Inicio Columnas El As Bajo el Manga El As bajo el Manga: Una mirada a “Saint Seiya” de Masami Kurumada

El As bajo el Manga: Una mirada a “Saint Seiya” de Masami Kurumada

10 minuto leer
0
Saint Seiya Manga

 

(Caracas, 24 de Noviembre. Yakuza Webzine) – Estoy seguro que más de uno recordará en su infancia a Saint Seiya como una de las series más entretenidas y violentas en su juventud. En América fue conocida como los Caballeros del Zodiaco, y allá donde se emitió, tuvo un éxito bastante grande.

Sin embargo, este manga no fue profeta en su tierra, y pasó por las tiendas de comics sin mucha gloria ni pena. ¿Qué provocó que esta serie tan icónica para el resto del mundo, no fuera más que otro título más para los japoneses? Aunque dudo que llegue a una respuesta, podemos echarle una ojeada al comic y formarnos una opinión por nosotros mismos.

El protagonista es Seiya, y es lo único que sabremos sobre su nombre bautismal, quien ha regresado a Japón convertido en un Caballero de Atena, y ahora debe luchar contra otros caballeros para obtener una armadura de oro, que le dará mucho más poder del que ahora posee, como condición para encontrar a su hermana mayor perdida. Dicho torneo es organizado por la Fundación Kido, cuya presidenta es una niña de 15 años llamada Saori Kido. Que una fundación de aparente función benéfica organice un torneo de artes marciales con superpoderes escapa a mi comprensión.

Sin embargo, la situación se pone más intensa. El Patriarca del Santuario no está de acuerdo con el mencionado torneo, y envía a diversos caballeros para enfrentar a los participantes bajo acusación de traición, pero un juego de intrigas propio de una telenovela provoca que el torneo se cancele y la armadura de oro sea robada, iniciando así un trepidante y sangriento viaje de combates, muerte y destrucción que hicieron delicias en la pantalla chica, pero que en el comic resultan en algunas ocasiones, anticlimática.

Lo que me sorprende de este argumento es que conforme avanza, se van añadiendo más detalles al pasado de los Caballeros que no pienso revelar aquí (el hecho que sea un comic bastante viejo no significa que todo el mundo lo ha leído), dividiéndose la historia en diversas sagas donde los héroes se enfrentan a Dioses de la mitología griega, hasta llegar al climax de la historia, el enfrentamiento contra el Dios Hades, el verdadero supermalo de esta historia.

Si me preguntan mi opinión respecto al argumento, es bastante básico. No es precisamente la historia más elaborada del mundo, pero cumple muy bien su objetivo: Mantenerte pegado a las páginas. Hay que borrarse el disco duro de nuestro propio cerebro y olvidar todo lo referente a la animación, porque el cómic es completamente diferente. Su momento cumbre es la última parte, de la que no develaré detalles, aunque el final de la historia deja mucho que desear, mucho más con el anticlimax de (ALERTA DE SPOILERS) la aparición de la hermana de Seiya en el último minuto, quien había vivido con amnesia durante todo este tiempo en un pueblito cercano al santuario, y que aparece solo porque el libreto así lo exige.

Sin embargo, me desagradó el estilo de dibujo de su autor. Masami Kurumada tiene la mala costumbre de dibujar las caras de todos sus personajes iguales. Basta con quitarle el cabello a cada uno de sus personajes para darse cuenta que son irreconocibles unos de otros, incluso si comparamos hombres con mujeres. Existen paneles de dibujo bastante dinámicos y excelentemente detallados, y los villanos menores, característicos por ser feos y caricaturescos, se reconocen facilmente, pero los protagonistas y antagonistas principales son clones sacados de la poca habilidad del dibujante a la hora de hacer personajes. El señor Kurumada se esmeró bastante en el diseño de las armaduras y en algunos extras, muestra como se organiza la armadura para formar el ser mitológico que representa, pero dejó de lado a los seres humanos que las visten.

En conclusión, Saint Seiya no es precisamente el mejor comic de la historia. Su estilo de dibujo es ambivalente por el defecto de los rostros y puede generar un poco de rechazo, pero su argumento, pese a lo básico, cumple su objetivo. Se nota una evolución positiva en la historia conforme nos vamos acercando al final y permite que el lector resista un poco más al pasar las páginas hasta el siguiente capítulo. Solo lamento el anticlimax de la hermana de Seiya al final. Si el comic se hubiera centrado un poco más en esa historia, el valor dramático del comic hubiera mejorado. Pero se agradece el gesto de acordarse de ella.

Mi valoración es de 3 de 5 estrellas.

Por Tulio Ramírez (star_knight80@hotmail.com)

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Redacción Okuroku
Cargar más en El As Bajo el Manga

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (2)

Sin Comentarios

  1. Khydo

    25/11/2013 en 3:42 am

    Yo soy fan de Saint Seiya desde que puedo recordar, en cuanto a la historia es cierto hasta podria ser algo repetitiva y se pudiera explotar un poco mas (como en los spin off).
    Y si halgo influyo en el exito (del anime) fue el rediseño de Shingo Araki y el OST, aunque eso ya es otra cosa…

    Responder

    • Sensei Agot

      25/11/2013 en 11:26 pm

      Lo reiterativo de las primeras sagas es increíble la verdad, el mismo esquema calcado. Pero en fin, igual es divertida

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

El Ministro de Cultura y Deporte inaugura esta tarde Madrid Games Week 2018

(Madrid, 18 de octubre. Nota de Prensa).- Hoy a las 13.00 horas, el Ministro de Cultura y …