Inicio Manganime Manga FMA: Cuando 27 tomos para un arco argumental no es buena idea

FMA: Cuando 27 tomos para un arco argumental no es buena idea

23 minuto leer
29
0

(Lechería, 06 de Octubre. Yakuza Webzine).- FMA es una serie de manga escrita e ilustrada por Hiromu Arakawa. Su primera adaptación al anime fue dirigida por Seiji Mizushima y la segunda por Yasuhiro Irie. Para esta reseña me voy a enfocar sólo en el manga. La historia se centra en los hermanos Edward y Alphonse Elric (o eso se supone al inicio), quienes quieren restaurar sus cuerpos por medio de la piedra filosofal tras un fallido intento de resucitar a su madre a través de la alquimia. Y acá viene el quid del asunto, de esa larga jornada de 27 volúmenes (que a veces se hace eterna) les voy a hablar en estas líneas que siguen.

Voy a comenzar diciendo que para ser una serie shonen hay varias características que la hacen entrar en la categoría de serie de ruptura. En primer lugar, en el fondo hay un drama fuerte con la historia de los hermanos, que se extiende a varias muertes de otros personajes a lo largo de la historia.

También se destaca el hecho de que no están los habituales “power ups” tan típicos del género, lo cual hace que el protagonista no sea el más fuerte del cast principal, sino que muchas veces termina siendo uno más durante las peleas. Sin olvidar que esta serie tiene un solo arco argumental (sí, uno solo), ergo, un solo grupo de enemigos principales y este quest se extiende por 27 enormes volúmenes; lo cual, también se sale del patrón establecido donde la historia se desarrolla mediante diversas sagas antes de cerrar con los enemigos o antagonistas principales.

Y es justo en los puntos del párrafo anterior donde quiero centrar mi análisis. Para ello empezaré diciendo que cuando comencé a leer el manga tenía mucha expectativa porque todos los comentarios que había visto eran buenos, incluso muchos la consideran una serie de culto y está catalogada como una de las mejores… ever. Quizás eso pudo haber influido en mi postura a medida que iba avanzando por la trama, pero salvo los últimos 4 volúmenes nunca pude terminar de engancharme con la serie.

Y ahora voy con mis motivos; siendo que es un shonen, es muy extraño acostumbrarse a unos protagonistas que no tienen el peso específico que uno espera… quizás luego de ver a personajes como Gokú, Kenshin, Ichigo, Lina Inverse, Kurono Kei, incluso el propio Gohan uno se habitua a ver protas fuertes que van mejorando y que al final asumen la responsabilidad de salvar la partida. Pero así como el extremo de Ichigo, quien es casi Dios en Bleach (me baso en el manga para decir eso) no es aconsejable, el extremo de FMA donde Edward tiene más fama que fuerza tampoco es atinado.

De hecho, por momentos, Edward me recordó a Gilderoy Lockhart de Harry Potter, quien vive de una fama y a la hora de la verdad es un fraude. Ok, ok, no me maten, no me maten, sabemos que el chico Elric realmente tiene poderes, sabe usarlos y termina salvando al mundo. Pero por sí mismo no ganó ninguna pelea importante. Ya me dirán que derrotó a Orgullo (Pride); sí, le venció, pero Selim estaba disminuido por el precio que pagó para que Mustang abriera la puerta.

Otros dirán, venció a Padre; cierto, le derrotó, pero luego de que todos los demás le debilitaran y sobretodo con la enorme ayuda de Van Hohenheim sirviéndole de escudo. Sin mencionar que su hermano tuvo que sacrificarse para devolverle el brazo… Si al final del día, la mayor habilidad de Ed es que perfeccionó la filosofía de Makoto Shishio (Samurai X) y fue capaz de usar a los demás como su alimento y digo perfeccionó porque los otros lo hicieron voluntariamente… Ed eres un pillín…

Volviendo a la fama vs realidad. Cuando todos hablan del Alquimista de Acero, lo hacen pregonando que es muy poderoso y que sus habilidades son magistrales, pero cuando le vemos en acción nos damos cuenta de que es un buen alquimista, pero sin ser extraordinario. Scar, quien ni siquiera es alquimista, es mucho más fuerte, ni hablar de Mustang o el Crimson Alchemist. De hecho, Roy tiene un texto que describe a la perfección este punto.

FMA01

Tomo 23, capítulo 93, cuando Mustang llega y acaba de un golpe con muchos de los soldados marioneta, Edward se queda sorprendido por lo fácil que lo hizo y el Coronel le dice y cito: “Si estas cosas realmente te dieron tanto trabajo, tienes un largo camino que recorrer” Y hablamos del volumen 23, más de un 85% de la serie ha pasado y Edward sigue estando muy por debajo de los otros alquimistas importantes. Entiendo que la autora no quería hacerlo un “power house”, pero tampoco había necesidad de mantenerlo tan débil como en el capítulo 1… Esto me recordó cuando Watsuki-sama empezó a crear el personaje de Kenshin, el autor quería hacerlo tan opuesto a su antiguo prota, que era un tipo rudo, que le hizo mujer… por eso tuvo que agregarle la cicatriz para darle más aspecto varonil; ya lo dice el refranero popular, ni tan calvo ni con dos pelucas.

Incluso, llega un punto en la serie donde el drama de los hermanos y su búsqueda queda relegado a un lejano segundo plano eclipsado por lo conflictos políticos dentro de la región central, la conspiración de Padre, la historia de los Ishvalians, el golpe de estado, la trama del norte, la historia de Lin, etc. ¿No se suponía que la serie trataba de los hermanos Elric y su gran problema? Esa es una de las desventajas de hacer que un arco dure tanto y sobretodo con tantos personajes a los que quieres mantener con la misma importancia y con eso toco mi otra inconformidad.

¿27 tomos para un arco? ¿En serio? Vamos a tomar tres series de las más famosas para hacer comparaciones. La Saga de Freezer de DBZ (incluyendo los eternos 5 minutos de Namekusei) dura 7 tomos (del 21 al 28); la saga de Shishio de Samurai X dura 10 tomos (del 7 al 17); la saga de La Sociedad de las Almas de Bleach dura 21 tomos (del 1 al 21) y la de los Arrancar dura justo 27 tomos (del 21 al 48). Y estoy hablando de tres de los enemigos más famosos del anime (Freezer, Shishio y Aizen)

Empecemos por el final, seguro dirán, las dos sagas de Bleach son largas, incluso la de los Arrancar dura lo mismo que todo FMA y es cierto. Pero Bleach sigue la estructura de videojuego de pelea donde vas subiendo niveles, enfrentando a enemigos cada vez más fuertes y los personajes también van adquiriendo poder. Esto incluso se ve más claro en los Arrancar donde luego de vencer a las espadas es que te puedes enfrentar con Aizen y sus secuaces. Ese arco tiene una división clara, la primera parte son los espada y dura 15 tomos (del 21 al 36) y la segunda, que es el enfrentamiento con el propio Aizen, dura 12 tomos (del 36 al 48) Es decir, aunque es un solo arco, hay subetapas bien diferenciadas y secuenciales.

La saga de Kyoto es sencillamente genial, pasó de todo, hubo muchas peleas, conflictos políticos, atentados, despedidas dramáticas, peleas épicas, se siguió la estructura de videojuego de pelea, vimos combatir a Hiko Seijuro (Fuck Yeah) y sólo fueron 10 volúmenes, sí, como lo leen, 10 tomos nada más. Y sobre Freezer, nada más decir que muchos le consideran el mejor villano de DBZ y sólo tuvo 7 tomos donde también pasó de todo, igual se usó la estructura de videojuego de pelea y no olvidemos los interminables 5 minutos para la destrucción de Namekusei, esos son famosos en el anime.

¿Era necesario tanto papel para desarrollar la serie? No, fueron demasiadas vueltas, literalmente los chicos recorrieron medio mundo para terminar al final en lo obvio, enfrentando a Padre. La autora pudo haber prescindido sin mayor problema de por lo menos 5 tomos (si me apuran diría que 10) y con pequeños ajustes el manga habría quedado igual de genial. Esto considerando que no hay power ups (salvo el de Roy al final), estructura de videojuegos de pelea ni enemigos secuenciales (incluso los 3 finales se solapan) que permitan mantener el suspenso.

Muchos me dirán que FMA no es una serie clásica de pelea y es más un quest, sí, tienen razón, gran parte de la serie es de búsqueda, entonces vamos a compararla con una de ese corte: Slayers. Acá también hay mucho quest y algunas peleas, pero igual hay 5 temporadas (arcos) bien definidas y su duración es mucho menor que FMA. Ejemplo, Slayers, Next y Try duran 26 caps cada una mientras que Revolution y Evolution-R duran 13; si lo comparamos con los 51 caps del primer anime de FMA o los 64 del segundo la diferencia es notoria.

De regreso a los Elric, el inicio de la serie es bueno, en el medio siento que mucho sobra y el final es adecuado, redondo y digno. Pero curiosamente, el final fue escueto en muchos sentidos, sí, la autora se toma su tiempo en cerrar la serie luego de la pelea final, pero sólo nos dedica una página del manga para el epílogo… Una sola página… ¡¡¡Una &%$% Página!!! Yo le hubiera cambiado con gusto 1 tomo de esos 10 que sobran para que lo usara al final. Sobretodo porque las dos parejas que me encantaron apenas si quedaron planteadas y casi ni eso.

Tanto esperar porque Roy y Hawkeye quedaran juntos y sólo ponen una foto de ellos en servicio y con caras inexpresivas (incluso diría que están tristes) ¿Si murió el papá de los protas no podía morir el nuevo Fuhrer para que Roy asumiera el mando y revelar su relación con la rubia? No se lo perdono a la autora, eso fue un golpe bajo; ni hablar de Lin y Lan Fan… ¿Es que costaba mucho emparejarlos? ¿Qué lo impedía si era evidente la conexión? Tanto ponerlos al frente para que uno se encariñara con ellos y luego nos matan con una foto del tipo mandando y la chica escondida detrás…

Y como si no había quedado claro que Ed era un prota normalito con tendencia a ser débil, su hermano tuvo a su hijo primero que él (eso que el menor de los Elric estaba aprendiendo a usar su cuerpo al final de la serie)… joder, es que ni en eso el protagonista dio un paso al frente para asumir el peso de la familia y la descendencia. En fin, creo que ya con esto concluye mi disertación sobre esta serie y ahora para no salirme del patrón vamos a analizar los puntos elementales.

Arte: De verdad que me agradó, es un dibujo fresco y los personajes están bien cuidados, quizás en las peleas flaquea un poco (sobretodo las de Bradley), pero en general es atractivo. Le doy un 7/10.

Personajes: Aquí debo decir que muchas de las tramas me engancharon y muchos personajes son memorables, sobretodo Greelin a quien no había mencionado, él tuvo un argumento bien especial que resultó no sólo ser genial sino imprescindible para la victoria final al provocar el sacrificio de Codicia. Esa dualidad realmente fue muy bien desarrollada al punto que uno termina deseando que Greed sobreviva. El punto flaco es que los protagonistas, los hermanos, se diluyen en gran parte de la serie (La pelea donde Edward casi muere apuñalado por un tubo contra unos rivales de risa marca que su nivel como guerrero no es muy bueno y eso me molestó enormemente) En resumen tiene 7/10.

Argumento (Trama): Acá de nuevo diré que es una gran historia con un gran argumento, pero que ese formato de un arco de 27 volúmenes planteado de la forma en que fue hecho le restó bastante. Le doy un 7/10.

Final: Fue adecuado y sin fisuras, cumplió expectativas, pero el epílogo supo a poco, para lo que alargó la serie, pudo hacer algo más por él. Le doy 7/10.

Opinión General: Una gran serie que lleva al límite el género shonen, pero que pudo ser mucho mejor y más épica de haber sido más corta. Y no, no le perdono ni lo corto del epílogo (fue un flash) ni lo que hizo con Roy – Hawkeye y Lin – Lan Fan. Mi puntaje final es 7/10.

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Jacinto Muñoz
Cargue Más En Manga

Mira además

Mushoku Tensei: se ha revelado el tráiler del Segundo Cour

(Lechería, 21 de septiembre. O’kuroku).- La página web oficial para la adaptación al anime…