Inicio Literatura Ordenes Ejecutivas, un thriller político del Nostradamus literario Tom Clancy

Ordenes Ejecutivas, un thriller político del Nostradamus literario Tom Clancy

11 minuto leer
0
0

(Madrid, 11 de Agosto. Yakuza Webzine).- Ayer por la noche terminé de leer Ordenes Ejecutivas, un thriller político militar del fallecido Tom Clancy, protagonizado por su personaje más conocido, Jack Ryan. Un libro apasionante y lleno de profecías. 

El libro es una continuación directa de Deuda de Honor, un libro que llegó a las noticias en 2001 por predecir con 7 años de antelación la posibilidad de un ataque terrorista con un avión en los Estados Unidos.

En Ordenes Ejecutivas, Jack Ryan, quien se juramentó como vicepresidente en Deuda de Honor, debe afrontar la responsabilidad de reconstruir el gobierno de EEUU, que perdió a casi todos sus senadores, diputados, la Corte Suprema de Justicia, el ejecutivo, el Estado Mayor militar y las cabezas del FBI, CIA, NSA y otras agencias de gobierno.

Atrapado en un trabajo que nunca deseó, Ryan se encuentra ante la posibilidad de cambiar el rumbo de la historia de su país, acabar con la burocracia, la corrupción y el juego político de los lobbies y los medios.

Pero ante lo que es percibido como un momento de debilidad y un líder inadecuado para el país, amenazas dentro y fuera del país se levantan contra Ryan, que necesitará más que las ordenes ejecutivas como vicepresidente para evitar que EEUU caiga en un abismo.

Un libro clásico de Clancy, salvo por un detalle

Todo el que conozca el trabajo de Clancy sabe hacia donde apuntan sus tecnothrillers. Ordenes Ejecutivas (Executive Orders), fue publicado en 1996 y en la edición que leí tiene 1273 páginas y medio millón de palabras. ¿Y que es este libro? La fantasía que tenía Tom Clancy de convertirse en el presidente de su país y resolver todo lo que en su opinión estaba mal.

Claro, Clancy era un conservador y quizás algunas de sus posturas ideológicas le puedan resultar chocantes a muchos, sin embargo el idealismo del autor es notorio. Jack Ryan es un personaje que desarrolló por muchos años y cuya principal fortaleza era su inteligencia y valor, más que capacidad con una pistola. No era un héroe típico de acción, pero era decisivo cuando le tocaba usar un arma.

En esta ocasión es un pez fuera del agua

La lenta evolución del larguísimo libro hasta su desenlace final, aunque muy satisfactoria, puede resultar previsible y anticlimatica. Que no es lo mismo que decir que el libro sea malo, al contrario. El libro me mantuvo atrapado todo el tiempo, pero por momentos sentía que se estancaba en exceso o que pasaba muchísimo tiempo sin saber nada de Ryan o de John Clark y Domingo Chávez, los agentes de la CIA que se encargan de hacer el trabajo sucio para Jack.

Es un libro clásico de Clancy, todo un experto en temas militares y de inteligencia, al menos como escritor. ¿El detalle que falla? Justamente el rol reducido de Jack Ryan en la acción. Pero es natural, como presidente no puede ir por allí haciendo el trabajo de espía.

Los conflictos de Ordenes Ejecutivas

En este libro, la novena entrega el Ryanverse, o el Universo de John Patrick Ryan, los ataques vienen de todos los rincones del mundo. En casa, Jack tiene que enfrentar los golpes bajos del Edward Kealty, el exvicepresidente que quiere sacarlo del poder y está filtrando a la prensa información confidencial manipulada.

Además, hay un plan para atacar a su familia y para eliminarlo a él, usando a terroristas y a un doble agente en el gobierno. Por si fuera poco, se desata una guerra con armas químicas en el país usando el virus del Ébola.

En el extranjero tiene que lidiar con las tensiones entre la República Popular China y la República de China (Taiwan), las provocaciones de la armada de la India y la unificación de Irán e Iraq en la República Islámica Unida, que luego la emprende contra Arabia Saudita y Kuwait, en un intento por adueñarse de todo el golfo pérsico y con las vistas puestas en las antiguas repúblicas soviéticas con población islámica.

El único plot que no conduce a ningún lado involucra a unos rednecks libertarios que pretenden atacar la Casa Blanca, pero que no terminan de ser más que una absurda distracción sin ninguna relevancia en el desenlace.

Todos estos complejos conflictos todos unidos en un solo libro resultan en una experiencia que te absorbe y te mantiene en tensión, hasta que llega el momento de la catarsis final. Durante todo el libro Ryan es subestimado y verlo poner en su sitio a sus rivales uno tras otro cerca del final es tan satisfactorio

Las premoniciones de Ordenes Ejecutivas

Clancy estudiaba muy bien la realidad geopolítica, tenía una gran imaginación e investigaba a profundidad antes de escribir. Si bien realmente no es un gran narrador, es un gran creador de escenarios. Por eso se ganó la fama de Nostradamus moderno al ser en cierto modo el inspirador y adivino de sucesos que han ocurrido.

Aquí mencionaré algunas de las ideas de este libro que han resultado, al menos en parte, ser profecías parcialmente cumplidas:

¿Como para tener miedo no?

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Literatura

Mira además

La segunda temporada de Kimetsu no Yaiba no tendrá censura

La Gerente de Programación de Fuji TV, Yuriko Nakamura, habló con la prensa japonesa hoy p…