Inicio Manganime Anime Amagami: Cuando las «parejas de epílogo» funcionan

Amagami: Cuando las «parejas de epílogo» funcionan

22 minuto leer
0
0

(Lechería, 2 de abril. Yakuza Webzine).- Finalmente logré ver las dos temporadas y todos los Ovas de Amagami, así que ahora vengo con Ustedes para compartirles mi opinión al respecto.

Quienes me conozcan de otros reviews seguro habrán leído el título extrañados porque por primera vez digo algo bueno de las que he bautizado como «parejas de epílogo»; sin embargo, como dice el refrán, «Al César lo que es del César» y en esta serie esa fórmula, que normalmente es nefasta, terminó funcionando y muy bien.

¿Las razones para ello? Vamos a irlas viendo a lo lato del artículo, pero antes es bueno indicar que Amagami es un anime, escrito por Noboru Kimura y Touko Machida y dirigido por Yoshimasa Hiraike y Tomoki Kobayashi, basado en una Novela Visual desarrollada por Enterbrain (KimiKiss, Photo Kano). La realización quedó a cargo del estudio AIC. Pues bien, ahora sí, hora de entrar en materia.

Argumento

La premisa es simple, un chico que tuvo una mala experiencia amorosa en víspera de navidad, dos años después comienza su segundo año de preparatoria y un mundo de posibilidades se abre ante él con el fin de que pueda reconciliarse con el amor.

Nota Amagami Review 01

Si consideramos que el material original es un simulador de citas, no debe extrañarnos ver este tipo de premisas; no olvidemos que al final lo que suele hacerse en estos casos es sentar las bases, ya sean sólidas o no, para tener a un protagonista que será capaz de elegir de entre un grupo de mujeres con cuál va a tener una relación de pareja (en el caso de tomar las decisiones correctas, claro).

En este tipo de series no suelo exigir demasiado en este apartado, a no ser que realmente sea demasiado pobre, y prefiero centrar mi atención en la ejecución de la premisa, lo cual veremos a continuación.

Guión

Aquí es donde empieza a gestarse una gran serie, sobretodo porque con una premisa tan genérica debían hacer un trabajo impecable, y vaya si lo hicieron. Cada uno de los arcos argumentales se desarrolló de manera genial, sin repetir situaciones, conservando la frescura y logrando mantenernos en vilo para ver el desenlace.

La adaptación de esta novela visual al anime se realizó de una forma muy peculiar porque se empleó el formato Omnibus; es decir, en lugar de tomar uno de los arcos del juego y desarrollar todo a partir de allí, se decidió que se adaptarían todos los arcos dándoles 4 episodios a cada uno en la primera temporada y 2 en la segunda.

Esto hace que durante la primera temporada, cada 4 episodios se haga una especie de «reset» con el fin de comenzar una historia nueva. En un principio, el concepto me resultó curioso y tenía mis dudas de si podría funcionar porque se podría caer en la monotonía repitiendo lo mismo una y otra vez. Pero entonces fue cuando Noboru Kimura y Touko Machida mostraron su enorme talento para tomar el contenido del juego y plasmarlo de una forma en la que siempre se veía algo distinto y en la que esa sensación de repetición nunca apareció.

Cada una de las historias tiene su propio encanto y cada uno de los arcos tiene cosas diferentes que ofrecer por lo que el espectador siempre se está enfrentando a situaciones nuevas; en tal sentido, este apartado para mí es de lo mejor de esta serie. Sin mencionar que este formato es clave para que las «parejas de epílogo» funcionen.

¿Por qué? Simple, estamos hablando de arcos de 4 episodios, por lo que aun cuando la pareja se establece al final no se debe esperar demasiado para ello, evitando así que el espectador se frustre viendo decenas o cientos de capítulos con una pareja que no termina de establecerse. Sin mencionar, que en algunos arcos, ya desde el tercer capítulo hay claros indicios de establecimiento, lo cual acorta aun más la espera.

Y no olvidemos, que en la segunda temporada, esos dos episodios que se le dedica a cada arco sirven para mostrarnos más de la pareja posterior a su establecimiento; así que incluso en una serie donde las «parejas de epílogo» funcionaron, los creadores no se olvidaron de quienes amamos ver qué sucede después.

Y por último, pero no menos importante, agradecí el hecho de que los creadores resistieran la tentación de emparejar al protagonista con su hermana menor. Ese fetiche cada vez es más frecuente, al punto de que hay series donde esa es la trama principal; sin embargo, en Amagami, el arco especial dedicado a la Imouto (que dura un episodio), nos mostró el amor que ella le tiene a su hermano, como hermano y no como hombre. Dos pulgares arriba por eso.

Personajes

Este es otro pilar fundamental de la serie, porque permite tener más recursos a la hora de mostrar historias distintas en cada uno de los arcos. Todos los personajes, de la serie, todos, fueron construidos de forma brillante y es fácil sentir empatía hacia cada uno de ellos.

Nota Amagami Review 04

Cada una de las heroínas presenta una realidad distinta e interesante, tanto en su personalidad, como en su background; obviamente, con este punto de partida, es mucho más sencillo trazar las historias, por eso siempre he dicho que si se tienen buenos personajes, gran parte del éxito de la historia está garantizado.

De hecho, es difícil decir quién es mejor, claro, siempre tendremos nuestras favoritas, pero no por ello podemos decir que son mejores que las otras. La forma de ser de Haruka puede que al principio genere rechazo, pero luego entendemos sus motivos para ello y vemos cómo va madurando, con Sae podemos ver cómo poco a poco va dominando su timidez al tiempo que se va enamorando del protagonista.

Con Tsukasa vemos que las apariencias pueden engañar y que muchas veces esas personas que son todo amabilidad, ocultan un lado oscuro que puede estallar en cualquier momento; con Rihoko, pudimos ver lo difícil que es para una persona tomar la decisión de confesar su amor, y así podría pasar horas hablando de cada una de las heroínas.

Incluso, Risa, cuyo arco especial apenas dura un episodio, logra mostrarnos la realidad de una mujer que cuida al hombre que ama desde las sombras. Pero lo mejor, es que el protagonista también está bien desarrollado.

En muchos de estos juegos, se le da poca atención al protagonista porque se asume que es quien menos importa; no obstante, en el caso de Junichi se hizo un buen trabajo. En este punto, esa premisa de su decepción amorosa funcionó de gran forma para irnos presentando su personalidad de modo que nos pudiéramos identificar con él. Es que ya puestos, hasta el Parque Eólico de la ciudad resalta como protagonista.

Nota Amagami Review 03

En resumen, pocas quejas acá, quizás lo único que podría decir es que sentí que en el arco de Tsukasa, el asunto de su hermana y su familia quedó en el aire. Creo que pudo haberse mostrado un poco más de ello, pero eso no afecta para nada la calidad de esa trama.

Arte

Excelente. Cada una de las heroínas tiene sus propios rasgos distintivos y el dibujo es un deleite visual. Aquí se tomó la gran base que dejó la novela visual y nos regalaron una serie con personajes muy atractivos. En este tipo de series, casi nunca se falla en este apartado porque es una de las cosas en que se pone más atención.

Nota Amagami Review 02

Animación

Ciertamente pudo estar mejor, acá vemos el que considero el punto flaco de la serie; sí, hace el trabajo y al haber pocas secuencias de acción, no se nota mucho el bajo presupuesto. No obstante, hay muchos momentos donde se hace evidente que no se invirtió demasiado en este apartado y en esos instantes la magia se pierde un poco.

Banda Sonora

Muy buena. El hecho de que cada heroína cante el ending de su arco fue un acierto; e incluso, en este apartado se mantuvo la premisa de no repetirse, por lo que vemos una gran variedad de estilos musicales.

Además, Toshiyuki Omori nos regaló una gran variedad de temas que se ajustan de forma precisa a las distintas situaciones de la serie, haciendo que los sentimientos se potencien y que la sensación sea más intensa para el espectador.

Para resaltar, me quedaré con el segundo opening de la primera temporada, Kimi no Mama de, y el ending de la segunda temporada, Kokuhaku, ambos interpretados por Azusa; por cierto, hice un gran descubrimiento con ella, me encanta su estilo interpretativo, transmite los sentimientos de forma increíble.

Dirección

Otro punto de los fuertes en esta serie. La decisión de hacer la adaptación de todos los arcos me pareció lo mejor de todo. Con esto no sólo pudimos ver todo lo que la novela visual mostró, sino que fueron capaces de hacer funcionar a una fórmula que se ha repetido hasta el hartazgo. Sí, me refiero a las «parejas de epílogo».

El ritmo es el adecuado, al usar 4 episodios por arco, se pudieron contar las historias sin apuros, permitiendo que en cada caso las emociones afloraran de forma natural. Ninguna de las relaciones luce forzada o demasiado rápida, al contrario, se puede ver cómo cada una de ellas se va desarrollando.

Incluso, en la segunda temporada, donde sólo se dedican dos episodios por arco, no se siente que se apresuraron las cosas; al tener a las parejas ya establecidas (salvo un caso), lo que nos quisieron mostrar fue el desarrollo de un conflicto breve con el fin de que viéramos un poco más de la realidad de cada una de ellas.

Además, en cada caso, se hizo evidente que la serie no pierde ni su esencia, ni su estilo, ni su calidad por el hecho de que las parejas ya estén unidas; al contrario, quedó claro que la franquicia todavía tiene muchas cosas que explotar de las vidas de sus protagonistas, a pesar de que estén en pareja, sin dejar de ser atractiva para los espectadores.

El manejo de cámara fue correcto y curiosamente no se abusó del fanservice; no estoy diciendo que no hubo, es casi imposible que en una serie de este tenor no exista, pero no fue excesivo y en ningún momento molestó.

Sobre la edición, tengo que indicar que me pareció muy bueno el hecho de que ajustaran las imágenes de los openings y endings de acuerdo a la protagonista del arco que se estaba desarrollando. No es que sea algo original, pero ese tipo de detalles siempre se agradecen. En especial destaco de nuevo tanto a Kimi no Mama de y a Kokuhaku.

En ambos casos, al final del video vemos a la heroína que tiene el protagonismo en ese arco; y en el caso del ending, cada una dice su respectivo «te amo» en ese momento. Es que incluso, las interacciones de los personajes cuando se van a referir a los próximos episodios son dignas de ver.

Hubiera querido mostrar todas las versiones, pero no pude encontrarlas

En resumen, una gran serie, con grandes historias y personajes que logró hacer funcionar a las nefastas «parejas de epílogo». ¿Y Ustedes? ¿Cómo fue su experiencia con esta serie? ¿Cuál fue su arco favorito? Me gustaría que lo compartieran en los comentarios. Nos vemos en la próxima entrega.

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Jacinto Muñoz
Cargue Más En Anime

Mira además

Retrasan el estreno de Tate no Yuusha hasta 2022

(Lechería, 7 de Julio. O’kuroku).- El anime Tate no Yuusha no Nariagari (The Rising of the…