Inicio Destacadas SAO: ¿Merece ser la Novela Ligera de la Década?

SAO: ¿Merece ser la Novela Ligera de la Década?

22 minuto leer
0
SAO

(Lechería, 6 de diciembre. O’kuroku).- Hace varios días salió la noticia de que SAO había obtenido el título de Mejor Novela Ligera de la Década; y por supuesto, esto encendió un enorme debate.

Empecemos primero por explicar qué fue exactamente lo que ganó SAO. “Kono Light Novel ga Sugoi!” es una guía muy reconocida en Japón que se especializa en tops, particularmente los relacionados con Novelas Ligeras. Por ende, no hablamos de cualquier premio sino de uno aceptado por los entendidos en el país del sol naciente. Si quieren saber más detalles pueden hacer clic acá.

Ya con lo anterior dicho, es hora de enfocarnos en lo que motivó a escribir este artículo. ¿De verdad SAO merece ese galardón? ¿Tiene la calidad suficiente? ¿Ha causado el impacto necesario? ¿Ha sido exitosa a tal punto? Esta nota se va a enfocar en las tres últimas preguntas para tratar de responder la primera de ellas.

El éxito va ligado a las ventas y los rankings. SAO no es la excepción

Si nos referimos a los tops, ¿Qué mejor fuente que la publicación que le dio a esta franquicia el título de Mejor Novela Ligera de la Década? De acuerdo a “Kono Light Novel ga Sugoi!”, SAO se mantuvo dentro del top 10 de Novelas Ligeras del Año en el período 2011 – 2019, llegando a la posición de honor en 2012 y 2013. Sin mencionar que alcanzó al puesto de lugarteniente en los años 2015 y 2016.

Es claro que la serie no sólo captó al público, sino que mantuvo su interés a lo largo de la década; proeza que muy pocas Novelas Ligeras han logrado alcanzar. Por ende, es claro que SAO en este departamento destaca prácticamente por encima del resto. Si desean ver el detalle pueden hacer clic aquí.

Pasemos entonces al tema monetario, es hora de hablar de tops de ventas. Aquí el dominio de SAO ha sido todavía más tiránico. En el período 2012 – 2019 no sólo se mantuvo dentro del top 10, sino que 3 veces alcanzó la cima (2012, 2013 y 2017), una vez llegó a la segunda posición (2014) y en otras dos oportunidades obtuvo el tercer lugar (2016 y 2019)

En conclusión, en lo que se refiere a tops de popularidad y ventas, SAO vence a la competencia y lo hace con amplio margen. Si quieren revisar los tops, pueden hacerlo acá (2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018, 2019)

¿Qué define el impacto de una serie? SAO ha marcado tendencia

Hace un año, uno de mis compañeros dentro de la revista escribió un artículo interesante titulado “10 Animes que cambiaron la historia para siempre”; y para sorpresa de mucha gente, SAO estuvo en ese top. ¿Sus razones? Dejaré que él mismo las diga, cito (parafraseando algunas cosas):

“Basta con ver el panorama actual del anime, para saber que Sword Art Online tuvo un efecto dramático en la escena del anime moderno. La serie popularizó el subgénero Isekai, o de personajes transportados a otros mundos. No fue el primer isekai, pero si el responsable de que ahora no tengamos una temporada sin al menos un isekai.

De hecho, entre los animes de esta década, es junto a Shingeki no Kyojin, uno de esos que ha logrado trascender a su temporada original. ¡De los pocos que siquiera tuvo una segunda y tercera temporada!

Además, dio un segundo aire a la adaptación de novelas ligeras, otra gran fuente de inspiración para el anime moderno, incluso al nivel del manga. Puede que tenga infinidad de defectos narrativos -reconocidos por su propio autor, que está reescribiendo los primeros volúmenes- pero incluso es un poco innovadora, al ser de las pioneras en introducir el tema de la realidad virtual, junto a Ready Player One. Puede que no me guste, pero Sword Art Online ha hecho historia, para bien o para mal, incluso generando un tímido cambio en el tema de las parejas dentro del anime”.

En una época donde los protas Princesos se han vuelto la norma dentro de la industria, SAO asumió el riesgo de romper el paradigma y establecer a su pareja principal casi desde el inicio. Además, no es un secreto que una gran parte del fandom del anime está empezando a cansarse de las “parejas de epílogo” donde el establecimiento de la misma se retrasa por cualquier motivo (algunos comprensibles, otros totalmente absurdos y un montón en medio)

Incluso, un hater del calibre de Mother’s Basement ha reconocido (en su video Why Do So Many People Love SAO? – The Art of Mass Appeal) que este detalle le sumó muchísimos puntos a SAO e incluso fue más allá al atreverse a criticar a Fullmetal Alchemist por no atreverse a hacer lo mismo.

En conclusión, no voy a decir que SAO ha sido la única serie que ha generado un enorme impacto en esta década; sin embargo, negar que ha tenido un gran efecto en la forma en que ha evolucionado la industria del anime es no ver lo obvio. Te puede gustar o no, pero al César lo que es del César. Si quieren leer el artículo completo de mi compañero, puede hacer clic acá.

Hablemos de Calidad. ¿SAO la tiene?

Para desarrollar este punto quiero pasearme un poco por cada uno de los arcos de la serie. Empecemos por “Aincrad” que abarcó los dos primeros volúmenes de la Novela. Fue el que logró enganchar a todo su público y creó el fenómeno, pero no deja de tener problemas de ritmo, construcción de personajes y coherencia narrativa. Sin mencionar que el villano terminó siendo más unidimensional que los de las caricaturas de DC de los 90.

Luego entramos al abismo, caemos en las profundidades del inferno, quedamos atrapados en el tártaro. “Fairy Dance”, segundo arco de SAO que abarca los volúmenes 3 y 4 de la Novela, es quizás uno de los peores arcos en la historia de las Novelas Ligeras y créanme que no estoy exagerando cuando lo digo.

A todos los problemas que mencioné en el arco anterior se le deben sumar algunos nuevos y quizás peores. Primero, ya no estaba el peligro de muerte que era la gran novedad de la serie, por lo que la historia se hizo más plana y perdió el punch porque los riesgos eran muy bajos.

Segundo, Kawahara en un afán absurdo de introducir otras potenciales parejas para Kirito, decidió relegar a Asuna al penoso papel de Damisela en Apuros. Con ello, no sólo dañó a uno de los mejores personajes de la serie, sino que la humilló a niveles imperdonables e inaceptables. La infame escena de Asuna y los tentáculos es vomitiva desde todo punto de vista.

De allí pasamos al tercer arco titulado “Phantom Bullet”, el cual abarca los volúmenes 5 y 6 de la Novela. En líneas generales fue una mejora (era imposible hacerlo peor que en “Fairy Dance”) con el regreso del riesgo de morir, un villano que lucía prometedor y un nuevo juego que era claramente atractivo con mecánicas interesantes.

Sin embargo, no faltaron problemas como la reincidencia de personajes femeninos cuya principal función era ser un supuesto interés amoroso de Kirito que al final no llegaría a nada; las mecánicas del juego y todo el sistema del juego no fue bien trabajado (lo cual fue uno de los dolores de cabeza de Kawahara desde el inicio) y el villano al final se desinfló y no pudo escapar de ser unidimensional.

Luego pasamos al arco “Mother’s Rosario” que abarcó el volumen 7 de la Novela. Este fue el primero de los dos saltos de calidad de la serie, no sólo porque a nivel narrativo Kawahara mejoró bastante, sino porque finalmente le devolvió a Asuna el lugar que nunca debió quitarle. Fue acá donde quedó claro un detalle para todos, fans y haters, SAO mejora enormemente cuando Kirito pierde protagonismo.

El siguiente volumen titulado “Early and Late” no deja mucho para el debate porque son tres historias cortas de las cuales dos se llevaron al anime en diferentes momentos.

Y es acá cuando la serie dio se segundo y definitivo salto de calidad. Fue en este punto donde SAO empezó a cambiar la cara de verdad y comenzó a arrastrar masas nuevamente, no sólo sus antiguos fans se revitalizaron, sino que muchos haters se reconvirtieron en seguidores. Y hay una sola palabra que lo resume todo: “Alicization”.

Si algo tiene Kawahara es que sabe escuchar las críticas. No sólo les presta la debida atención, sino que tiene la humildad de corregir errores. “Alicization” fue justamente el arco donde todas esas revisiones fueron puestas en práctica. De pronto, Kirito dejó de estar roto y se volvió inmensamente débil, los personajes secundarios cobraron tal relevancia que pasaron a ser protagonistas y Kazuto quedó relegado a un papel de apoyo.

La trama comenzó a adquirir una profundidad nunca antes vista; y a pesar de que se volvió más mística, no dejó de elevar las apuestas por lo que el riesgo de muerte volvió a estar presente. Además, el apartado de villanos también tuvo un gran salto de calidad y no me refiero a Quinella (quien fue un buen borrador) sino a Gabriel Miller, quien de verdad es un antagonista en condiciones. Por primera vez SAO contó con un enemigo que daba miedo en serio.

Por otra parte, en esta ocasión los personajes tenían un gran trasfondo que te hacia conectarte con ellos; sin mencionar que el mundo estuvo desarrollado de manera excelente y todo lo sucedido desde el Volumen 1 hasta el inicio de “Alicization” quedó perfectamente relacionado. De hecho, si hay un detalle que resalta todos estos cambios y estas mejoras tiene que ver con la duración misma del arco.

Mientras que los anteriores duraban 2 volúmenes máximo, “Alicization” abarcó 10 (desde el 9 hasta el 18 de la Novela Ligera) Es evidente que al incrementar la duración del arco 5 veces, había más tiempo para explorar la trama, el mundo y los personajes y Kawahara supo usar esto a su favor.

Los volúmenes 19 y 20 de la novela cuenta una side story de “Alicization” titulada “Moon Cradle” y no tiene sentido incluirla acá pues es una extensión del arco; por su parte, el volumen 21 marcó el inicio del arco “Unital Ring”, el cual según Kawahara será el final. Todavía no he podido leer ese volumen por lo que no sé qué tan bueno es respecto a “Alicization”, pero al menos la premisa luce interesante; habrá que esperar y ver.

En mi canal de YouTube hice un video con un análisis mucho más detallado sobre este tema; si desean verlo, acá se los dejo.

En conclusión, no voy a negar que hay más de una novela ligera cuya calidad sea superior a la de SAO, incluso puede que alguna de ellas haya generado un impacto hasta cierto punto en la industria; sin embargo, ninguna la supera en éxito. Sólo Sword Art Online logra sobresalir en los tres departamentos, liderando de forma indiscutible uno de ellos; y es por eso que considero que SAO tiene con qué sostener semejante premio. Nos vemos en la próxima entrega.

Por Jacinto Muñoz (@shougoamakusa)

Fuentes: ANN y Wikipedia.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Jacinto Muñoz
Cargar más en Destacadas

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

RWBY v07e12-13: Si quieres algo bien hecho, usa una ballena voladora

(Lechería, 26 de febrero. O’kuroku).- Tras ver el final del volumen 7 de RWBY debo decir q…