Inicio TV Limitless terminó, dejándonos con ganas de más NZT
TV

Limitless terminó, dejándonos con ganas de más NZT

8 minuto leer
0
0

(Madrid, 28 de Abril. Yakuza Webzine).- Limitless llegó a su final de temporada y es hora de mirar atrás y ver que nos dejó esta particular secuela del film de Bradley Cooper del mismo nombre. Lo cierto es que quedamos con ganas de más ¿La causa? Su particular sentido del humor y su protagonista.

Mientras que la película nos mostraba como Eddie Morra (Bradley Cooper) era perseguido luego de descubrir la droga inteligente NZT-48 y a pesar de ello lograba poner su vida en orden y finalmente vender a sus perseguidores, en la serie Brian Finch (Jake McDorman) es la persona más desinteresada que hay.

Si, Brian también hizo muchas tonterías y se aprovechó de tener inmunidad al NZT, pero el protagonista de Limitless piensa antes en el bien común que en su propio cuello, como bien demostraron los dos capítulos finales. Este es un tema sobre el que el propio Morra le confrontó, el como, incluso bajo los efectos de la droga, Brian piensa en los demás. En ese contraste está la fortaleza del show.

Un protagonista cuyo corazón está en el lugar correcto y que se gana el aprecio de todos por su desinteresada manera de ver la vida, es un gran punto central para un show en el que todos, salvo pocas excepciones, están velando por su propio cuello o se ven tentados a hacer un mal uso de la droga.

Puede que Limitless haya sido otro show de procedimientos policiales más, comparable con tantos otros en la escena televisiva donde un genio con comportamiento extraño resuelve crímenes, pero el secreto de esta serie fue un uso del humor visual, las referencias a la cultura pop y un protagonista integro para darle otro sabor.

Limitless Brian Eddie

No menos importante es Rebecca Harris (Jennifer Carpenter), la agente del FBI de turno, quien sirve de contrapeso y quien es esa amiga que le da un objetivo a toda la bondad innata de Brian. ¿Lo mejor de la relación? Que siempre se mantuvo como una amistad y no usó la carta de «tendrán o no tendrán algo».

Porque el romance para nuestro protagonista fue con otro personaje, Piper Baird (Georgina Haig), una usuaria más standard de NZT, que piensa en su propio beneficio y es humanizada por su contacto con Brian. Es ese vinculo el que mueve a la acción a Finch, incluso con el riesgo de sufrir los devastadores efectos secundarios del NZT.

En un mundo donde Jarrod Sands (Colin Salmon) encabeza su propia legión del mal opuesta a los designios de su exjefe, el senador Morra. Donde el NZT ya se hizo público e inunda las calles de Nueva York, la entereza moral de Brian es tal no podemos más que preocuparnos a donde le llevará su cruzada por frenar la «epidemia» y salvar a su amada.

Como tantos otros shows, Limitless llevó al limite lo que sus casos fuera de lo común podían ser. Abusó de la narrativa fragmentada. Pero cuando se enfocó en el argumento y misterio central, fue cuando mejor funcionó y los casos terminaron siendo simplemente el ruido de fondo. En el final a dos partes, las investigaciones solapadas del FBI y Brian por su cuenta, usando NZT-48 callejero, fueron no solo emocionantes, sino muy bien pensadas.

Limitless TV

Aunque el desenlace final de la serie haya sido un poco anticlimatico en términos de la lucha contra otros usuarios de NZT, considero que el show puso su dinero donde debía: en el conflicto personal de su protagonista. Y fue eso lo que hizo que funcionara tan bien a tantos niveles, al punto que la «batalla final» pasó a un segundo plano. Pero no sin antes abrir el mundo a una nueva realidad.

Con tanto NZT en las calles, de confirmarse una segunda temporada, Brian tendrá que enfrentar a no pocos rivales a nivel intelectual. Ser ahora realmente inmune a la superdroga le da una ventaja ¿Pero que tanta ante alguien como Morra o los potenciales peligros que le esperan? Si supera sus evidentes agujeros en la narrativa y construye una linea argumental interesante y solida para la segunda temporada, Limitless, que aún espera renovación, puede mejorar mucho. Si no la renuevan, habrá sido un gran debut y despedida. 

Por cierto, aún no puedo creer que Mike se llame Darryl. Darryl y Jason no suena bien ¿Por qué no lo dejamos en Mike & Ike?

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En TV

Mira además

Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba generó 1 billón de yenes en 2020

(Madrid, 16 de Octubre. O’kuroku).- Para nadie es un secreto que Demon Slayer: Kimet…