Inicio General Perfiles y Homenajes Max y Milia: Un ejemplo a seguir para los protas del manganime

Max y Milia: Un ejemplo a seguir para los protas del manganime

23 minuto leer
0

(Lechería, 21 de julio. Yakuza Webzine).- Hace un tiempo escribí un artículo sobre el romance en el anime; y, ahora quiero hacer una especie de complemento a la vez que un homenaje a esa extraordinaria pareja: Max y Milia.

Quienes han leído mis notas saben que detesto el manejo del romance en la gran mayoría de series japonesas; y, que soy un detractor a tiempo completo de lo que yo llamo “las nefastas parejas de epílogo”.

Han sido muchos los debates que he tenido con quienes defienden que los protagonistas se junten al final; y, el argumento más usado por ellos es el “desarrollo de personajes”; concepto que ha sido pisoteado hasta la saciedad por autores y fans para justificar el no atreverse a desarrollar la historia con los protagonistas siendo pareja establecida.

Y aprovecho el momento para aclarar que una pareja establecida no es lo mismo que una insinuada o que una planteada; son muchos los ejemplos de parejas insinuadas o planteadas que al final no se establecen. Por ello, mientras no haya una confesión donde ambos se digan sus sentimientos y acepten empezar a salir; no se considera que esa pareja se haya establecido.

El avance lento del romance para lograr un buen desarrollo de personajes no es más que una falacia; en muchas ocasiones se ha visto que parejas que tardan eones en juntarse no logran una buena evolución como personas; mientras que parejas que se establecen con rapidez luego terminan con un gran desarrollo.

No quiero extenderme mucho en este punto porque he hablado de este tema hasta la saciedad; además, hoy esta nota está dedicada a una de las parejas más grandes del anime. Una de esas parejas que mostró madurez, tenacidad, valentía y amor. Una de esas parejas cuya historia debería imprimirse y hacer que todo mangaka; y, todo director de anime se la aprendieran de memoria. En resumen, una pareja cuyo ejemplo debería ser seguido por el resto de protagonistas del manga y el anime.

Cuando empecé a ver SDF Macross, lo hice porque mi compañero Sensei Agot me la recomendó; sólo bastó que me dijera que el anime tenía una pareja que se establecía rápido y que luego de juntarse seguían en la serie luchando juntos. Él sabía que yo estaba desesperado por ver series así; por lo que obviamente, tras recibir el aviso, no dudé en darle una oportunidad a la obra de Kawamori.

La serie me atrapó desde el vamos, eso lo admito. Nunca he sido fan de las series de mechas; pero Macross me compró con su gran historia y su excelente manejo de personajes. Me ilusionó con una trama madura, un triángulo amoroso muy bien manejado; y, unos “dogfights” geniales. ¿Cómo no ver este anime?.

De hecho, me pareció extraordinario que el primer encuentro entre Max y Milia fuera en medio de una de las “dogfights” más emocionantes de la franquicia. Ya varios capítulos antes, la serie comenzó a generar mucha expectativa por ese combate; y, cuando finalmente se dio, de verdad que superó con creces lo que esperaba.

Pero el asunto no terminó allí; siendo Milia el as de los Zentradi, su orgullo no podía tolerar su derrota. Es así como busca un segundo enfrentamiento, esta vez en una sala de arcades; es allí cuando Max se prenda de ella. Sí, muchos dirán que fue insta-love; pero eso es lo que normalmente se ve en casi todos los anime Shounen.

Los protagonistas se encuentran y el chico termina sintiéndose atraído por la chica; sin embargo, la diferencia entre Max y casi todo el resto de jóvenes en la series de anime Shounen (y algunas seinen), es que el piloto tomó un curso de acción distinto. En lugar de activar los famosos escudos de virginidad, de sentirse incómodo por la situación o temeroso por el rechazo; Jenius dio un paso al frente y se lanzó a la conquista de la mujer.

Este movimiento fue aprovechado por Milia para tenderle una emboscada con el fin de matar al único que había sido capaz de ganarle en combate, y dos veces. Sin embargo, por tercera ocasión Max sale victorioso; y, es allí cuando la Zentradi se derrumba y termina cayendo rendida en los brazos de él.

Voy a admitir que la forma en que se establecieron no fue la más romántica; no obstante, la vida misma está llena de ejemplos de parejas que se establecen con rapidez siendo rivales al comienzo. Algunas terminan bien y otras no; pero pasarse años de cortejo para finalmente establecerse tampoco es garantía de una relación duradera.

A partir de allí sucedieron cosas increíbles. Primero, la resolución de Max para casarse a pesar de las objeciones iniciales. Segundo, la boda en sí misma que fue genialmente insertada en la trama de la serie. De hecho, ese acontecimiento fue tan importante en Macross, que incluso en la serie actual, Macross Delta, se recordó.

Nota Max y Milia In Depth 03

Y no es para menos, ese matrimonio no sólo fue la unión de dos personas; sino que marcó el inicio de una alianza entre humanos y Zentradi que ha probado ser de las más duraderas de la franquicia.

Tercero, ambos tuvieron una hija; y, de nuevo, eso fue insertado en la historia de gran manera. Komilia fue capaz de marcar el rumbo de una guerra. Cuarto, fue sublime ver a los dos combatir juntos, inicialmente en su boda cuando compartieron cabina; y, luego cada uno en su VF. Aún hoy, dentro de la misma Macross, se sigue buscando repetir ese dúo, aunque con resultados no muy buenos.

Nota Max y Milia In Depth 04

Quinto, su descendencia ha sido parte activa dentro del Universo Macross; de hecho, Mylene (hija) y Mirage (nieta) han sido protagonistas en Macross 7 y Delta respectivamente. Sexto, cuando su unión tuvo problemas, fueron capaces de superarlos para seguir juntos; y, séptimo, han sido una de las parejas más longevas del anime.

Nota Max y Milia In Depth 05

Paradójicamente, en las series más recientes de la franquicia Macross: 7, Frontier y Delta, el manejo del romance ha sido penoso. Y lo peor es que han buscado recrear a ese dueto guerrero (Michael y Klan Klang, Hayate y Mirage), pero dejando de lado un elemento fundamental.

Gran parte de lo que convirtió a Max y Milia en leyendas fue el hecho de ser pareja (arriba expliqué las razones); por eso, pretender que un dúo de pilotos tenga el mismo impacto sin involucrarlos de forma amorosa está condenado al fracaso.

Con Klan Klang y Michael se buscó imitar casi todo. Él humano, ella Zentradi; el color de la nave de él azul, el color de la de ella rojo; ambos pilotos de combate expertos. No obstante, su romance fue tan mal llevado que esa química vista en Max y Milia nunca surgió. Sí, la escena de la muerte de él en la serie fue emotiva, pero aparte de eso no nos dieron mucho más. Sin mencionar que los dos estaban muy lejos de ser ases.

Con Hayate y Mirage se ha buscado crear de nuevo ese dueto de combate; sin embargo, hasta ahora, tras 16 episodios de Macross Delta, ambos ni siquiera están cerca de lo que lograron Klan Klang y Michael. En batalla no hacen un gran equipo (es todo Hayate) y en el romance, pues poco y nada. Es curioso como la descendencia de Max y Milia se ha desviado de la esencia familiar. Ni Mylene ni Mirage han mostrado esa disposición para asumir sus sentimientos y luchar por ellos que tenían la pareja de ases.

Obviamente, fuera de la franquicia es común ver parejas protagónicas que se pasan 27 tomos o más de 500 capítulos para establecerse; para que al final sólo recibamos una foto o media viñeta de su unión. Independientemente de si lucharon juntos o no a lo largo de la serie (no siempre es el caso); esa estrategia de dilatar la unión para mantener al espectador interesado me parece una bajeza.

Nota Max y Milia In Depth 09

Nota Max y Milia In Depth 10

Si tu historia es buena, si tu trama es de calidad; es allí donde debe estar la responsabilidad de mantener al espectador interesado. No tendría que hacer falta recurrir a trucos baratos para ello. Y voy más allá; cada vez más las series románticas, donde todo el peso está puesto en la pareja, se atreven a establecer la unión de los protagonistas con prontitud.

Es que tener a una pareja establecida abre un gran abanico de posibilidades; pero claro, ello requiere que el autor sepa contar una historia de ese modo. Poder ver cómo se desarrolla la unión al tiempo que evoluciona la trama es algo genial; y, sobretodo, ser testigos de lo que sucede luego de ese beso o de esa confesión no tiene precio.

Nota Max y Milia In Depth 08

Mucha gente dice que no importa lo que suceda después de que la pareja se una, que lo importante es el proceso. Con todo respeto, más luchas se viven después de unirse que antes. Lo que pasa es que quizás mucha gente está influenciada por ese “Vivieron felices para siempre” de Disney; y, asumen que luego de la unión todo es color de rosas. Nada más lejos de la realidad.

Mantener una relación es mucho más duro que iniciarla. Todo el que ha tenido pareja (se haya casado o no) lo sabe. Además, ¿Se imaginan SDF Macross con Max y Milia estableciéndose como pareja al final? Imaginen todo los cambios que ello implicaría respecto a la trama.

Nota Max y Milia In Depth 11

Yo soy del grupo de los que prefieren ver qué hay luego del “sí quiero”; sobretodo, si eso nos permite ser testigos del crecimiento de la pareja mientras superan los obstáculos que la trama les pone en su camino. Y no me refiero sólo a problemas amorosos, sino también a los conflictos propios de la historia.

Con Max y Milia vivimos de todo

Cuando me preguntan cuáles escenas de Max y Milia en SDF Macross fueron las que más me gustaron; siempre pienso en mi top 5, pero dentro de ese top hay una que por su simpleza me impacto especialmente. Me refiero al momento en que Milia casi quema la habitación de Max en su noche de bodas; con todo y el fastidio de Hikaru.

Nota Max y Milia In Depth 06

Ese momento de cotidianeidad en la pareja me pareció genial. Eso es algo que se ve poquísimo en el anime actual. Y no cuento esos settings de poner a los protagonistas a vivir juntos sin ser pareja; ni siquiera esos casos donde “son pareja” por obligación, compromiso, imposición o malentendido, pero que no se comportan como tal.

Pero yendo más allá, a Max y Milia los vimos como pilotos, enemigos, guerreros, padres, esposos y líderes. Nos regalaron momentos mágicos como esa frase de Milia en la celebración de su boda cuando los Zentradi atacaron; esas escenas en que Max y Milia se esforzaron por negar que estaban separados; su reconciliación; sus batallas; incluso ese instante cuando ella le arregla el cuello de la camisa a él.

Nota Max y Milia In Depth 01

Nota Max y Milia In Depth 07

¿Cuántas otras parejas nos han brindado un rango tan amplio de experiencias dentro del manganime? ¿Cuántas parejas pueden nombrar que se hayan establecido antes del 80% de la serie, que peleen juntos, que se hayan casado, que hayan tenido hijos, que sus hijos hayan sido luego protagonistas y que no sean de Dragon Ball? Se los dejo de tarea. Espero sus respuestas en la caja de comentarios. Nos vemos en la próxima entrega.

Nota Max y Milia In Depth 02

Nota Max y Milia In Depth 12

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Shougo Amakusa
Cargar más en Perfiles y Homenajes

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

Ubisoft apoya reconstrucción de Notre Dame a través de Assassin’s Creed Unity

(Lechería, 18 de abril. O’kuroku).- Tras la terrible noticia del incendio en la Catedral d…