(Madrid, 4 de Febrero O’kuroku).- Como ya dijimos cuando evaluamos su segunda temporada, Shokugeki no Souma es una franquicia de diversión pura, que si bien no es perfecta, logra su cometido: entretener y dar hambre.

En Ni no Sara el mayor problema fue que se resumió una gran parte del manga, dando al sensación de apresuramiento. Además, el arte disminuyó de calidad. Estos errores técnicos también se trasladaron a la tercera temporada, como ya dijimos en nuestras primeras impresiones. No obstante, en lo que se refiere al guión, se bajó un poco la velocidad.

Y aun así sigue un poco apresurada.

San no Sara es ligeramente decepcionante

La adaptación de J.C. Staff de este popular manga nunca ha sido perfecta. Si bien la primera temporada tuvo un nivel más elevado en cuanto a animación, arte y precisión de la adaptación, pecó de ciertos excesos en en fanservice… incluso más que el manga, lo cual ya es decir. Además, también tuvo problemas de ritmo introduciendo largos flashbacks.

La segunda pecó de todo lo contrario, ventilándose tomos del manga con velocidad pasmosa para una temporada de solo 12 episodios. Eso acompañado del ya mencionado descenso de calidad técnica. En el caso de la tercera temporada, dividida en dos partes de 12 episodios, seguimos viendo una animación poco fluida, un uso subpar del CGI y fallos en los modelos de los personajes.

Sin embargo, estos primeros 12 episodios cubrieron un terreno más razonable que el de Ni no Sara, por lo que desde el punto de vista de la adaptación, se ha retomado la mesura. En especial con el primer arco, el del Banquete Lunar. Allí tuvimos un conflicto bien estructurado y se alcanzó una resolución satisfactoria, pero en el segundo las apuestas subieron demasiado.

La introducción de Nakiri Azami volvió a Shokugeki no Souma muy shonen típico, pero es un mal del que también sufre el manga. Una de las grandes fortalezas de este anime y manga es que Yukihira Souma es un personaje excepcional, tanto por su actitud de nunca darse por vencido, como por la manera en que ayuda a otros a mejorar y les inspira. Su relación con Megumi y Erina, si bien tiene toda la apariencia de un típico triangulo amoroso, se centra mucho más en la comida.

Y más que enemigos, Souma tiene rivales en el arte de la cocina, con la excepción de Etsuya Eizan, quien siempre ha sido un villano caricaturesco. En cambio, desde la entrada de Azami, la historia ha tomado una ruta más típica. Ahora si hay un enfrentamiento entre el bien y el mal en la cocina, que si bien está encarnado en las diferencias de filosofía culinario, es apuntalado por el temor patológico de Erina a su padre.

Esto sirve para elevar la emoción y el riesgo en la historia, pero hace que Shokugeki no Souma: San no Sara, sea menos única.

(El vídeo que sigue es el avance de la segunda parte de la temporada 3 o temporada 4, como prefieran)

Los miembros del Consejo Estudiantil de los 10 de Elite han sido sustituidos, se introducen muchos nuevos villanos a los que apenas tenemos tiempo de conocer antes que les derroten. La cantidad de enfrentamientos Shokugeki se dispara y de pronto la serie termina, eligiendo como final el “plot twist” de la identidad del padre de Souma. Algo que solo era un secreto para Azami y Erina.

Aun así, no puedo decir que San no Sara sea mala, porque no lo es. La serie sigue manteniendo su impulso y si la evaluamos como una unidad, considerando lo ya visto y sabiendo lo que está por venir, la calidad se mantiene. Pese a que Azami es tan villano clásico, su introducción da sentido a la actitud que solía tener Erina. Esto le da mayor fuerza a su cambio personal a lo largo de la historia.

De igual forma, Tsukaha Eishi, el mejor estudiante de Tootsuki, es con diferencia el mejor rival posible para Souma y su participación en la historia aunque corta, fue muy bien ejecutada. Aunque ligeramente decepcionante, esta tercera temporada dividida en dos, sigue siendo Shokugeki no Souma. Conserva todas las fortalezas de la serie y sigue siendo igual de entretenida y nos provoca la misma hambre.

Ya estamos esperando a la primavera, para ver la segunda mitad o cuarta temporada, dependiendo de cómo lo cuentes. La duda es ¿Habrá otra temporada luego o esta resumirá todo hasta el final? Considerando que el manga está en su punto culminante, Shokugeki no Souma merece otra temporada para tener un cierre digno. Mientras, mantiene su 7.5

No por nada es una de las series más populares, siempre.

Imágenes: Web Oficial

Sumario
Shokugeki no Souma sigue sin ser tan buena como en su primera temporada, pero se mantiene al mismo nivel que su segunda. Además, sirve la mesa para la segunda parte de San no Sara, que promete ser mejor.
75 %
Imperfecta, pero entretenida
Puntuación de Usuarios 3.2 ( 1 votos )
Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Amilcar Trejo Mosquera
Cargar más en Anime

Comentarios de Facebook (0)

Comentarios Básicos (4)

4 Comentarios

  1. Jose

    06/02/2018 en 1:58 am

    Concuerdo, Buena reseña!. Por cierto, no tienes pensado escribir una reseña de Kobayashi-san Dragon Maid?

    Responder

    • Amilcar Trejo Mosquera

      06/02/2018 en 2:38 am

      No la vi José. Y creo que nadie la tomó del equipo. De esta temporada voy a ver seis series. Hoy debo empezar a publicar las primeras impresiones

      Responder

      • José

        06/02/2018 en 2:29 pm

        Ok, aunque esa es de la de otoño 2017. Tampoco han hecho de Made in Abyss o Little Witch Academia (ambos del 2017). Quiero ver si vale la pena verlos con una de reseña de ustedes.

        Responder

        • Amilcar Trejo Mosquera

          07/02/2018 en 4:01 am

          Depende de tus gustos, pero ambas son buenas. El problema es que a quienes tocaba reseñar una y otra no lo hicieron jajaja. Nos solemos dividir las reviews y tengo que reclamar esas ausencias.

          Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Mañana inicia la tercera edición del Madrid Otaku

(Madrid, 15 de Junio. O’kuroku).- Este fin de semana regresa el Madrid Otaku, evento de ma…