Inicio Manganime Anime No podías ganarlas todas Netflix, A.I.C.O. Incarnation no pasa la prueba

No podías ganarlas todas Netflix, A.I.C.O. Incarnation no pasa la prueba

11 minuto leer
0
A.I.C.O. Incarnation

(Madrid, 16 de Marzo. O’kuroku).- Como todos sabemos, este es el año del anime en Netflix. El más reciente de los anime producidos por la cadena es A.I.C.O. Incarnation, que salió a la luz el pasado 9 de marzo. En esta ocasión Netflix no tiene un ganador.

Pero tampoco un perdedor, ojo, pero ya hablaremos de ello.

No deja de ser una buena noticia que Netflix haya decidido convertirse en un jugador de peso en el mundo de la distribución de anime, pero ahora también en la producción. Este año han estrenado tres series de las 30 que han prometido: Devilman: Crybaby, B: The Beginning y ahora A.I.C.O. Incarnation.

Eso sin contar sus derechos de streaming de otras como Violet Evergarden o Children of the Whale. Pero donde las dos primeras series originales triunfaron en mayor o menor medida, esta serie no consigue cuajar del todo, pese a tener los ingredientes necesarios para ello.

Premisa de ejecución dudosa

A.I.C.O. Incarnation sigue la historia de Aiko Tachibana, una optimista y alegre estudiante de secundaria que esconde una tragedia familiar. Así la describe Netflix:

Japón, 2035. Durante un proyecto de investigación, un accidente genera una forma incontrolable de vida artificial. El Gobierno evacúa la ciudad, antaño considerada la esperanza de la humanidad. Dos años más tarde, Aiko Tachibana, una chica de 15 años que perdió a su familia durante la irrupción, descubre algo increíble gracias a Yuya Kanzaki, un nuevo estudiante: su cuerpo esconde un secreto. La respuesta al misterio se encuentra en el Punto Originario, en el centro de la irrupción. Aiko decide infiltrarse en la zona prohibida, escoltada por un equipo de buzos y con Yuya como guía. ¿Qué nueva verdad revelarán estos chicos sobre el destino de la humanidad?

Al inicio de la historia Aiko está en silla de ruedas y asiste a fisioterapia, pues se está recuperando de un accidente de transito en el que murió su padre. Dos años atrás, justo cuando era intervenida quirúrgicamente para recuperarse del accidente, un incidente le hizo perder también a su madre y hermano menor.

Aun así, su vida parece relativamente normal, hasta que Yuya Kanzaki entra en escena. A través del misterioso estudiante nuevo, nos enteramos que Aiko está conectada a la forma de vida artificial que mató a su familia y que amenaza al mundo. Con la promesa de poder rescatar a su madre y hermano, que siguen con vida atrapados en una especie de capullo en la instalación que ocurrió el incidente, Yuya guía a Aiko y a un equipo de jóvenes mercenarios hasta el corazón de la “Irrupción”.

Su misión es salvar a la humanidad y en el proceso a la familia de Aiko, a costa de sus propias vidas.

Con esa premisa la serie avanza a un ritmo rápido en el que descubrimos las intrigas detrás de los peligrosos experimentos genéticos que dieron origen a la Irrupción. También conocemos a los seis integrantes del equipo que acompañan a Yuya y Aiko, y vemos numerosas escenas de acción, mientras avanzan hacía su destino.

Aiko Tachibana

Eso de tener una vida normal y enterarte que en realidad nada es lo que parece, es uno de los temas más comunes en el anime también. Pero nos deja dependiendo por completo de lo interesante que sea la protagonista y Aiko no lo es. Es un personaje más bien soso y blando, que si bien tiene momentos interesantes, la mayor parte de la serie está enroscada sobre si misma gimiendo de dolor.

Esto tiene una razón de ser, claro, no es que sea una debilucha simplemente. No obstante, llega a aburrir. Pese a que en esencia es la “elegida” de la historia, su rol es casi decorativo. Más que protagonista parece el McGuffin de otro tipo de historia. Más interesante es Kanzaki, pero no tenemos suficiente información sobre su pasado para realmente implicarnos con él. Al menos no hasta la conclusión de la historia.

Los cuatro más jóvenes del equipo que acompaña a Yuya y Aiko tienen interacciones divertidas entre si, pero soy incapaz de recordar sus nombres. Así de poco interesantes y unidimensionales son. Peor aun es el “villano” de la historia, que salta de ser humano decente a psicópata en 3 segundos.

Un esfuerzo fallido, pero no terrible

Esta crítica se basa exclusivamente en el anime de 12 episodios, pues el manga original de Hiroaki Michiaki seguramente hace una mejor labor en introducirnos a este mundo. Pero al tratarse de una historia de publicación mensual que apenas inició en Noviembre, solo tiene un volumen publicado así que no sabemos que tanto coincidirá el manga con el anime al final.

No obstante, decir que A.I.C.O. Incarnation es terrible sería ser injusto. Si bien el diseño de personajes me resulta genérico y la paleta de colores excesivamente opaca, la serie tiene buen arte. La animación también es bastante competente, en especial en las escenas de acción. No es estilo lo que le falta a esta serie, sino sustancia. Pretender que tienes un fondo no es tenerlo y ese es el problema principal, la falta de fondo.

Pero no me malinterpreten, la serie se deja ver. Después de todo fue realizada por estudio BONES y fue dirigida por Kazuya Murata (Berserk 1997, Eureka Seven, Code Geass: Lelouch of the Rebellion, Kado: The Right Answer). Si lo que buscan es tener unas 3 o 4 horas de entretenimiento sin pretensiones, no es terrible, pero si esperan una obra de arte es mejor que pasen.

Imágenes: Netflix / Bones

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Anime

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Guía de las series de anime de Netflix (Agosto 2019)

(Madrid, 8 de Agosto. O’kuroku).- Tenía pensado escribir reviews sobre dos anime de Netfli…