Inicio Manganime Anime Bungo Stray Dogs: Una premisa con potencial desperdiciada en humor tonto

Bungo Stray Dogs: Una premisa con potencial desperdiciada en humor tonto

5 minuto leer
0
0

(Madrid, 10 de Abril. Yakuza Webzine).- Esto son unas primeras impresiones y puede que luego me sorprenda, pero Bungo Stray Dogs no tuvo un primer episodio notable haciendo uso de un humor francamente tonto que diluye su premisa.

No me malinterpreten, de hecho esta serie de estudio BONES hace unos chistes bastante oscuros, pero lo hace usando una cantidad desorbitada de super-deformed y una reiteración que hace que pierda la poca o mucha gracia que pueda tener.

¿De que va esta serie? Bungō Sutorei Doggusu o Los Perros Callejeros de la Literatura, es un manga escrito por Kafka Asigiri y dibujado por Sango Harukawa, en el que grandes de la literatura, especialmente japoneses, son reimaginados como parte de la Agencia de Detectives Armados. Todos ellos tienen poderes sobrenaturales y los usan para resolver crímenes y misterios.

No obstante, Bungo Stray Dogs hace un uso tonto de su premisa potencialmente interesante en su primer episodio, dedicando casi todo su tiempo en pantalla a repetir bromas de suicidio o la triste historia de un orfanato.

Uno de los personajes, Osamu Dazai, está obsesionado con la idea del suicidio y su contraparte real, se suicidó en 1948 a los 38 años de edad. No se que tanto toleren los chistes sobre un tema como el suicidio, pero no lo hacen en plan humor negro, lo hacen con reacciones exageradas y hablando en voz alta.

Especialmente gritón es otro personaje, Kunikida Doppo, quien funge como el tipo formal que sigue las normas y que por supuesto, también está inspirado en un autor japonés.

El tercer personaje relevante en el episodio es un chico expulsado de un orfanato, llamado Atsushi Nakajima, basado en un autor japonés del mismo nombre. El joven en cuestión aparece al inicio del episodio a punto de morir de hambre en la rivera de un río y luego es arrastrado por los otros dos para, luego de comer, atrapar a un peligroso tigre.

El diseño de personajes es bastante variado, pero el arte no está como para lanzar cohetes. La animación tampoco es nada impresionante, ni en los momentos de acción ni en las escenas cotidianas. En general la serie parece ser bastante media, sin embargo en el tercer acto mejora un poco tanto en guión como en animación. De destacar la paleta de colores para los fondos, que lucen bastante atractivos, considerando el nivel promedio de la serie.

De entrada no la recomendaría, pero si este tipo de humor resulta atractivo para algunas audiencias puede que la serie funcione. No obstante, considerando unos últimos dos o tres minutos interesantes, le daré un par de episodios más a Bungo Stray Dogs para probarse a si misma.

El anime es dirigido por Takuya Igarashi con guión de Yōji Enokido. Nobuhiro Arai y Hiroshi Kanno son los directores de animación principales con el último encargado del diseño de personajes junto a Ryō Hirata. El gran Taku Iwasaki es el responsable de la banda sonora, con Granrodeo interpretando el opening, Trash Candy, y Luck Life a cargo del ending, Namae o Yobu yo.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Anime

Mira además

Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba generó 1 billón de yenes en 2020

(Madrid, 16 de Octubre. O’kuroku).- Para nadie es un secreto que Demon Slayer: Kimet…