(Madrid, 4 de Junio. O’kuroku).- En las últimas semanas los medios de comunicación frikis y los que no lo son han estado siguiendo muy de cerca la carrera por el trono de la taquilla. La lucha Avengers: Endgame vs Avatar.

Una competencia que es una falacia, pero que no deja de fascinarnos. Y me incluyo. Yo también he seguido muy de cerca la carrera y no dejo de entrar cada lunes en Box Office Mojo para ver cuánto falta para que ocurra el proverbial sorpasso.

Mi obsesión con la taquilla precede con mucho al Avengers: Endgame vs Avatar que vivimos hoy. Desde principios del milenio soy seguidor del tema y me he familiarizado con su lenguaje, sus códigos y sus peculiaridades.

Y aunque reconozco el valor de la posición de vanguardia en las distintas listas, lo cierto es que hay estadísticas más importantes que el dinero que gane la película para determinar su éxito/fama.

¿Superará Avengers: Endgame a Avatar?

Antes de profundizar el por qué el trono no significa tanto como pensamos (y me incluyo de nuevo, yo también quiero a los Vengadores en la cima), hablemos de si es posible que se produzca el cambio de guardia.

Hoy, creo que es posible. Pero lo cierto es que Endgame ha probado tener menos  “legs” o menos recorrido que incluso otros films del MCU. En este momento, el final de la Saga del Infinito tiene unos 2715 millones contra los 2788 de Avatar. Ambos escenarios son posibles, puede que supere a la película de James Cameron o puede que no.

Endgame debutó a lo bestia. La demanda inicial de la película fue enorme porque todos querían evitar los spoilers. En un mundo con tantas opciones de entretenimiento, el estreno de la película 22 de Marvel fue un verdadero evento cinematográfico.

Más de 1200 millones en su primer fin de semana fue una cifra que hizo soñar con que pulverizase todas las marcas, incluso las verdaderamente importantes que mencionaremos luego, pero no ha sido tan fácil.

Es difícil en el escenario actual mantener el interés por mucho tiempo. Y Avengers lo sufrió. De su primera a su segunda semana, la película recaudó un 60% menos. Esa cifra se redujo otro casi 57% para la tercera semana y otro 50% para la quinta. Solo en la sexta la sangría fue menor, con una caída de un 34%.

La próxima semana sabremos cuanta fue la caída de la semana en curso, pero no será menor. Como un film muy “frontloaded” o con mucha carga delantera, la mayor parte de la audiencia interesada en las películas de Marvel, la vio en su primera semana. Luego algunos han repetido 2 y 3 veces, pero el público general ya perdió interés.

En cambio, en su momento Avatar tuvo un inicio “menos auspicioso”. En su fin de semana debut la película recaudó menos de 300 millones. No me malinterpreten, es una cifra más que respetable, pero si solo nos basamos en el debut, Endgame la destruye incluso al tener en cuenta la inflación desde 2009.

La verdadera fortaleza de Avatar fue su recorrido. Como el boca a boca del público hizo que más y más personas se sumaran a la experiencia. En Estados Unidos, la segunda semana de Avatar incluso recaudó un 6,9% más, lo cual es una rareza en la industria.

Hasta que salió de las pantallas a mediados de Agosto de 2010, la película tuvo caídas mucho menos pronunciadas entre semanas. E incluso hubo semanas en las que aumentó con respecto a la precedente. De hecho, su única semana con una caída superior al 50% fue entre el 16 y 22 de Julio, casi 7 meses después de su estreno.  

Avengers estará mucho menos tiempo en los cines que Avatar. Son otros tiempos, los Blu-ray deben estar en las tiendas a 5 meses del estreno. Además, se acerca el verano y cada vez más estrenos, incluidos más films de Marvel, que le empujarán fuera de las carteleras. Incluso si sus caídas entre semanas no fueran tan altas, la película tendrá un máximo de 3 meses en cartelera.

Aún si ese no fuera el caso, Endgame está definitivamente vendiendo menos entradas que Avatar, aunque no hay que lamentarse por eso… Marvel y Disney tienen muchas más formas de recibir dinero por los Vengadores que las que pudo tener Avatar en su momento.

El verdadero éxito de una película

India y Japón, dos de los mercados de cine más grandes del mundo, no tanto por el dinero que generan como por la cantidad de películas que producen internamente, tienen un método distinto para medir el éxito de un film. Si bien el monto generado en taquilla cuenta, su estadística principal es la cantidad de boletos vendidos.

Y eso es lo que de verdad importa al considerar un detalle clave: Los precios de las entradas cambian con el tiempo, y nunca a la baja. Por eso en Box Office Mojo tienen una lista sobre la taquilla de las películas ajustada a la inflación en Estados Unidos.

Ese ranking es esclarecedor. La película que lo encabeza se estrenó en 1939 y entonces, hace 80 años, recaudó la barbaridad de 402.35 millones de dólares en todo el mundo, de esos unos 200 en Estados Unidos (incluyendo las cifras disponibles de sus reestrenos). Se trata de Lo que el viento se llevó.

Ajustada a la inflación, esa película habría hecho solo en EEUU unos 1.822 millones de dólares. Le escoltan Star Wars (1977), The Sound of Music (1965), E.T. (1982), Titanic (1997), Los Diez Mandamientos (1956), Tiburón (1975), Doctor Zhivago (1965), El Exorcista (1973) y Blanca Nieves y los Siete Enanos (1937).

Salvo Titanic, todas esas películas preceden a Internet. Algunas preceden a la televisión por cable y la satelital. A las consolas de videojuegos. Ni hablar de los Smartphones o las redes sociales.  Con tantas distracciones modernas, independientemente del monto total que gane un film, el hecho de que consiga una audiencia global ya es un logro.

Si la lucha Avengers: Endgame vs Avatar se salda con los héroes de Marvel en el trono, la noticia llevará un asterisco: No habrá vendido más entradas que muchas otras películas.

Pero eso no importa. Se habrán vendido millones de Funkos y cualquier otra forma de merchandising que se les ocurra. Una cantidad enorme de copias del Blu-ray, tanto por separado como en colecciones junto a otras 21 películas de Marvel. Y de no tener planes Disney de lanzar su propio servicio de streaming, también habrían cobrado por los derechos a Netflix. Sin olvidar los ingresos por las entradas a los parques de Disney por sus atracciones basadas en personajes de Marvel, o los cómics que la “Casa de las Ideas” pueda vender en el proceso.

Ser primero o segundo es irrelevante cuando se gana tanto dinero. Aunque ser el número 1 se ve bonito, más importante es ser rentable y desde ese punto de vista, la película más exitosa de la historia ni siquiera entra en la competencia Avengers: Endgame vs Avatar. Es una modesta película que costó solo 15 mil dólares y que Paramount adquirió por solo 350 mil dólares: Actividad Paranormal.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Cine Americano

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Guía de las series de anime de Netflix (Agosto 2019)

(Madrid, 8 de Agosto. O’kuroku).- Tenía pensado escribir reviews sobre dos anime de Netfli…