Inicio Cine Del papel a la gran pantalla: Los Juegos del Hambre – Sinsajo Parte I

Del papel a la gran pantalla: Los Juegos del Hambre – Sinsajo Parte I

9 minuto leer
0
0

(Lechería, 24 de Noviembre, 2014. Yakuza Webzine) Los Juegos del Hambre: Sinsajo – Parte 1 es la tercera entrega de la serie basada en los libros de la autora Suzanne Collins. Acabo de salir de la sala de cine, y me siento muy satisfecha con lo que vi hoy.

Como las primeras dos películas, esta también nos trae excelentes interpretaciones de los actores y trae a la vida la historia de una manera que, en mi opinión particular, la segunda película no logró. Jennifer Lawrence repite su rol como Katniss Everdeen, y el difunto Phillip Seymour Hoffman hace un papel muy bien logrado como Plutarch Heavensbee, quien, en palabras de mi acompañante en la tarde de hoy, es el Joseph Goebbels de la historia, pero sin tanto odio.

Sinsajo trata de los eventos que ocurrieron después de que Katniss y los otros tributos huyeran del Vasallaje de los 25, y se aliara con el presuntamente extinto Distrito 13 y otros rebeldes para derrocar al tiránico Presidente Snow y al Capitolio. Más de la mitad de este libro Katniss se ve reducida a ser un símbolo de propaganda utilizado por el Distrito 13 y su presidenta, Alma Coin, para avivar las llamas de la rebelión que sus acciones causaron en Los Juegos Del Hambre: En Llamas. En mi reseña de esa película, uno de los puntos débiles para mí fue el poco énfasis que le dieron a la creciente insatisfacción de los Distritos con las acciones del Capitolio, y cómo el Presidente Snow intentó sin éxito apagar las llamas de la guerra que son las que nos traen los eventos de esta entrega. Y temía que pasara algo similar en esta ocasión, porque según lo que recuerdo del libro, más o menos la primera mitad trata de Katniss siendo básicamente una modelo para las propagandas de Coin, frustrada por no tener mucho peso en las decisiones que se tomaban ni mucha acción en la trama, viendo básicamente cómo la convertían en un peón más. Claro, esto servía a un propósito que era que los lectores nos diésemos cuenta de la ambigüedad en la moral de la propaganda y la manipulación de la ignorancia del público, además de que es poco probable que Katniss, una adolescente sin experiencia de nada, llegase al Distrito 13 y dijera «hey, saben, yo soy el Sinsajo, así que de ahora en adelante aquí mando yo».

Gracias a Deus no fue así.

Si bien no estaba muy contenta con la idea de dividir Sinsajo en dos películas (sí, vale, tranquilo, Lionsgate, puedes sacar el dinero de mi bolsillo, no hay problema), ahora lo agradezco, porque el tiempo extra permitió explorar la historia con más calma y desarrollar mejor a los personajes. Ahora siento un poco más de empatía con Katniss.

La representación del Distrito 13 evoca lo opresivo de su gobierno (los uniformes, la manera en la que viven), e incluso le hacen guiños a los Nazis en un discurso de la Presidenta Coin, pero a pesar de eso Coin es un personaje más simpático en la película que en el papel. De la misma manera, le dan al Capitolio y al Presidente Snow una semblanza de ideología que, si lo piensan, puede tener cierto atractivo para la gente no sólo del Capitolio sino de algunos ciudadanos de Panem.

La moda del Distrito 13 no es muy... variada
La moda del Distrito 13 no es muy… variada

En cuanto al romance, en mi reseña anterior no tuve mucho que decir al respecto y en esta tampoco, porque para mí no es tan importante, aunque se que para muchos esa es su parte favorita de la historia, pero creo que en este libro, sin ser obvios al respecto, desarrollan mucho más los sentimientos de Katniss hacia Peeta y los de Gale hacia Katniss, y no cuento más, porque si lo hago es un spoiler muy grande.

Estoy segura de que los fans más acérrimos de los libros tendrán sus quejas, pero yo me siento satisfecha. Vi a una Katniss más humana, menos centrada en sus propios problemas y más consciente de lo que la rodea, dispuesta a sacrificarse para salvar a sus seres queridos. Vi a un Panem revolucionado por el canto del Sinsajo, y los extremos a los que los Distritos eran capaces de llegar. Vi a Peeta roto, a Effie con ropa más espantosa que nunca, a Prim darse cuenta de su capacidad para ayudar, a Haymitch sobrio, a Gale ponerse nuevamente en la línea de fuego para luchar por lo que cree, y por encima de todo, una película muy entretenida que logró una muy buena adaptación del que, en mi opinión, es el más flojo de los libros de esta serie.

Y ustedes, ¿qué opinan?

Por Jessica (@jekodama)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por jekodama
Cargue Más En Cine

Mira además

Amy Lee deja su lado gótico para un nuevo disco infantil

(Bogotá, 20 de Agosto, 2016. Yakuza Webzine).- La vocalista de la multipremiada banda de r…