Inicio Manganime Anime Wotaku ni Koi wa Muzukashii: El anime Rey del Rom Com ha llegado

Wotaku ni Koi wa Muzukashii: El anime Rey del Rom Com ha llegado

15 minuto leer
0
Wotaku ni Koi wa Muzukashii

(Lechería, 1 de julio. O’kuroku).- Sinceramente, creo que lo único que podría criticar de Wotaku ni Koi wa Muzukashii es que tuviera solamente 11 episodios. ¡Qué gran serie!

En mis primeras impresiones ya decía que esta serie podía ser la revelación de la temporada; sin embargo, debo decir que me equivoqué. ¿Por qué? Porque me quedé demasiado corto. Esta serie vino a pelear la cima en el top de mejores anime de comedia romántica.

Cuando una serie tiene buenos personajes, es atrevida para establecer el argumento, logra crear guiones geniales y divertidos a partir de dicho setting, es capaz de desarrollar a sus personajes sin tener una trama troncal definida, muestra las relaciones de pareja de forma realista, tiene una banda sonora muy buena; y tiene una dirección que logra amalgamar todo lo anterior de una forma brillante, ¿Cómo no va a pelear por la cima?

Y conste que estoy dejando por fuera mucho otros puntos a favor de Wotaku ni Koi wa Muzukashii, o Wotakoi como se le conoce dentro de la comunidad. Podría haber añadido que la serie tiene referencias por montones a otras obras o productos tanto de anime, manga, cine, teatro e incluso anuncios publicitarios; o que este anime no tuvo reparos en partir desde el vamos con sus dos parejas principales ya establecidas.

De hecho, para subvertir aún más ese legendario cliché de que la pareja protagónica debe establecerse en el epílogo; el setting estableció que Hanako y Tarou ya llevaban años saliendo juntos previo al inicio de la serie. Lo que sucede es que eso se vio opacado por el hecho de que Narumi y Hirotaka empezaron a salir justo al final del primer episodio.

Nota_Wotaku_ni_Koi_wa_Muzukashii_Review_01

Claro, acá es menester señalar que todo este argumento proviene del material original. El manga creado por Fujita ya tiene a las parejas perfectamente construidas, por lo que el gran mérito de Yoshimasa Hiraike al dirigir el anime y escribir los guiones fue lograr una excelente adaptación.

A partir de allí, quienes vimos esta serie fuimos testigos de un desarrollo magistral que incluyó varios aspectos clave: 1) Un humor que se sintió fresco y natural. Atrás quedaron esas fórmulas de escenas forzadas, de chistes sexuales para niños de primaria, de explotación del arquetipo del princeso o del género del falso harén japonés.

Y muchos podrían decir que esto se debió a que los protagonistas eran adultos; sin embargo, en otros anime también se tienen protagonistas adultos y sin embargo los creadores hacen que se comporten peor que un adolescente. De hecho, en muchas series (incluidos varios isekai) una de las mayores críticas es que pareciera que el hecho de que el protagonista sea adulto es algo nominal porque nunca se ve en su conducta.

2) Una explotación sin miedo del hecho de que las dos parejas estuvieran establecidas desde el vamos. Dentro de las pocas series que establecen a los protagonistas como pareja desde el inicio o en las primeras de cambio, no todas desarrollan este hecho posteriormente y eso es algo que muchas veces termina pesando.

En algunos casos, el propio establecimiento es mentiroso porque son los clásicos escenarios donde llega una chica que es prometida del prota, pero que en realidad no hay nada entre ellos; en otros, es verdad que la pareja se establece, pero luego se tardan eones para mostrarnos cosas básicas como una cita, una tomada de manos y ni hablar de un beso.

Por fortuna, en Wotaku ni Koi wa Muzukashii no tuvieron reparos en mostrarnos a Narumi y a Hirotaka aprendiendo a ser pareja a un ritmo lógico y creíble. Señores, esto es muy importante. Si ya con adolescentes es totalmente irreal verles pasar toneladas de episodios para que tengan el valor suficiente para tomarse de la mano; con adultos aquello resulta en una abominación.

Fue maravilloso poder ver tanto a Momose como a Nifuji ir creciendo como pareja a través de experiencias, gracias al apoyo de sus amigos y sobre todo a decisiones tomadas producto de una madurez acorde a su edad.

Por otro lado, la pareja de Hanako y Tarou le presentó a la audiencia una dinámica muy poco vista dentro del anime. Hagamos un ejercicio mental, ¿Cuántas parejas protagónicas recuerdan que para el inicio de la serie tengan años saliendo juntos? Y no me refiero a esas parejas que viven separadas a pesar de tener años juntos. Es más, ¿Cuántas parejas dentro del anime conocen que tengan años juntos al inicio de la serie?

A lo sumo, podrán decirme los padres de los protagonistas o alguna pareja adulta por allí; no obstante, esas parejas en su mayoría no tienen ningún tipo de relevancia salvo ser plot points en algún momento (a veces, ni siquiera eso). Por ende, el caso de Hanako y Tarou es casi inédito no sólo dentro de la comedia romántica sino en el anime en general.

Obviamente, eso generó mucha expectativa porque desarrollar a ambos personajes era todo un reto; sin embargo, tras ver la serie quedó claro que la ejecución fue simplemente fantástica. Al ver a Koyanagi y Kabakura era fácil identificarlos con nuestras propias experiencias o con las de personas en nuestro entorno (fueran otaku o no)

Y este es el gran secreto de esta serie. Su naturalidad y realismo al desarrollar la trama y los personajes generó que la audiencia pudiera identificarse plenamente con todo lo que sucedía. Mucho más, cuando el mundo otaku era parte principal del setting.

No quiero revelar nada de la trama porque quienes no hayan visto esta serie merecen poder disfrutarla sin spoilers; pero sí diré que cada una de las situaciones mostradas fue hilarante, muy creativa y extremadamente realista.

Por último, las referencias vistas en la serie fueron geniales todas. Primero, por la enorme cantidad, pero segundo, y más importante, por la creatividad al hacerlas. Además, esto planteaba un reto adicional para la audiencia porque era bien complicado poder identificarlas todas.

Es que dentro del propio opening está una gran referencia hacia musically, y ya eso era toda una declaración de intenciones. Card Captor Sakura, Castlevania, Dragon Ball, Sailor Moon, Evangelion, Mahou Tsukai no Yome, la cerveza Asahi Super Dry, Mario Kart, Donkey Kong Country y Jo Jo, fueron sólo algunas de las obras y/o productos referenciados en el anime. Incluso la aclamada compañía femenina japonesa de teatro, Takarazuka Revue, fue mencionada.

En cuanto al apartado técnico, la animación fue competente con picos y valles acentuados, el diseño de personajes fue atractivo dentro de lo genérico; y la dirección realizó un gran trabajo adaptando la obra original.

Respecto a la banda sonora, fue interesante que buscaran temas que rememoraran videojuegos porque eso se complementó muy bien con los recursos visuales empleados; además, el opening “Fiction” interpretado por Sumika fue un tema divertido que logró de forma brillante hacernos entrar en ambiente para disfrutar de la serie.

Nota_Wotaku_ni_Koi_wa_Muzukashii_Review_02

En resumen, un gran anime que hizo prácticamente todo bien y cuya única falla palpable fue tener apenas 11 episodios (aunque a pesar de ello logró abarcar casi todo lo que se ha publicado del manga). Fue increíble lo rápido que se nos hizo su paso y ojalá pronto podamos tener una segunda temporada. Definitivamente, “El Rey dejó el edificio”.

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Wotaku ni Koi wa Muzukashii: El anime Rey del Rom Com ha llegado
Personajes 10
Argumento 10
Guión 10
Diseño de Personajes 8.5
Banda Sonora 10
Dirección 10
Animación 8.5
Sumario
Wotaku ni Koi wa Muzukashii llegó para mostrar cómo hacer un buen anime de comedia romántica sin tener que recurrir a las ya insufribles fórmulas del género
9.6
Nota Final
Puntuación de Usuarios 3.65 ( 15 votos )
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Jacinto Muñoz
Cargar más en Anime

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Arifureta Ep 5: La cantidad de episodios no garantiza el éxito

(Lechería, 6 de agosto. O’kuroku).- Este episodio marcó el final de la adaptación al anime…