Inicio Cine En Llamas: Las probabilidades nunca están a nuestro favor

En Llamas: Las probabilidades nunca están a nuestro favor

10 minuto leer
0
0

(Lechería, 27 de Noviembre, 2013).- Si no han visto “Los Juegos Del Hambre”, no tienen nada que hacer aquí, y mucho menos viendo “En Llamas”, porque es una secuela de la anterior. Vean “Los Juegos Del Hambre”, luego “En Llamas” (y si pueden, léanse los libros), y una vez hayan hecho eso, vuelvan aquí.

¿Ya?

Ok, empecemos de nuevo. Si no han visto “Los Juegos Del Hambre”, no hay problema, esta secuela no va a ninguna parte a donde no haya ido la primera. Ambos films tratan de una sociedad distópica que se volvió loca, que castiga a sus ciudadanos usando una lotería en la que escogen a 12 chicos y 12 chicas, un par de cada “distrito”, todos entre los 12 y 18 años de edad, los lanzan en un lugar a matarse entre ellos, y el último en quedar es el ganador. Ah, y transmiten la matanza 24/7 por TV (y obligan a todo el mundo en los distritos a verlo). Todo esto es para hacer sentir culpables a los ciudadanos por una revolución que ocurrió hace más de 70 años. Es como una versión macabra de aquel programa de televisión, “Sobreviviente”, pero sin el pantaleteo.

Los actores son los mismos que en la primera película, y la primera mitad es… nada. Bueno, no exactamente nada, es una progresión lenta hasta el punto en que la verdadera acción empieza (la segunda mitad), y todo termina dejándonos bien claro que todavía falta por ver. Suena como algo malo, pero funcionó muy bien para la primera película. Creo que para esta no tanto.

Así que aquí estamos de nuevo, con una antisocial Katniss (interpretada por la mercurial Jennifer Lawrence), su compañero Peeta (hola, Josh Hutcherson), su mejor amigo, Gale (hola, Liam Hemsworth), su el mentor borracho, Haymitch (gracias, Woody Harrelson, por una excelente caracterización),  su asesora, Effie (la irreconocible Elizabeth Banks) y el Presidente Snow (Donald Sutherland siendo un sicofante amargado siempre viene bien).

El twist de esta historia es que el plan del Capitolio para mantener a la ciudadanía oprimida se le está saliendo de control, como dice el dicho “se les fue el tiro por la culata”. En vez de volverse más serviles y sumisos, se están molestando. Mucho. La idea de hacer que niños maten a otros niños, y luego culpar a la población de que eso ocurra ya no está funcionando.

Esbirro # 1: Presidente Snow, ¿qué hacemos ahora?

Presidente Snow: ¡Los castigaremos más! ¡Hagamos que los sobrevivientes de los Juegos anteriores se maten entre ellos! ¡Eso les enseñará quién manda!”.

Hasta ahí todo bien…

PERO.

Pero a la película se le olvida mostrar al gobierno mostrándole a la gente lo que ocurre. Se supone que la gente está en sus casas, viendo por TV los Juegos, y sintiéndose mal por todo lo que ocurre. Ahora bien, yo no estaba en el cine con la boca abierta y los ojos llenos de lágrimas (como las niñas de 14 años sentadas en la fila del frente) durante la extremadamente larga (146 minutos) película. Pero tampoco me estaba quedando dormida o me fui al baño o a comprar chucherías. Pero recuerdo claramente, o mejor dicho, no recuerdo, que en ningún momento hayan mostrado a la población viendo qué ocurría en los Juegos, sólo a la gente del Capitolio y los creadores de los Juegos lo estaban haciendo. Creo que eso precisamente es lo que no me vendió la película, que perdió la oportunidad de mostrar lo que realmente estaba sucediendo con la gente, y ¿no era ese el punto? Claro, Katniss y compañía siempre serán el centro de la acción, pero me parece que perdieron la oportunidad de darle a la audiencia una información importante.

Por el lado positivo, la película tiene unos efectos visuales excelentes (la niebla ácida es mi efecto favorito), y junto con Woody Harrelson y Donald Sutherland, el recién llegado Phillip Seymour Hoffman hace una muy buena impresión de “¿será bueno o será malo? Oh, rayos, es PEOR. Los nuevos aliados de Katniss, Sam Claflin como Finnick Odair y Jena Malone como Johanna Mason, también hicieron un buen trabajo.

Volviendo a lo que a mí me parece que está mal con la película: El final. Es DEMASIADA información que nos escupen como en 3 minutos, y si no has leído los libros es casi imposible entender qué es lo que está pasando realmente. Así de sopetón nos lanzan revelación tras revelación, y nos enteramos de que ciertas personas y situaciones no son realmente como creíamos que eran, sin embargo no se molestan en explicar NADA. Creo que si hubiesen cerrado con un poquito más de información de lo que viene en el tercer libro, el final hubiese quedado más “cerrado”, y hubiese sido una transición más fácil para la audiencia.

¿Es una mala película? PARA NADA. Es una adaptación bastante buena, en realidad, pero creo que cometió el mismo error del libro, que dejó mucha información para las últimas tres o cinco páginas y tuvo un final muy abrupto. En mi opinión, la caracterización fue muy buena, los efectos fueron divertidos, la música estuvo bastante bien. Pero si me ponen a escoger entre esta y la anterior, escojo la anterior.

Así que a esperar la próxima entrega, y que las probabilidades siempre estén a su favor.

Guion: 8/10
Actuaciones: 8/10
Cinematografía: 8/10
Dirección: 7/10
Banda Sonora: 7/10
Puntuación Total: 7.5/10

Por Jekodama (@jekodama)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por jekodama
Cargue Más En Cine

Mira además

Amy Lee deja su lado gótico para un nuevo disco infantil

(Bogotá, 20 de Agosto, 2016. Yakuza Webzine).- La vocalista de la multipremiada banda de r…