Inicio Cine En defensa del «odiado» Kylo Ren

En defensa del «odiado» Kylo Ren

17 minuto leer
0
0

(Madrid, 26 de Diciembre. Yakuza Webzine).- Star Wars: The Force Awakens ha generado un interes tremendo y mucho del debate sobre la calidad del film se ha centrado en un personaje: Kylo Ren. La mayoría de las opiniones con respecto al nuevo villano de la saga galáctica son negativas y por ello hoy me lanzo a la tarea de defenderlo.

Como fan de Star Wars desde mi infancia he conocido una gran cantidad de villanos en la Galaxia creada por George Lucas. Desde Darth Vader y el Emperador Palpatine o Darth Sidious a Jabba el Hutt. Ni hablar de todos los servidores del lado oscuro en infinidad de novelas, videojuegos y cómics. Sin embargo, nunca antes hubo un villano como Kylo Ren.

El Maestro de los Caballeros de Ren está a mitad de camino entre Joffrey Baratheon y Darth Vader, con unos matices muy particulares que requieren que haga, desde ya, la advertencia: Si no han visto la película dejen de leer aquí.

¿Siguen conmigo? Bien, porque ahora empiezo en el terreno de los spoilers.

Kylo Ren es Ben Solo, hijo de Han Sol y Leia Organa. ¿O deberíamos decir Leia Skywalker? Por lo tanto, su abuelo es Anakin Skywalker, el elegido por la fuerza para traer el balance. ¿Que cayó al lado oscuro y casi aniquiló a los Jedi? Es cierto, pero en su último momento, Darth Vader volvió a la luz al rehusarse a matar a su sangre y eliminar a su maestro, acabando de esa manera con la influencia del lado oscuro. Al menos por un par de décadas.

Al ver The Force Awakens nos encontramos con un personaje ataviado con una túnica negra, capa y un casco negro que altera su voz y pensamos de inmediato: Darth Vader 2.0 y estamos en lo cierto o al menos eso es a lo que aspira Kylo, a vivir a la altura del «mito» de su abuelo, el señor del Sith.

Pero lo cierto es que el mayor temor del joven Ben Solo es que por más que desee enseñorearse en el lado oscuro de la fuerza, quizás no podrá alcanzar las alturas de los logros del gran Vader, el terror de la Galaxia. Y lo cierto es que no puede ¿Como podría?

La sombra de Vader

Darth Vader, el máximo villano, pero que no alcanzó su potencial

Darth Vader es el villano por antonomasia de La Guerra de las Galaxias. Pese a que el emperador es supremamente más malvado, manipulador y oscuro, no logra compararse con el impacto de Vader, un ser amenazador y letal, que cuenta con un carisma irrefrenable y una voz profunda… aunque solo sea con la mascara puesta. No por nada es considerado uno de los mejores villanos de la historia del cine.

No hay forma de superar a Vader y los realizadores de la película lo tenían claro. Entonces el reto era hacer de Kylo Ren no un villano a la altura de Vader, sino un villano que quisiera ser como Vader y fallara en lograrlo. Pese a ello, debía ganarse nuestro odio desde el vamos ¡Y vaya que lo hizo!

¿Como? Haciendo algo de lo que no fue capaz ni el mismísimo Darth Vader: derramó la sangre de su familia.

Mientras Anakin Skywalker era un ser de la luz, que sintió la atracción de la oscuridad para obtener el poder de proteger a sus seres queridos, Kylo es alguien que sigue el lado oscuro pero siente atracción por la luz. Son dos personajes con motivaciones muy distintas.

Anakin tuvo que abandonar a su madre y entró en el mundo de los Jedi siendo considerado desde el primer día «el elegido». Tal título y las circunstancias en que fue educado como Jedi por un aún inmaduro Obi-Wan Kenobi, le hicieron crecer siendo arrogante, pretencioso y descuidado. Sin embargo, pese a todo su potencial, no fue capaz de evitar la muerte de su madre y la ira que eso le produjo le llevó a cometer su primer acto de maldad.

Luego sabemos lo que pasó, una vez empezó a prever la muerte de su amada Padmé, empezó a anhelar más poder y fue presa de las manipulaciones de Darth Sidious, cayendo al lado oscuro de la fuerza. De allí en adelante Vader convirtió a los Jedi en un cuento del pasado, acabando con casi todos.

Lo que aparentemente nadie le dijo a Kylo es que en su última hora su abuelo volvió a la luz. Tampoco le dijeron que en principio, su caída al lado oscuro se debió a su deseo de proteger a los suyos a costa de lo que fuera. Lo irónico es que esa ansiedad por tener poder para engañar a la muerte de hecho le impidió ser el más poderoso usuario de a fuerza en la historia, detalle que nadie le dijo a Kylo.

Kylo Ren, el espejo distorsionado de Vader

El nieto malcriado que quiere ser como Vader cuando sea grande

De momento desconocemos las circunstancias de la crianza de Kylo Ren, pero si en algo se pareció a lo que ocurrió con los hijos de Han y Leia en el antiguo Universo Expandido, su juventud estuvo marcada por los conflictos. En tal entorno creció escuchando las leyendas sobre su abuelo, el ser malvado que gobernó con puño de hierro la Galaxia como segundo al mando del emperador.

No sabemos como fue que conoció la historia de su abuelo, pero de seguro fue de una manera distorsionada y en su admiración por el poder de Vader, no entendió nunca cuales fueron las causas reales tras la leyenda. Por lo tanto, su admiración por el padre de su madre y su tío surgió de un desconocimiento de sus verdaderas motivaciones y carácter.

Pero donde las ansias de poder para proteger a sus afectos torcieron a Vader, para Kylo Ren el amor era debilidad y la luz un lastre del que debía librarse. Por eso tenemos a un personaje con un gran conflicto interior, que actúa como un niño malcriado que no sabe controlar su mal humor, pero que además tiene un gran poder.

Se trata de un poder que corre por la sangre de su familia, pero que no aprendió a manejar con propiedad. Después de todo el único que sabe usarlo en su hogar es su tío, quien también tuvo un entrenamiento subpar e incompleto para dominar la fuerza. No es raro entonces que un ser del lado oscuro tentara a Ren con promesas de poder.  

Desde ese punto de vista Ren es un personaje brillante. Es el reconocimiento de que Vader es irremplazable y en su lugar nos entregan a un personaje cuyas emociones en conflicto le hacen inestable, como su tembloroso sable de luz, pero peligroso porque es capaz de atentar contra los suyos, algo que Vader nunca hizo, pese a que casi asfixió a Padmé en Mustafar.

Hay quien se queja de Adam Driver, el interprete de Kylo, pero en lo personal su actuación me pareció bien. Lo que me desagrada es la estupidez de quienes hacen estos castings. ¿Acaso no había algún otro actor que de verdad pudiera pasar por hijo de Han Solo y Leia? Porque lo cierto es que Driver no se parece ni un poco a Harrison Ford o Carrie Fisher y soy incapaz de ver el parentesco ficticio.

Otros se quejan de que Ren empieza siendo amenazador y peligroso y luego fue herido en un brazo por un Storm Trooper (Finn) y vapuleado por una novata que apenas empieza a descubrir la fuerza (Rey). Pero el hecho es que estas cosas no hacen más que reforzar el mensaje: Kylo no es Vader… aún.

Los que levantan esas quejas olvidan el conflicto interno de Kylo, en medio de la luz y la oscuridad, algo que le hacía débil. Olvidan también que su entrenamiento en realidad es precario y que en los pasajes finales de la película acababa de atravesar el trance de asesinar a su padre, luego de lo cual recibió un disparo de la ballesta blaster de Chewie. Hecho que nos recuerdan cuando mientras lucha con Finn y Rey se golpea el mismo donde recibió el disparo.

Emocional y físicamente disminuido, Kylo ya no era el mismo que inició la película deteniendo un disparo de rifle blaster en el aire. Era un muchacho confundido, que tuvo que enfrentar mucha tensión y además estaba herido. Pero no hay simpatía por Kylo. ¿Como puede haberla? Mató a su padre y más que eso, mató a Han Solo.

Pero toda esta polarización en torno a Kylo Ren fue un riesgo calculado por J.J. Abrams y su equipo: la mayoría lo detesta tanto como a Joffrey en Game of Thrones y lo quieren ver morir. Curiosamente unas cuantas féminas quieren abrazar al mocoso odioso y atraerlo a la luz. Un efecto quizás inesperado, pero que contribuye a dotar de encanto a un personaje que fue creado para no tenerlo.

Por estas cosas, considero que Kylo Ren fue una movida maestra en una película que apostó por darnos lo que queríamos en todo… salvo en su villano. ¿Querían a un nuevo Vader? Pues les damos a una copia gris y hacemos que nuestra protagonista se lo diga a la cara. Brillante.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Cine

Mira además

13 de los señores Sith más famosos y relevantes de la historia

(Maracay, 4 de Mayo. O’kuroku).- En el Día de Star Wars, una celebración surgida de …