Inicio Literatura Una guía para leer a Kazuo Ishiguro, premio Nobel de Literatura 2017

Una guía para leer a Kazuo Ishiguro, premio Nobel de Literatura 2017

11 minuto leer
2
0
Kazuo Ishiguro

(Madrid, 20 de Noviembre. O’kuroku).– Con vergüenza debemos admitir que hemos demorado más de un mes para hablar de Kazuo Ishiguro y su premio Nobel.

El autor japonés se convirtió en el galardonado del prestigioso premio en su edición de este año el pasado 5 de Octubre. Su victoria supuso para algunos, un regreso a la normalidad y la lógica para el comité que elige a quienes reciben esta distinción.

¿Por qué? Por lo que supuso el extraño premio a Bob Dylan. Si, que el famoso cantante y compositor puede ser considerado un poeta, pero su trayectoria en la literatura es más bien nula.

El comité no podía elegir a nadie mejor para lavar la cara. Kazuo Ishiguro es bien conocido a nivel mundial y su obra ha sido traducida a más de 40 idiomas. Sus obras «Lo que queda del día» y «Nunca me abandones» son famosos y ambas han sido adaptadas al cine. Pero su trabajo no se queda allí, por eso les ofrecemos una pequeña guía para quienes no le han leído.

¿Quien es Kazuo Ishiguro?

Ishiguro es un novelista britanico de origen japonés. Nacido en Nagasaki en 1954, su familia emigró al Inglaterra cuando tenía solo 5 años. Su padre, Shizuo Ishiguro, fue invitado a trabajar en el Instituto Nacional de Oceanografía del Reino Unido, lo que motivó la mudanza de la familia a Guildford, Surrey.

No regresaría a su Japón natal hasta 1989, como participante de un programa corto de la Fundación Japón. Pese a que sus primeros dos trabajos están ambientados en Japón, en realidad son una versión imaginaria que se había hecho del país, pues le dejó muy joven.

Egresó en 1978 de la Universidad de Kent con títulos en Inglés y Filosofía, luego obtuvo un Máster en Escritura Creativa en 1980 y su tesis se convirtió en su primera novela, «Pálida luz en las colinas», publicada en 1982. Un año después adquirió la ciudadanía inglesa.

Guía para leer a Ishiguro

El trabajo de Kazuo Ishiguro puede ir de un estilo convencional muy pulido a una compleja y a veces incoherente narrativa. Para un novato, enfrentarse con algunas de sus obras puede ser complicado. Un buen punto de partida son sus obras más conocidas, como «Never Let me Go» (Nunca me abandones), publicada en 2005. No obstante, si eres un experto en ciencia ficción, sus temas pueden sonarte demasiado conocidos. Esta historia no habla de Kathy, una clon criada para ser donante de órganos… algo muy similar a cierta película que se vio en los cines ese mismo año.

Si ese es tu caso, es mejor empezar por «Remains of the Day» (Lo que queda del día), de 1989. Esta es la historia de un mayordomo inglés, quien narra su vida y en especial su relación con la Señora Kenton, un ama de llaves. Ambos libros son buenos puntos de partida para entender el mundo de Ishiguro y como disfruta hacer sufrir a sus lectores, con la primera haciéndonos llorar y con la segunda dándonos escalofríos.

El siguiente paso natural sería «When We Were Orphans» (Cuando fuimos huérfanos) del año 2000. Es una deconstrucción de géneros. Empieza siendo una novela de detectives, evoluciona en una historia familiar y luego tiene aspectos de historia de guerra sin serlo del todo. La narrativa es menos cohesiva y en vista que es contada en primera persona, es difícil confiar en el narrador y su visión del mundo. Es la historia de un niño que creció en el asentamiento británico de Shanghai hasta la desaparición de sus padres, y que crece para convertirse en detective. Entonces decide investigar lo que ocurrió con sus progenitores.

Luego de esto ya podemos intentar abordar sus dos primeros trabajos, «A Pale View of Hills» (Pálida luz en las colinas) y «An Artist of the Floating World» (Un artista del mundo flotante), esta última de 1986. La primera nos cuenta la historia de Etsuko, una mujer de mediana edad que vive sola en Inglaterra y abre una discusión entre ella y su hija menor, Niki, sobre el suicidio de su hermana Keiko. En la segunda, nos encontramos con Masuji Ono, un pintor de cierta edad que analiza su vida y como la ha vivido en el Japón de la postguerra. En su caso, debe aprender a aceptar su responsabilidad por sus acciones pasadas y adaptarse a como el mundo ha cambiado.

A continuación podemos seguir con su novela más reciente, The Buried Giant (El Gigante enterrado), del año 2015. En este libro el autor se aventuró en el género de fantasía de forma alegórica. Con leyendas medievales inglesas como telón de fondo, con dragones y maldiciones, el libro cuenta quizás con los protagonistas menos agradables de entre todos los libros de Ishiguro y eso ya es decir.

Para el final dejamos al novela más complicada de leer de este autor, «The Unconsoled» (Los inconsolables) de 1995. Su estructura onírica y elíptica le hace extremadamente complicado de leer. Es la historia de Ryder, un famoso pianista y tiene lugar en un período de tres días. El artista arriba a una ciudad europea para un concierto, pero la cantidad de compromisos y citas con las que debe cumplir antes del mismo son tantas que las olvida y está frustrado por su incapacidad para tomar el control de la situación.

No es como el Ulises de Joyce de complicada, pero si es bastante difícil de leer. Y aquí concluimos con sus novelas, aunque el autor también ha escrito historias cortas y guiones, por si gustan abordar un poco más de su trabajo. Se los dejamos de tarea.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Amilcar Trejo Mosquera
Cargue Más En Literatura

Mira además

13 de los señores Sith más famosos y relevantes de la historia

(Maracay, 4 de Mayo. O’kuroku).- En el Día de Star Wars, una celebración surgida de …