Inicio Juegos Retro Review de Castlevania: Aria of Sorrow, último juego de la saga para GBA

Retro Review de Castlevania: Aria of Sorrow, último juego de la saga para GBA

9 minuto leer
0
0

(Caracas, 30 de Marzo. Yakuza Webzine).- Con solo escuchar Castlevania, todo gamer recuerda alguno de los muchos títulos de esta saga, una de las más longevas y exitosas de la historia de los videojuegos. En este caso hablaremos de Aria of Sorrow, lanzado para el Game Boy Advance (GBA) en 2003.

Este juego fue el tercero que Konami creó para el Game Boy Advance, antecedido por Harmony of Dissonance y Circle of the Moon. El juego integra elementos de juegos de plataformas con RPG, como en el legendario Symphony of the Night.

La historia se ubica en el año 2035, Dracula fue sellado hace mucho desde una batalla en 1999. El argumento se centra en Soma Cruz, un adolescente con poderes, como resultado de ser un candidato a servir como conducto a la reencarnación de Dracula.

Esta reseña de por sentado que no has jugado el juego. Se explicarán ciertos puntos del juego y al finalizar ofreceré una puntuación final.

Narrativa (Historia)

Para iniciar hay que decir que este Castlevania no es ninguna obra maestra en términos de su narrativa. La historia no es el fuerte de este juego, al menos no en comparación con otras entradas de la franquicia.

No hay ningún momento que te haga sentir realmente inmerso en la historia y los personajes no son tan memorables, con la excepción de Soma, el protagonista de la historia, que consigue que nos encariñemos, pero más allá de eso, no es argumentalmente impactante.

Jugabilidad

El juego es un “Metroidvania”, por lo que la idea es explorar todo el castillo de Drácula, que es gigantesco. Esto es realmente impresionante considerando que se trata de un juego para el Advance.

Ninguna zona del juego es igual a otra, (casi) nunca sentirás que los enemigos son repetitivos, pues hay 112 diferentes, cosa que se agradece, a diferencia de otros juegos. Estos enemigos nos darán habilidades (Soul) al asesinarlos, y estas son muy variadas.

La variedad no se limita a los escenarios y enemigos, pues también hay gran cantidad de armas que se manejan de manera muy distinta, permitiendo que el juego no sea repetitivo. Incluso el backtracking no resulta molesto por que te permite observar la belleza del castillo de Dracula y obtener más habilidades.

Sin embargo, es “interesante” la “dificultad del juego. Es muy fácil, no hubo ningún momento en el que se me hiciera complicado como algún Megaman o el propio Castlevania: Harmony of Dissonance. Pero desde un punto de vista de la jugabilidad es realmente adictivo.

Al empezar somos muy débiles, hasta un murciélago puede matarnos, el salto es muy corto, no podemos retroceder, ni deslizarnos, los recursos son limitados, y tenemos que sobrevivir solo con nuestra propia destreza y habilidad. Pero conforme avanzamos adquirimos más poder, al estilo de un RPG con subida de niveles y otros elementos del género.

Gráficos

Hay que admitirlo, los gráficos son hermosos y llenos de detalle. Los enemigos tienen una estética impecable y como dibujante me impresionó el detalle que tiene. Hablamos de una consola portátil, por lo que la capacidad es limitada, así que a nivel de gráficos tiene una máxima nota.

Banda Sonora

Es buena, pero recomiendo escucharla con unos audífonos de alta gama, debido a que la consola no tiene muy buen estéreo que se diga. En lo personal y en términos de producción tiene buenas canciones, pero son muy pocas.

Llegan a ser repetitivas por lo cual pierden mucho peso para ser una franquicia que destaca por su jugabilidad y música. Así que en este aspecto decae un poco, lo cual es una pena considerando otros precedentes en la saga.

Extras

El elemento que más me gusta citar de un videojuego, los extras o desbloqueables. Adoro desbloquear elementos en los juegos, hacen que sea rejugable, y más interesante.

¿Que tiene para ofrecernos este Castlevania? Nos da la posibilidad de jugar el “Boss Rush”, que es un reto consistente en asesinar todos los jefes sin morir en el menor tiempo posible. También hay disponible una serie de códigos que alteran el juego, desde jugar con Julius Belmont hasta jugar sin ítems, lo cual añade más dificultad. También permite imponerse retos como maratones sin guardar partida, lo cual le da puntos al juego.

Para finalizar, Castlevania: Aria of Sorrow es un buen juego. Pese a algunas debilidades tiene grandes cosas que le hacen adictivo, aunque la historia no es su fuerte, cosa que compensa con su jugabilidad y gráficos. Esto se valora, sobre todo en comparación con las dos entregas anteriores en la Advance. Si quieres comprarlo vale la pena, es un juego que vale la pena pese a ser algo corto. Pasaras un buen rato con él te lo aseguro

Puntuación: 75/100

Fabrizio Diaz Contin (@TheWosk)
Imágenes: Pertenecen a sus respectivos autores

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Redacción Okuroku
Cargue Más En Juegos

Mira además

Guía básica sobre los dramas asiáticos: Kdramas, doramas y Cdramas

Un error común que puede verse en los diferentes grupos de fanáticos del entretenimiento A…