Inicio Manganime Anime 91 Days: Todo muy bien, hasta que terminó

91 Days: Todo muy bien, hasta que terminó

10 minuto leer
8

(Madrid, 20 de octubre, Yakuza Webzine).- Una de las series más prometedoras del verano, por no decir, de hecho el mejor animé de la temporada, en realidad terminó con muy poco de lo que había prometido. 91 Days era una historia sobre venganza, y lo que menos obtuvimos, fue la venganza que tanto esperábamos.

91 Days lo tenía todo para ser una especie de Death Note un tanto más complicado de explicar. Una buena trama, personajes interesantes y entrañables, una excelente historia de venganza, animación decente y un muy buen soundtrack. ¿El problema? Bueno, que los escritores no parecen haber entendido que la serie se llamaba 91 Days y no 12 Days.

El siguiente review cae en algunos spoilers. Si no han visto la serie, deberían evitar leer esto para no dañarse la experiencia.

¿Qué ocurre cuando al principio de una serie te dan una imagen de apertura con el título “91 Days”? ¿Y luego cada episodio lleva “Día 1, Día 2” en los títulos? Por supuesto que esperas que te cumplan la promesa de pasar los 91 días acompañando a este personaje. ¿Cierto? Bueno, en realidad, en mi opinión personal el primer error de los productores y la casa de animación, fue mantener el misterio de cuántos episodios serían y luego recortar la serie y volverla extremadamente corta, con solo 12 episodios para cubrir toda la trama, que no era para nada corta.

Cuando tienes una serie tan complicada, con distintos personajes que abordar, varias historias qué contar, y más de un posible desenlace, es mejor hacerle honor a tu promesa y darle tiempo a todo. Es decir, tomarte tu tiempo para poder ver a cada personaje crecer, evolucionar, cambiar frente a tus ojos y justificar cada acción y reacción. El verdadero fallo de 91 Days fue su longitud, porque la premisa era fantástica, aunque un poco trillada.

91 Days cuenta la historia de Angelo Lagussa, quien sufrió una de las peores tragedias: Su familia, que estaba involucrada con la mafia, fue asesinada brutalmente frente a sus ojos, siendo él el único sobreviviente. Luego de siete años de espera cocinando su venganza, recibe una carta de un misterioso amigo de su padre, quien quiere ayudarlo a completar sus planes dándole los nombres de todos aquellos involucrados en la noche de la masacre. De inmediato se decide a volver a la ciudad donde mataron a su familia para involucrarse directamente con el hijo del Don, Nero Vanetti, quien poco a poco se va convirtiendo en un manipulable amigo y confidente.

De ahí, la historia toma un giro muy interesante cuando la lealtad de Angelo – ahora conocido como Avilio Bruno – se ve truncada entre Corteo, el único amigo de la infancia que le queda, y Nero, el enemigo mortal a quien desea destruir, pero cuya confianza es la clave para poder acercarse a Don Vanetti, quien fue la mente detrás de la masacre que le cambió la vida.

El verdadero problema es que, aunque vimos la relación entre Avilio y Nero crecer, nunca entendimos, por ejemplo, por qué el hermano de Nero, Frate Vanetti, crea esta enemistad con él, cómo cambia su personalidad de esa manera tan brusca – que, ciertamente podemos asumir fue por una adicción a las drogas – o cómo Corteo decide, luego de tan obviamente haber perdido la razón, volver a confiar en Avilio.

Y ni siquiera puedo sentarme a hablar sobre el final definitivo de la serie, porque todavía estoy intentando entenderlo. ¿Murieron ambos? ¿No murieron? ¿Qué pasó ahí? No entendí nada. De verdad. Es una lástima que una serie que prometía tanto, y se notaba que tenía tanta tela que cortar, se quedara muy corta en sus expectativas por falta de episodios.

Ahora, hablando de lo técnico, el soundtrack estuvo fa-bu-lo-so. De verdad que fue una de las mejores cosas de la serie. Por otro lado, la animación estuvo bastante sólida, a pesar de haber tenido uno que otro problema de edición y los típicos fallos de la época con animación deficiente en tomas lejanas. Pero si a ver vamos, realmente en comparación a muchas otras series de estos últimos años, al menos se le puede dar puntos por intentarlo.

Por otro lado, hubo ciertos agujeros argumentales que no se cerraron correctamente. Nos despedimos de varios personajes durante el trayecto, para no volver a saber de ellos a futuro – un ejemplo era Fio Vanetti -. Ciertas rivalidades no fueron explicadas con detalle, ciertas decisiones fueron tomadas muy a la ligera, y a fin de cuentas, parece que no se pensaron muy detenidamente lo que tenían planeado para cerrar la historia con broche de oro.

No quiero crucificar la serie porque realmente no esperaba demasiadoluego del fiasco que me llevé con Orange – pero sí me causa un poco de tristeza saber que la serie más prometedora de la temporada de verano perdió todo lo que tenía acumulado a nivel argumental por las pobres decisiones que se tomaron al momento de saber que no contaban con los suficientes episodios para cerrar la historia. No digo que el final fuera malo, porque la venganza de Avilio me pareció absolutamente perfecta, pero el cierre de la historia de Nero y Avilio no lo sentí como un final. Es que, honestamente… ni siquiera lo entendí.

Pero bueno, ¿a ustedes qué les pareció? Dejen sus comentarios más abajo, sus opiniones serán bienvenidas.

  • 91 Days: Primeras Impresiones

    (Caracas, 12 de julio, Yakuza Webzine).- El 9 de Julio se estrenó el animé con una de las …
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por VickyFleitas
Cargar más en Anime

¡Mira esto!

Lo mejor del K-pop en el 2018 – Solistas

(Madrid, 07 de enero, O’kuroku).- El 2018 parece haberse ido en un suspiro, pero vay…