Inicio Manganime Anime Kenja no Mago: Cómo arruinar una novela en 12 episodios

Kenja no Mago: Cómo arruinar una novela en 12 episodios

17 minuto leer
0
Kenja no Mago

(Lechería, 30 de junio. O’kuroku).- Sinceramente, lo que se ha hecho con esta adaptación es criminal. Increíble la forma en que despedazaron Kenja no Mago. Lo único bueno es que ya terminó.

Lo primero que debo decir es que Kenja no Mago no es una seria para echar cohetes; si tuviera que hacer un top 10 sólo de isekai japoneses, no entraría. Quizás la incluiría en un top 20; sin embargo, es claro que el autor ha tratado de hacer las cosas bien con un éxito relativo.

¿Por qué entonces vengo a hacer esta nota? Porque Kenja no Mago es uno de los primeros isekai donde el prota no es el clásico princeso con un harén de waifus de las que huye; no es que se aleje demasiado del arquetipo, pero al menos rompió el patrón. Es por eso que quería ver una buena adaptación que animara a otros estudios a adaptar otras novelas y manga isekai con protagonistas mucho mejores.

Lamentablemente, el resultado fue decepcionante por decir lo menos. Esta adaptación atentó tanto contra el material original que, si me dijeran que la dirigió un enemigo jurado del autor de la novela, lo creería.

Lo primero que debo decir es que el tono del anime se enfocó de forma exagerada en la comedia; es verdad que la obra original busca ser graciosa, pero logra balancear bastante bien los momentos cómicos con los serios. Por desgracia, la adaptación dirigida por Masafumi Tamura nunca encontró ese punto de equilibrio si es que alguna vez lo buscó.

Un buen ejemplo (y el momento en que supe que este anime sería terrible sin remedio) fue la escena donde Shin mata al primer demonio humanoide, es decir a Kurt. En la novela, e incluso en el manga, aunque el príncipe busca pasar página rápido diciendo que Shin fue un héroe y haciendo que la gente le alabe de forma histérica; el protagonista a pesar de sentirse superado por la reacción de la gente, no deja de sentirse mal por el hecho de haber matado a otro ser humano.

De hecho, en medio de la algarabía Shin no olvida pedir una manta para cubrir el cuerpo de Kurt; y cuando se alejan del sitio se le ve ensimismado tratado de asimilar lo sucedido. Es que no podemos olvidar que es la primera vez que mata a una persona y eso no es poca cosa. No obstante, Tamura pareció considerar que eso era un detalle menor y que con muchas risas el asunto podría pasar debajo de la mesa.

¿Ven cómo la diferencia entre una historia bien contada y un desastre radica en los detalles? Y muchas veces en los más pequeños. Como dije, Kenja no Mago no busca ser un drama, pero tampoco desea ser una parodia. Esta serie presenta de forma honesta sus cualidades para que sea considerada como una historia seria. Sin embargo, a Tamura parece que no le avisaron esto, pues su enfoque siempre fue el de hacer una parodia.

Otro punto donde el anime falló estrepitosamente fue en su manejo del romance. Uno de los puntos relevantes de esta historia es que la relación entre Shin y Sicily progresa a un muy buen ritmo, al punto de que se comprometen y se dan su primer beso bastante rápido, cosa muy poco común en los anime isekai que se ven actualmente.

No voy a venir a decir que la novela manejó el romance de forma magistral, pero sí lo hizo de una manera muy competente; de hecho, la pareja principal se gana el apoyo de los fans con facilidad. No obstante, el anime hizo un trabajo horrible a la hora de mostrar esta relación.

Creo que el fallo acá se puede dividir en dos partes: 1) Exageraron a niveles de parodia la química entre los personajes y 2) Aceleraron la relación sin que hiciera ninguna falta.

En la novela de Kenja no Mago, el autor se tomó el tiempo de desarrollar los sentimientos de ambos, a pesar de que estableció la pareja con rapidez; de hecho, hay una secuencia muy buena donde la abuela de Shin se vale de un mini complot con María para que Sicily se dé cuenta de sus sentimientos hacia Shin.

Esta sencilla secuencia valió muchísimo porque ayudó a establecer bases sólidas para la relación de Sicily y Shin; pero de nuevo a Tamura como que no le avisaron porque él decidió omitir todo ese asunto en el anime. Obviamente, al cortar ese tipo de momentos, el romance principal se aceleró mucho más de la cuenta, al punto de verse totalmente forzado e inorgánico.

Finalmente, la forma en que el anime mostró a los antagonistas fue tan esperpéntica que es difícil pensar que no fue hecho adrede. Aunque Oliver Schtrom no pasará a la historia como el mejor antagonista de los isekai, debo admitir que es uno bastante bueno.

Su historia personal y motivaciones son cliché, pero Tsuyoshi Yoshioka eligió unos clichés distintos a los comunes y el resultado fue un enemigo que no se siente caricaturesco y con quien es posible identificarse. Por desgracia, el anime fue en contra de todo eso para mostrarlo como el malo malote de turno.

Aquí pudiera justificar al director Tamura diciendo que quiso cerrar la temporada con una batalla de cierto peso, pero ni siquiera así es posible aceptar el precio que se tuvo que pagar, el cual fue alterar toda la esencia de los antagonistas.

El punto de partida de novela y anime fue el mismo: Una vez que Oliver conquistó al Imperio, ya no tenía ninguna motivación. Su deseo era cobrar venganza por lo que le hicieron a su esposa Aria y luego de eso, le daba igual lo que pasara.

En la novela, son sus subordinados quienes buscan darle una motivación y luego de evaluar opciones, deciden que destruir a Shin es la mejor opción; sobre todo considerando que Oliver se ha manifestado en contra del dominio total por una razón simple, pero muy válida. No se sabe si los demonoides pueden reproducirse como lo hacen los humanos, por lo que si acaban con la humanidad podrían condenarse ellos mismos a la extinción.

Una vez elegido el camino, los subordinados de Oliver hacen que los demonoides disidentes ataquen indiscriminadamente para atraer a Shin y evaluar su poder. Acá ocurre la batalla que se vio en el anime, pero la principal diferencia radica en dos cosas: 1) Miria nunca toma parte en la misma, simplemente espera el reporte y 2) Oliver ni siquiera se llegó a enterar de esa operación.

Esto muestra que los subordinados de Oliver tampoco son villanos caricaturescos y aunque ellos desean darle un nuevo objetivo a su líder, no son idiotas sin cerebro. Ellos sólo enviaron a uno de ellos como scout, quien una vez que vio el enorme poder de Shin regresó aterrado a dar el reporte.

Este resultado hizo que los demás reevaluaran la amenaza de Shin y empezaran a trazar estrategias ya en serio para lidiar con él, lo cual da pie al siguiente arco argumental de la historia. Lamentablemente, en el anime, en aras de tener una batalla “épica” para cerrar, decidieron poner a los subalternos de Oliver como villanos de caricaturas de los 90.

El hecho de que todos los subalternos fueran es absurdo porque les pone en riesgo, no sólo de exponerse sino de ser aniquilados; además, Miria no es de las que va a ir a arriesgarse por una estrategia que no ha sido avalada por Oliver. Sin mencionar que poner al propio Oliver como testigo del ataque (avalando luego el mismo) le quita toda la esencia que el autor de la obra ha querido poner en él. Pero bueno, con todas las veces que le hicieron reír como villano de segunda, esto del final no fue sino otra raya más para un tigre.

Y no me hagan hablar del apartado técnico, una animación mediocre y un video totalmente fuera de lugar en el ending del episodio 6 son sólo la punta del iceberg. Sólo los temas para el opening y el ending se salvan.

¿Alguien esperaba un buen resultado después de todo esto? Que el anime de Kenja no Mago fuera terriblemente malo no es sino la consecuencia lógica de todas las malas decisiones que se tomaron para adaptar elementos clave de la obra original. Lamentablemente, gracias a ello, una serie que debió tener un mayor impacto en la comunidad terminó pasando sin pena ni gloria. Nos vemos en la próxima entrega.

Por Jacinto Muñoz (@shougoamakusa)

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Jacinto Muñoz
Cargar más en Anime

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Sao Alicization War of Underworld ya tiene fecha de estreno

(Lechería, 10 de septiembre. O’kuroku).- La página web oficial de “Sao Alicization –…