Inicio TV American Crime Story: El mayor juicio de los 90s bajo otra perspectiva.
TV

American Crime Story: El mayor juicio de los 90s bajo otra perspectiva.

11 minuto leer
7
0

(Caracas, 12 de abril, Yakuza Webzine) American Crime Story es una serie antológica que narra crímenes reales, desarrollada por Scott Alexander y Larry Karaszewski.

La primera temporada, subtitulada Todos v.s. OJ Simpson: American Crime Story, muestra el juicio por asesinado a O.J. Simpson, basándose en el libro de Jeffrey Toobin, titulado: The Run of His Life: The People v. O. J. Simpson.

Las series antológicas, cuyo concepto es que cada temporada se pueda disfrutar individualmente, están de moda en esta temporada: True Detective, American Crime, American Horror Story, Fargo, Black Mirror, o The Missing.

El sello de American Crime Story llevará a la pantalla diferentes crímenes reales cometidos a lo largo y ancho de los Estados Unidos, como una especie de recorrido por la crónica negra del país. El creador de la franquicia es Ryan Murphy, el productor ejecutivo en boga de estos últimos años, responsable por Glee, Nip/Tuck, Scream Queens y American Horror Story.

La primera temporada, que tiene diez episodios, se basó en el juicio que marcó una época de historia americana.

Nicole Brown, ex esposa del jugador de fútbol americano, Orenthal James Simpson, y su amigo Ronald Goldman, fueron encontrados brutalmente asesinados en su domicilio de Brentwood en la ciudad de Los Ángeles el 12 de junio de 1994.

Todo parecía indicar, claramente y sin duda alguna, que O.J. Simpson (Interpretado por Cuba Gooding Jr.) era el principal y único culpable del asesinato. Pero a partir de aquí, la fiscalía y la defensa entraron en una guerra sin cuartel, que duró cerca de un año, donde se utilizaron varias maniobras y tácticas legales que podían incluso llegar a lo absurdo.

La imputación de O.J. Simpson, su intento de fuga con persecución incluida, – que, nota aparte, fue la primera persecución televisada de toda la historia – la posterior detención, el juicio y el veredicto final marcaron un hito en la televisión estadounidense puesto que fue el juicio penal más publicitado en la historia.

El juicio se volvió un espectáculo, y reunió a millones de espectadores durante todo el proceso. Las cifras de audiencia subieron como la espuma mientras más avanzaba el proceso, y la forma de cubrir el evento por las diferentes cadenas televisivas, y toda la polémica que generó, no se diferencia mucho de lo que se conoce como un reality show hoy en día.

Lo triste del asunto es que al final, lo más importante era el qué dirán, era presenciar el espectáculo, el show, en vez de buscar justicia y apegarse a los hechos. Lo que es aún más triste, es que algunos de los protagonistas de dicha historia se volvieron celebridades, como la familia Kardashian.

Robert Kardashian fue uno de los abogados defensores del Dream Team de O.J. Simpson, pues era su amigo cercano y se vio involucrado en todo el asunto legal más pronto que tarde. Sin embargo, se documenta que luego de que terminó el juicio, Robert no volvió a hablar ni a verse con O. J..

American Crime Story: Todos v.s. O.J. Simpson capta y muestra a la perfección el sentir sociocultural de mediados de los noventas; los conflictos raciales, la corrupción policial, el impacto del juicio en la memoria colectiva y la cultura pop, cosa que fue lograda gracias a una contextualización magnífica donde se cuidan todos los detalles, puesto que desde un principio, se usan imágenes de archivo de la época y la visión que se muestra no es la del sentir colectivo, sino más bien es una reflexión mucho más oscura y cercana a O.J., la celebridad, que se muestra perturbada y errática desde un principio y te hace dudar de lo que conoces que fue el veredicto final.

El equipo de la fiscalía está compuesto por Marcia Clark (Sarah Paulson) y Christopher Darden (Sterling K. Brown), un dúo con mucha química pero poca comunicación, que tendrá que encajar un juicio que poco a poco se les va de las manos. El papel de Sarah Paulson es impecable en su vulnerabilidad y demuestra cómo el sexismo está presente en los medios de comunicación desde tan temprano, ya que volvieron este juicio un circo y más se hablaba del corte de pelo de la fiscal que de hecho, su temple implacable durante todo el juicio.

La serie es una verdadera defensa a la mujer trabajadora, que hacia el final de la serie se va transformando en una denuncia muy directa a la violencia doméstica – de la cual Nicole Brown fue víctima innumerables veces -.

En el equipo defensor, conocido como el Dream Team, encontramos a Robert Shapiro (John Travolta), Robert Kardashian (David Schwimmer), Johnnie Cochran (Courtney B. Bance), F. Lee Bailey (Nathan Lane) entre otros. Courtney B. Vance ofrece una representación extraordinaria en el papel del abogado que maneja la oratoria como un predicador, y todos los aspectos del juicio como si fueran marionetas, sin contar el hecho de que sabe manipular a su audiencia usando historias que calan directamente en el jurado.

El guión lo define un texto muy bien adaptado, ya que lleva a la pantalla mucho más que el juicio sino las sensaciones y verdaderos pensamientos de las personas involucradas, de la mano de testimonios originales y horas de investigación dignas de un verdadero escritor.

El trabajo de dirección también tiene mucho que aplaudirse, exceptuando algunas veces que podemos definir como tomas a lo American Horror Story hechas por Ryan Murphy que no cuadran muy bien, pero la narrativa visual es imponente y relevante. El tratamiento del color evoca la televisión de esa época.

En conclusión, American Crime Story: Todos v.s. O.J. Simpson es una de las series más atractivas del 2016. Es un estudio a la sociedad de la época, vista desde muchos ángulos y perspectivas, sin contar por supuesto lo interesante del juicio y su importancia en la sociedad estadounidense.

La segunda temporada parece que se basará en los hechos ocurridos luego del huracán Katrina.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por VickyFleitas
Cargue Más En TV

Mira además

Lo mejor del K-pop en el 2018 – Solistas

(Madrid, 07 de enero, O’kuroku).- El 2018 parece haberse ido en un suspiro, pero vay…