegamente. Reflexionen un poco y recuerden, es solo ficción. Si no les gusta ya, no la vean más.

Por Amilcar Trejo Mosquera (@senseiagot)
Imágenes: Pertenecen a sus respectivos dueños

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en TV

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Japan Weekend Madrid regresa con su primera edición de 2020

(Madrid, 14 de Febrero. O’kuroku).- Con 18 invitados del mundo del anime, música, co…