Inicio Etc Fanzone FanFic Cross Ange: La Venganza de los Antiguos 6

FanFic Cross Ange: La Venganza de los Antiguos 6

53 minuto leer
1
FanFic Cross Ange

Cross Ange: 天使と竜の輪舞 (Rondó de Ángeles y Dragones)
La Venganza de los Antiguos
Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Capítulo 5
Empieza el Festival

Tusk y Dominic permanecieron frente a frente mientras se miraban fijamente por varios segundos, tiempo que a los demás les pareció eterno; entonces, casi al mismo tiempo ambos se acercaron y se dieron un enorme abrazo.

– ¡No puede ser! ¡Estás vivo! – dijo Tusk sin contener si emoción.
– Yo creí que estabas muerto – respondió Dominic sintiendo que su cabeza estaba sumida en un completo caos.

Por mucho tiempo Dominic pensó que su mejor amigo había muerto aquella fatídica noche y eso fue una de las llamas que alimentó su odio durante todos esos años; sin embargo, allí estaba el chico de pie frente a él haciendo que de repente las razones para su venganza no estuvieran tan claras.

– Esto quiere decir que Istvan… – empezó a decir Dominic ilusionado.
– No – respondió Tusk negando con la cabeza – Él y mamá murieron durante la batalla contra Embryo.
– ¿Vanessa también? ¡¿Estás seguro?! – preguntó Dominic sintiendo que su mundo de pronto empezaba a derrumbarse.
– Sí, yo mismo vi sus cuerpos cuando la batalla terminó – contestó Tusk – Pero, ¿por qué te sorprende? – preguntó Tusk extrañado.
– Es que ella es Norma… – murmuró Dominic tratando de encontrarle una explicación a los que estaba sucediendo.
– ¿Y? Todas las Norma que salieron al combate murieron en aquella batalla – explicó Tusk sin entender la actitud de su amigo.
– ¿Todas? ¿Y Jill? ¿También murió? – inquirió Dominic haciendo un esfuerzo enorme por ocultar su desesperación.
– No, Jill no murió en aquel momento, fue la única sobreviviente junto conmigo – respondió Tusk – Bueno, además de ti y los que dices que se salvaron contigo, claro – se apresuró a corregir.

Esto último le permitió a Dominic recomponerse. Finalmente, Jill sí sobrevivió. Claro, era de esperarse siendo la líder de la traición. Lo que entonces asumió el joven fue que en aras de que la operación no tuviera fisuras, a Jill no le importó sacrificar a su propia gente.

Esta revelación hizo que su visión de Vanessa cambiara. Al final, la madre de Tusk y quien fue casi una madre para él no les había traicionado; al contrario, ella sólo fue un daño colateral en un macabro plan de Embryo junto con Jill. Por supuesto, el odio de Dominic hacia Alektra se potenció a niveles difíciles de cuantificar.

El chico estuvo tentado entonces a preguntar dónde se encontraba la perra mayor, pero su mente racional, que ya estaba recobrando la compostura, le impidió hacerlo. Ese gesto iba a lucir demasiado extraño y le llevaría a tener que dar explicaciones, lo cual podía ponerle en una situación comprometida.

Además, lo que le había dicho Tusk sugería que no todas las Norma estaban metidas en la traición, por lo que eso cambiaba por completo el objetivo de su misión; antes de dar cualquier paso era necesario conocer con más detalles la versión de Tusk de lo vivido esa noche y hasta qué punto las Norma estuvieron involucradas.

En ese momento, Dominic colocó en su mente como objetivo primario definir cuáles Norma participaron en el complot junto con Alektra. Esa información era fundamental porque ayudaría a definir si las Norma como raza eran enemigos o no.

PPPPPPPPPPPP

Ange, Tusk, Salia, Naga, Kaname, Salamandinay y Dominic estaban tomando el desayuno. Tras el efusivo encuentro de los amigos, la tensión del ambiente se disipó y todos estuvieron más relajados. Al final, había sido providencial que el Caballero de la rubia fuera ese día porque gracias a él se confirmaron versiones y se disiparon dudas.

– Entonces, todo el grupo que estuvo contigo murió en ese combate… – dijo Tusk perdiendo las esperanzas de ver a más sobrevivientes.
– Todas sus naves estallaron, eso seguro – respondió Dominic – Claro, que viéndote ahora, no puedo evitar pensar que quizás algunos pudieron haberse salvado – añadió el recién llegado de la otra Tierra.
– Claro, lo mismo pienso. Ahora no podemos dar a nadie por muerto tan rápido – aceptó Tusk.
– Y ¿Qué piensas hacer ahora Dominic-dono? – preguntó Salamandinay otorgándole al joven el mismo trato y rango que le daba a Tusk.
– Quiero regresar cuanto antes. Si algunos de mis compañeros lograron sobrevivir es mi deber ayudarles – respondió Dominic sin pensarlo.
– Entiendo – respondió la princesa tras dar un sorbo a su té – En ese caso, ordenaré que tu unidad empiece a ser reparada de inmediato.
– ¡Muchas gracias… eh Sala… Salam… Teniente Guardián! – contestó Dominic tratando en vano de pronunciar el nombre de la princesa.
– Es Salamandinay – indicó la descendiente directa de Aura tras un suspiro – realmente no es tan difícil.
– Lo siento – respondió Dominic apenado.
– Es un nombre demasiado largo, Salako, ya te lo he dicho – indicó Ange haciendo que la princesa resoplara – Por cierto, tengo entendido que en tu relato dijiste que actualmente el Imperio Misurugi es un lugar próspero, ¿me podrías decir si sabes quién está al mando? – preguntó la rubia con curiosidad. Cuando se despidió de su hermana menos, Ange no tenía ninguna intención de volver a verla o saber de ella; sin embargo, ahora que había escuchado esas noticias, no había podido evitar sentir deseos de saber si su hermana era la responsable de aquello.
– Realmente no sé mucho. Como dije, sólo nos llegaron rumores de que mucha gente estaba yendo hacia allá porque el lugar se estaba recuperando rápido. Pero con todos los medios de comunicación inactivos, era imposible saber si esos rumores eran ciertos o no y tampoco era posible obtener más detalles. Sin embargo, como no teníamos nada que perder, decidimos ir y comprobar qué tan cierto era todo aquello. Por desgracia no pudimos llegar – respondió Dominic suspirando al recordar lo sucedido.
– Entiendo. De verdad lamento mucho lo que pasó – dijo Ange – ¿Y mientras reparan tu máquina qué harás? – preguntó la rubia para cambiar de tema porque sabía que había tocado un punto sensible.
– Bueno, la verdad no tengo idea. Hasta ahora he estado aquí siguiendo las instrucciones que me han dado – respondió el joven con una risa nerviosa.
– No eres un prisionero – aclaró Salamandinay – Eres libre de ir donde quieras.
– ¿Por qué no vienes con nosotros? – preguntó Tusk – En Nueva Arzenal tenemos espacio para que te quedes y así podemos ponernos al día.
– ¡Gracias! Suena bien – contestó Dominic.
– Dominic, disculpa, pero hay algo que quisiera que me dijeras – señaló Salia quien hasta ese momento había estado analizando la situación – ¿Tienes idea de si había más Ragna-mail en el Imperio Misurugi aparte de los que Ustedes tomaron?
– No se preocupe. Nosotros no registramos el Imperio Misurugi realmente; simplemente, al ver las unidades vimos una oportunidad y para ello debíamos sacarlas e irnos de la zona lo más rápido posible. Quedarnos a buscar más cosas era demasiado peligroso – respondió Dominic.
– Claro, claro – dijo Salia asintiendo – Valía la pena preguntar – finalizó resignada.
– Bueno, ya que todo está aclarado, creo que lo mejor será iniciar las reparaciones del Ragna-mail y supongo que Ustedes querrán regresar enseguida a Nueva Arzenal – dijo Salamandinay poniéndose de pie para dar por concluida la reunión, gesto al que todos respondieron asintiendo.

La princesa tenía varias tareas de gobierno pendientes que había tenido que posponer por todo el asunto de Dominic; sin embargo, ahora que su historia así como su identidad estaban aclaradas, Salamandinay deseaba dar por zanjado el tema y regresar a su rutina. Además, el hecho de que el chico se fuera a Nueva Arzenal le venía excelente porque tener a un hombre, en la forma humanoide, dando vueltas por Ciudad Aura era potencialmente peligroso.

– Salako, ¿vendrán la semana que viene al festival? – preguntó Ange ya montada en el Villkiss.
– No lo sé, todo esto retrasó algunas cosas… – empezó a decir Salamandinay.
– ¡¿Eh?! No, nada de eso. Por un día no se va a acabar el mundo; además, tenemos pendiente una revancha. ¡Ni se te ocurra faltar! ¡¿O es que tienes miedo?! – gritó Ange a manera de reto al tiempo que su unidad levantaba el vuelo.
– ¡¿Miedo?! ¡Jamás! Allá estaremos y te haremos morder el polvo… ¡De nuevo! – respondió Salamandinay con la llama de la competitividad encendida.
– ¿Ella es la piloto del Villkiss? – preguntó Dominic quien iba en la unidad de Tusk.
– Sí, ¿por qué lo preguntas? – dijo Tusk.
– La imaginé diferente. Mis compañeros habían dicho que para manejar esa unidad había que ser una persona excepcional – dijo Dominic – Pero ahora que la veo, bueno, me parece alguien común y corriente.
– Ange es excepcional, te lo aseguro, pero de todos modos, no es necesario que la mires demasiado – respondió Tusk marcando territorio.
– No me digas, ¿es tu chica? – preguntó Dominic riendo.
– Exactamente – respondió el otro con orgullo,
– Vaya, realmente han cambiado las cosas. Quien diría que ese chico tímido que se comía sus mocos y mojaba la cama terminaría con alguien como ella – señaló Dominic recordando momentos que el otro deseaba borrar de su memoria.
– ¡¿Ehhhhhhh?! ¡¡¡Tienes terminantemente prohibido mencionar nada de eso!!! Es más, ¡¡Olvídalo ahora mismo!! – gritó Tusk.

PPPPPPPPPPPP

El Festival Anual de Nueva Arzenal se celebraba el mismo día del antiguo Festa. Inicialmente se quiso hacer en otra fecha, pero entonces se pensó que lo mejor no era cambiar el día, sino el significado. Antiguamente, esa celebración era sólo un día libre que los humanos le daban a las Norma como premio por arriesgar sus vidas en su lucha contra los dragones.

Entonces, el Triunvirato consideró que la fiesta debía mantenerse, pero en honor a las compañeras caídas en batalla. De ese modo, mantener la fecha daba una especie de conexión con sus memorias.

Respecto al desarrollo de la fiesta, era más o menos similar. Existía una sala de proyección de películas, un spa, vendedores ambulantes, juegos de feria y concursos. Las Norma en sus excursiones a las ruinas de la antigua civilización lograron rescatar mucho material para los eventos; además, el Pueblo de Aura también prestó mucho apoyo para las atracciones.

Obviamente, desde la primera edición, el festival se hizo muy popular y cada año el número de asistentes se incrementaba. Por eso, para la cuarta edición, Salamandinay propuso hacerla en Ciudad Aura considerando que allá estaba el famoso coliseo; desde ese momento se acordó que la sede rotaría cada año.

El clima de ese día era el ideal para ese tipo de eventos pues el sol estaba radiante; y desde bien temprano, el movimiento en Nueva Arzenal era notorio. Desde el Comité Organizador, presidido en esta ocasión por Chris, hasta cada uno de los responsables de las diversas atracciones y tiendas, todos se encontraban enfocados en dar los últimos toques para la apertura al público en un par de horas.

El Café Ange no era la excepción. La ubicación del festival era prácticamente en las adyacencias del local por lo que durante la jornada, Ange y los demás no tenían ni un instante de paz ante la avalancha de clientes. De hecho, para ese año, la rubia, Tusk e Hilda, quien pasaba gran parte de la jornada siguiendo la tradición de encarnar Perolina para el deleite de los más pequeños, decidieron contratar personal extra a pesar de las quejas de Momoka que decía que no hacía falta.

– Buenos días – saludó Ange a las 3 personas, dos norma y una dragón, que estaban frente a ella – Gracias nuevamente por venir a apoyarnos – añadió, luego de que le devolvieran el saludo – Básicamente vamos a necesitar que refuercen la cocina y la atención de los clientes. A partir de este momento, quedarán a cargo de Momoka quien les indicará sus tareas.
– Muy bien chicas, vengan conmigo, tenemos una larga jornada por delante – dijo Momoka con entusiasmo. Ciertamente, ella no quería la ayuda, pero ya que estaba era necesario asegurarse de que fuera eficiente.

Momoka de inmediato llevó a las tres mujeres junto con Pamela, Olivier y Hikaru y sin perder tiempo se dispuso a repartir tareas. A pesar de que desde el momento en que Ange fue clasificada como Norma, Momoka no había tenido ninguna ayuda para atenderla; la joven por muchos años fue la Jefa de Sirvientas por lo que tenía unas enormes aptitudes para dirigir todo lo referido a labores domésticas.

Aunque atender un Café no era técnicamente lo mismo que atender a una ama o a una casa, en el fondo no era tan diferente; por eso, toda la experiencia de Momoka pudo ser puesta al servicio de este nuevo trabajo. Es cierto, que la joven extrañaba atender a Angelise-sama, pero la rubia tenía a dos personas con ella y la Jefa de Sirvientas sabía que estaba bien cuidada.

Por esa razón, Momoka decidió que la mejor manera de mantenerse al servicio de su querida Angelise-sama era darle todo el apoyo posible con el Café por cuanto ese era el gran sueño de la rubia.

– Ok, el día de hoy tendremos una jornada intensa como todos los años así que estén preparadas para lidiar con un café abarrotado de clientes – empezó a decir Momoka adoptando el modo jefa – Voy a necesitar que todas den lo mejor para que todo salga como Angelise-sama desea – añadió y as demás asintieron – Charlotte, Erika, Komoda, como esta es su primera vez aquí, les pido que estén atentas a todas las instrucciones y que no duden en decirme si necesitan cualquier cosa – señaló y las tres novatas asintieron – Bien, empecemos con las tareas. Pamela, Olivier y Charlotte me van a ayudar en la cocina. Hikaru será quien maneje todos los pedidos que tomen los mesoneros, mientras que Erika estará apoyando tanto a nosotras como a Hikaru según se necesite. Komoda, tú ayudarás a Tusk y Angelise-sama a atender las mesas. ¿Quedó todo claro?.
– ¡Sí! – dijeron las demás.
– Bien, ahora pasemos a los detalles…

PPPPPPPPPPPP

Chris estaba caminando por toda la zona donde estaban los puestos, mientras sostenía un cuaderno y tomaba notas. Era la primera vez que la joven se encontraba a cargo del Comité Organizador y considerando que el festival del año pasado en Ciudad Aura había sido realmente impresionante; la chica de cabello azul claro se había tomado el papel muy en serio porque no deseaba bajar el nivel.

En ese momento, unos brazos la rodearon desde atrás y Chris empezó a percibir un aroma que conocía muy bien y una presión en la espalda que le encantaba. Rosalie entonces le dio un beso en el cuello y se colocó delante de ella para besarla en la boca a manera de saludo.

– Cuando desperté ya no estabas en la cama… me sentí sola, ¿sabes? – dijo Rosalie haciendo un puchero.
– Sabes que tengo esta responsabilidad y es necesario que todo esté perfecto para cuando el festival empiece – respondió Chris sin dejar de mirar los puestos ni tomar notas – Pudiste haber venido conmigo – añadió mirándola con algo de tristeza.
– Lo siento, lo siento, pero ya sabes que no tengo la misma resistencia que tú. ¡No debiste ser tan intensa anoche si querías que me despertara temprano!
– Excusas.
– ¡No son excusas!
– Está bien, está bien. Pero no te perdonaré a menos que te quedes conmigo todo el día y me ayudes con mis tareas – dijo Chris luego de un suspiro.
– Seguro, cuenta con eso. Seré la mejor asistente que haya existido! – respondió Rosalie eufórica – ¡Hey! Esto no terminó como lo tenía en mi mente. Se supone que yo terminaría recompensada – añadió la chica de cabello color naranja al darse cuenta que su jugada le salió mal.
– No sé de qué me hablas – indicó Chris con su tono de voz normal – Vamos, asistente, tenemos trabajo que hacer – finalizó para luego tomarla de la mano y llevarla a la siguiente fila de puestos.

PPPPPPPPPPPP

Una de las principales atracciones del festival era el encuentro anual de laria. Inicialmente fue Salamandinay quien propuso jugarlo, pero Ange dijo que era imposible para personas que no pudieran usar mana. Sin embargo, cuando en una reunión, la rubia y Momoka explicaron en qué consistía el deporte y sus reglas, casi de inmediato Mei indicó que sí era posible jugarlo sin usar mana.

La solución fue tan obvia que Ange se sintió estúpida por no haberla visto antes. La idea de Mei era usar vehículos como el de Tusk, pero modificados para hacerlos más pequeños. De ese modo, serían similares a los usados en el laria original con la ventaja de que no requerirían mana para funcionar.

Prácticamente al día siguiente se inició la producción de los vehículos, fue un trabajo conjunto entre Nueva Arzenal y Ciudad Aura, y la primera edición del festival fue el marco para el primer encuentro de laria. Ange y Salamandinay acordaron hacer algunas modificaciones a las reglas porque ya no era necesario que dos personas estuvieran en cada nave. Así, se pasó de 2 equipos de 8 jugadoras y 4 naves a 2 equipos de 4 jugadoras y 4 naves. Ese primer año Nueva Arzenal ganó en un cerrado duelo por 4 puntos a 3, la siguiente edición fue victoria para Ciudad Aura por 3 a 1, luego Nueva Arzenal se puso al frente en la serie particular ganando 5 a 3; y el año pasado Ciudad Aura ganó el primer encuentro jugado en casa con marcador de 2 a 0 siendo el primer juego en el que algún equipo se quedaba en blanco. Obviamente, Salamandinay no escatimó momentos para burlarse de Ange por eso y la rubia juró venganza; de allí su insistencia en que la princesa asistiera al festival.

El estadio de laria construido en Nueva Arzenal estaba totalmente repleto y no sólo por residentes de la ciudad, muchísimas personas habían llegado desde Ciudad Aura para apoyar a su equipo. De hecho, la mismísima Sacerdotisa, junto con parte de su corte, se encontraba en el lugar y el Comité Organizador le reservó un asiento en el palco del Triunvirato; allí le acompañarían Maggie y Jasmine.

– Señoras y Señores. Bienvenidos al quinto encuentro anual de laria – dijo Rosalie por los altavoces haciendo que la multitud rugiera de emoción – Los equipos están a punto de entrar al terreno de juego, pero mientras les esperamos, a ver, ¿Dónde están los fanáticos de Nueva Arzenal? – preguntó la mujer y de inmediato un grito llenó el recinto – Así me gusta, ¿Y la gente de Ciudad Aura? ¿Están aquí? – inquirió la novia de Chris haciendo que un rugido casi de igual magnitud le respondiera – Excelente, bueno entonces sin más demoras démosle la bienvenida con un fuerte aplauso a las jugadoras.

La gente se paró de sus asientos para aplaudir y de inmediato los dos equipos salieron al terreno haciendo que los gritos aumentaran en intensidad. Ambos conjuntos tenían la misma alineación que habían usado desde la primera edición. El equipo de Nueva Arzenal estaba conformado por Ange, Momoka, Hilda y Salia; por su parte, el de Ciudad Aura estaba conformado por Salamandinay, Naga, Kaname y Lamia.

Lamia fue una sorpresa desde el principio. Salamandinay estaba buscando a ese cuarto miembro y en una conversación casual la madre de Vivian dijo que quería probar suerte y la mujer en seguida le tomó el pulso al juego y desde entonces no había dejado de mejorar; de hecho, en la edición anterior anotó los dos puntos que le dieron la victoria a Ciudad Aura.

Como nota adicional, el Café Ange cerraba durante el partido porque casi la mitad de los trabajadores regulares jugaban en el equipo de Nueva Arzenal. Además, durante el tiempo que duraba el evento, los visitantes se iban al estadio por lo que casi todos los puestos y atracciones del festival permanecían vacíos.

– ¡Y ahora, una pregunta! ¿Quién marcará muchos puntos en este juego? – preguntó Vivian emocionada desde la tribuna.
– Ange por supuesto – dijo Ersha que estaba al lado de la otra.
– ¡Argggnnn! Error. ¡La respuesta es: Mamá-san! – corrigió Vivian – ¡¡Vamos Mamá-san!! ¡¡Tú puedes!!
– ¿Todavía la sigues llamando así? – preguntó Mei divertida.
– Ella siempre será mi Mamá-san – dijo Vivian orgullosa y feliz de ser la hija de Lamia.
– Yo sólo espero que esta vez el equipo marque al menos un punto. No quisiera pasar por lo del año pasado. Ange e Hilda de verdad estuvieron intratables por varias semanas – dijo Tusk suspirando al recordar el ambiente de su casa con la rubia y la pelirroja totalmente iracundas por semejante humillación.
– Todavía no puedo creer que estés con esas dos mujeres. Eso no tiene ninguna lógica. Es más fácil aceptar que sobreviviste a una muerte inminente que entender tu harén – dijo Dominic negando con la cabeza.
– Ya te dije que sólo estoy con Ange, lo de Hilda es, bueno, este, otra cosa – respondió Tusk sin saber cómo explicar el asunto a la luz de los últimos acontecimientos entre él y la pelirroja.
– Por reacciones como esa es que no puedo creer tu suerte – respondió Dominic suspirando.
– Esta vez tendremos revancha – dijo Pamela regresando la conversación al tema del juego – Ange e Hilda no perdían oportunidad para analizar el partido y pensar en estrategias.
– Es verdad. No hay duda de que ambas se lo toman muy en serio – añadió Hikaru.
– Incluso Momoka, que generalmente no se molesta por nada, se pasó varias semanas muy seria por causa de esa derrota – indicó Olivier.
– Si hasta Salia muchas veces llamó a las demás para reunirse y practicar fuera de las prácticas habituales – recordó Tusk – Para ellas, esto es más que un simple juego amistoso.
– Bueno, bueno, hagan silencio que el partido va a empezar – dijo Emma recordando sus tiempos a cargo de Arzenal.
– ¡Aguafiestas! – respondieron los demás y todos empezaron a reír de buena gana.

PPPPPPPPPPPP

El uniforme de ambos equipos estaba diseñado igual que los usados en el Imperio Misurugi, el único cambio eran los colores. Las jugadoras de Nueva Arzenal usaban pantalón corto, por encima de la rodilla, y camisa manga corta cuyos colores lucían como los del Villkiss en su estado natural cuando era pilotado por Ange. Por su parte, las jugadores de Ciudad Aura usaban minifalda y camisa manga corta cuyos colores se asemejaban a los de Enryugo.

El resto del equipamiento, protectores de brazos, rodilleras y palos eran exactamente iguales a los usados en el laria original. Cuando faltaban pocos segundos para el pitazo inicial, ambos equipos formaron un círculo para tener la última conversación antes de que se desataran las hostilidades.

– Bien chicas, hemos estado practicando muchísimo para este momento. Tenemos que cobrar venganza por la humillación del año pasado. Ya saben todo lo que hemos preparado así que vamos a luchar con todas nuestras fuerzas. Recuerden que esto no es un juego. ¡¡Esto es la Guerra!! – dijo Ange eufórica y las demás gritaron asintiendo.
– No olviden que ellas van a estar concentradas en cobrar venganza y que además están ante su público, por lo que seguramente van a querer estar a la ofensiva en todo momento. Debemos aprovecharnos de eso para jugar al contraataque. Recuerden lo que hemos practicado. ¡¡Por Ciudad Aura!! – arengó Salamandinay y sus compañeras gritaron en respuesta.
– Ahora vamos al saque inicial que estará a cargo de nuestra invitada especial, Aura Midgardia, quien se encuentra acompañada por la flamante, hermosa, bellísima… ¡Hey! – dijo Rosalie luego de recibir un codazo de Maggie.
– Suficiente – dijo Jasmine – Ya sabemos que Ustedes están juntas. No creo que exista alguien en este planeta que no esté al tanto.
– Qué sensibles – respondió Rosalie tapando el micrófono – La Presidenta del Comité Organizador, ¡Chris! – terminó Rosalie con una gran grito que hizo a todos en el estadio reír divertidos.
– Lo siento mucho, Sacerdotisa, a veces no puedo controlarla – dijo Chris con vergüenza.
– No te preocupes, así debe ser el amor – respondió Aura sonriente – ¿Querrías que fuera diferente? – preguntó la Sacerdotisa haciendo que Chris rememorara los momentos oscuros que la hicieron ir al lado de Embryo.
– ¡No! No cambiaría nada – respondió la pareja de Rosalie.

Una vez que el saque inicial fue realizado, ambos equipos tomaron sus posiciones para el pitazo inicial. Otro cambio de las reglas fue que ahora el árbitro también estaba en el terreno de juego usando una nave para que así pudiera seguir de cerca cada uno de los movimientos de las jugadoras. Como en todas las ediciones, la Profesora Joan era la encargada de dicha responsabilidad y con firmeza se fue al centro de la cancha para colocarse entre los dos equipos.

– ¡Capitanas al frente! – llamó y de inmediato Salamandinay y Ange se acercaron – Quiero un juego limpio. Ya saben que está permitido el contacto físico, pero nunca se podrá atentar adrede contra las naves. ¿Están listas? – preguntó y ambas capitanas asintieron – Buen suerte a las dos.
– Buena Suerte – repitieron Ange y Salamandinay.

Joan entonces se colocó a un lado de los equipos, pero siguiendo en la línea central. Tomó el pito y de inmediato hizo sonar el silbato y arrojó la pelota en el aire para dar comienzo al encuentro.

Notas del Autor

Bueno, lamento tener que cortar aquí, pero quiero dejar el partido completo para el siguiente episodio. Descuiden, trataré de que valga la pena la espera. No será un combate entre Ragna-mail o Para-mail, pero el encuentro tendrá bastante acción. Una de las cosas que siempre quise ver en la serie fue un partido de laria completo, sobre todo desde que lo sugirió Salamandinay. Obviamente, por el desarrollo de la trama del anime eso no era posible. Y para cuando todo se resolvió y se podía retomar la idea ya la serie había terminado.

Desde que vi el vehículo de Tusk supe que lo del mana no era un obstáculo insalvable para retomar ese deporte y ya que Sunrise no nos regaló ese partido decidí tomar cartas en el asunto. Además, el festival me ha permitido poner las luces en otros miembros del cast aparte de los principales y planeo mantener eso para el siguiente capítulo.

Sobre lo del “Mamá-san” de Vivian, esto viene del anime. Como la joven no tenía claro qué era una mamá le agregó el sufijo “san” a la palabra “Okaasan” (mamá en japonés). El asunto es que “Okaasan” ya tiene el sufijo incluido (por decirlo de alguna forma); de hecho, cuando se quiere decir con más respeto la palabra cambia a “Okaasama”. No obstante, Vivian considera inicialmente la palabra como una especie de título por lo que por cortesía le agrega erróneamente el sufijo, quedando en “Okaasan-san”.

Es cierto que luego corrigió y las últimas veces la llamó “Okaasan”, pero aun así me pareció apropiado asumir que como una especie de tributo a ese reencuentro, la joven mantuviera el “Okaasan-san” en situaciones alegres e informales. En español, esta especie de juego de palabras no se tradujo y ese pequeño detalle se perdió. Sin embargo, acá vine yo a rescatarlo y a colocarlo en esta historia.

Bien, todavía tenemos el encuentro de laria y el resto del festival, vamos a ver qué cosas pasan y cómo avanzan ciertas relaciones en ese marco. Gracias a todos por leerme y nos vemos en la próxima entrega.

Para ir al capítulo anterior hagan clic aquí.
Para ir al siguiente capítulo hagan clic aquí.

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Jacinto Muñoz
Cargar más en Fanzone

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (1)

Un Comentario

  1. […] Para ir al capítulo anterior hagan clic aquí. Para ir al siguiente capítulo hagan clic aquí. […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

RWBY v07e02: Revelaciones Sorprendentes e Interesantes

(Lechería, 18 de noviembre. O’kuroku).- Este episodio de RWBY realmente sacudió las ideas …