Inicio Juegos Castlevania Lords of Shadow: Los españoles tomaron la saga de los Belmont y no salió tan mal, aunque se puede mejorar

Castlevania Lords of Shadow: Los españoles tomaron la saga de los Belmont y no salió tan mal, aunque se puede mejorar

30 minuto leer
0
0
Castlevania Lords of Shadow

 

(Lechería, 29 de noviembre. Yakuza Webzine).- Castlevania: Lords of Shadow es el título de un videojuego de la saga Castlevania para PS3, Xbox360 y Microsoft Windows. Originalmente fue presentado bajo el título de «Lords of Shadow» sin hacer referencia alguna a Castlevania, aunque Enric Álvarez afirmó que desde el primer momento este título formaba parte de la franquicia y que se esperó hasta el E3 para anunciarlo. Realmente lo que pasó fue que había muchas reservas para incluir este juego dentro de la familia Castlevania, pero al final los chicos de Konami le dieron un voto de confianza a los de Mercury Steam y creo que no les fue mal.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=0y8F0dQM1DI&w=560&h=315]

Nada más terminar de jugar el título y sus dos DLC quise empezar a redactar esta reseña, pero al final decidí esperar unos días para que se pasara la emoción y poder ser así un poco más objetivo. De más está decir que soy fanático de esta saga desde los tiempos del NES con Castlevania 1, 2 (Simon’s Quest) y 3 (Dracula’s Curse) por lo que poder jugar, después de varios años, otro título de la familia me tenía muy contento; aunque sabiendo que traía cambios radicales, decidí jugarlo con la mente abierta sin recordar el pasado.

Enric 01 En primer lugar debo decir que no eran sólo palabras cuando la gente comentaba que venia una propuesta innovadora de parte de los españoles de Mercury Steam con Enric Álvarez al mando; muchos comparan esta nueva jugabilidad con la saga de God of War y dicen que varios jefes recuerdan a Shadow of the Colossus; por desgracia, estos dos títulos no he tenido la oportunidad de jugarlos así que usaré otros paralelismos para explicarme.

Empecemos con la jugabilidad, la verdad desde que lo empecé me recordó mucho a dos franquicias establecidas (y de empresas rivales dicho sea de paso) como son Devil May Cry y Batman con su saga de Arkham; no sólo por la forma de combate que es con combos y en tercera persona, sino que además vas aprendiendo nuevas técnicas y combos a medida que ganas puntos de experiencia. Atrás quedaron los tiempos del látigo que se alargaba, aunque armas clásicas como los cuchillos y el agua bendita se conservaron junto con unas nuevas como las hadas, sí, las hadas son un arma…

Además, tienes que irte recargando de energía (oscura o de luz) y mantener la concentración (golpear sin que te toquen) para sacar los ataques más poderosos, lo cual es muy parecido a lo que uno hacía con la espada de Nero en DMC 4. No obstante, creo que en este caso se logró establecer un estilo propio y hay tantas combinaciones y posibilidades que cuesta aprender, y sobretodo recordar, todas las formas de ataque (por suerte tienes una guía para consultarlas)

Pero lo que al final siento que marca una diferencia respecto a la competencia, es que en este caso por mucho que tengas todas las técnicas disponibles, todas las mejoras de energía y vitalidad y todas las armas, no es muy sencillo avanzar en los mundos. La estrategia universal de golpear y golpear hasta matarlos a todos al mejor estilo kamikaze no funciona en este juego. Debes tomarte el tiempo y aprender a esquivar ataques porque sino difícilmente podrás llegar a alguna parte (y más al principio cuando no tienes todas las mejoras) Sin embargo, a veces esto se vuelve en contra del juego, porque te matan tan fácil que uno termina frustrado y sin ganas de continuar, al menos por un rato. Eso sí, cuando ya aprendes la parte de defensa entonces la cosa se pone interesante porque puedes pelear de tú a tú y el asunto se torna realmente entretenido.

Otro punto de la jugabilidad es que para moverte por el entorno tendrás que transformarte en un asesino o un príncipe y recordar tus estrategias jugando los famosos títulos de Ubisoft, porque vas a pasar mucho tiempo trepando paredes y moviéndote por cornisas mientras vas agarrado de las manos, con el adicional de que tendrás una cadena para engancharte (no olvidemos a Batman) Aunque algo de lo que carece este título y que sí tienen los otros que cité es el manejo de cámara. Es un verdadero dolor de cabeza que no puedas cambiar la perspectiva y dependas sin remedio del juego para que establezca el ángulo de la cámara. Algunas veces de verdad te lo ponen complicado y no puedes evitar imaginar a los desarrolladores riéndose mientras imaginaban cómo uno les recordaría a sus madres en esos puntos…

Sobre los Jefes, los hay de todos los tamaños y colores, literalmente; tienes los que son de tu propio tamaño, los que son dos o tres veces tu estatura y luego los colosos que ocupan casi toda la pantalla. Para los jefes de altura normal y media, no hay mucho que decir, es como pelear contra cualquier jefe de un juego de similares características. Ahora bien, para los jefes mayores la forma de liquidarlos tiene cierta semejanza con lo visto en Príncipe de Persia Las Dos Coronas (el desenlace de la trilogía de Las Arenas del Tiempo) aunque acá lo mejoran mucho al combinarlo con el sistema de DMC 4 y RE (del 5 en adelante)

¿A qué me refiero? Pues explico con detalles, cuando te enfrentas a jefes pequeños los atacas hasta que en determinados puntos de su pérdida de vida quedan noqueados y allí aprovechas para activar ciertas secuencias donde deberás pulsar con precisión los botones indicados y así podrás restarle más vida o matarlos según sea el caso (lo dicho, DMC 4 y POP Las Dos Coronas); pero en los titanes o jefes de tamaño edificio se le agregó un detalle más. Para debilitarlos no basta con lanzarle ataques, no, deberás esperar ciertos momentos para trepar en ellos e irlos escalando hasta llegar a determinados puntos que es donde finalmente podrás golpear y restar energía.

Para algunos puede lucir algo tedioso y complicado y la verdad en algunos puntos lo es, sobretodo si fallas en las secuencias de botones y más cuando se trata del dragón que enfrentas casi al final donde pasas mucho rato escalando y empezar de nuevo da dolor de muelas (si fallas al apretar los botones te caes y tienes que empezar a trepar por él desde cero) Aunque siendo objetivo, es una movida original y le aumenta el reto al juego lo cual lo pone interesante.

Si nos vamos al asunto de los gráficos, la verdad es un punto algo flaco, no son malos, pero tomando en cuenta los estándares actuales no son los mejores posibles; parece que fueran de hace 2 ó 3 años. Hay detalles de pixelado (los típicos dientes de sierra) aunque son pocos, pero lo más bajo son los personajes. Gabriel está bien logrado (por algo es el prota) pero incluso él se ve muy simple y sus gestos son muy planos; ni hablar de los demás que nos recuerdan a los maniquís de los primeros Residen Evil y Silent Hill. En los escenarios ya es otra cosa, de verdad que son muy buenos y te meten en la trama, aunque la interacción con el entorno apesta… Hay demasiadas barreras invisibles para obligarte a ir por determinado camino, eres capaz de hacer hazañas acrobáticas de primer nivel, y luego unos matorrales que no son más altos que tus botas te impiden el paso, patético; sin mencionar que eres capaz de romper mesas de madera y estatuas de piedra o mármol, pero luego eres incapaz de dañar una puerta o una silla, o peor, un candelabro…

Si hablamos de la banda sonora, entramos en el punto más flojo de todo el juego, creo que no hubo mucho presupuesto en este punto y tuvieron que repetir las mismas tres canciones a lo largo de los 14 mundos (si incluimos los submundos dentro de cada uno tendremos 3 canciones para más de 50 niveles) y ya se imaginarán que aunque al principio uno las disfruta (no son malas en realidad) cuando ya tienes horas con los mismos tracks empiezan a pegarte en el hígado. Como dato curioso les comentaré que, en mi opinión, la mejor canción es la que se escucha mientras instalas el juego.

Dicho lo anterior pasemos al punto de la discordia entre los fans de la saga, el argumento. Y ojo vienen spoilers. La idea de hacer un spin off de la saga no es mala, pero lo que molestó a muchos fueron los cambios que le hicieron a toda la historia conocida de la franquicia (y acá también fueron radicales los españoles); en primer lugar te muestran a Gabriel Belmont en una búsqueda que tiene como objetivo salvar a su esposa (y de paso al mundo, aunque queda claro que lo del mundo es un beneficio colateral) y para ello debe derrotar a los 3 señores oscuros (uno de los licántropos, otra de los vampiros y el final, el de los nigromantes) para resumir el cuento, durante ese trayecto te van dando pistas de que el corazón del chico se va oscureciendo por las acciones realizadas y te van preparando para lo que se avecina.

Claudia No obstante, en este punto tengo una queja; ya sé que la idea era mostrar cómo Gabriel se iba corrompiendo, pero ponerlo a matar a Claudia fue demasiado forzado, no porque no pudiera hacerlo, sino porque no tiene ningún motivo, simplemente la mata por requerimiento del guión, no hay un argumento que justifique esa muerte. Y eso tiene un costo, una muerte que se supone es dramática y que debería ponerte en shock, pasa sin pena ni gloria porque al final parece que murió un Troll más (y de hecho, muchos troles son más complicados de matar)

Laura 02 Luego te encuentras con Laura quien es la hija adoptiva de la Señora Oscura de los Vampiros, realmente se nota la química entre ella y Gabriel; de hecho, ella es la única que realmente tuvo la vida de nuestro héroe en sus manos y el hecho que decida perdonarlo es lo único que nos permite seguir adelante. Lo cual abre una paradoja, se supone que su madre adoptiva es mucho más poderosa, pero la logramos derrotar con relativa facilidad, entonces, ¿Cómo esta adolescente es capaz de patear el trasero de Gabriel casi sin despeinarse? Mal manejo de las escalas de poder; pero volviendo a lo que es Laura como personaje, resentí que no se explotara más en la historia y realmente odié a los desarrolladores al jugar el primer DLC por lo que hicieron con ella, pero eso lo tocaré en un rato.

Satán Finalmente llegamos al desenlace que es donde se generan las peleas en lo que se refiere al argumento del título. Luego de tanto batallar, resulta que nuestro mejor amigo (Zobek) es el villano detrás de todo, realmente al principio no es evidente esta vuelta de tuerca, pero sí te dan algunas pistas y ya hacia el final es notoriamente obvio. Sin embargo, lo que nadie se esperaba (y sí, digo nadie porque dudo del que diga que lo vio venir) es que el propio Satán era quien estaba detrás de Zobek, el mismísimo Lucifer era la mente maestra en la conspiración. ¿Rebuscado? Sí, ¿Forzado? También, ¿Radical? Más. Resulta que estábamos jugando Castlevania y de pronto se volvió Constantine.

Lo más curioso es que luego de prepararnos para ese enfrentamiento cumbre contra Zobek, Satán le mata sin pestañear y tenemos que enfrentarle sin demora, así que esa pelea de los ex amigos quedará para los fan fics. Si lo vemos como puristas y ortodoxos amantes de la serie, el hecho de incluir a Satán en el asunto es muy desacertado porque rompe con todo lo que nos han venido mostrando en la franquicia por décadas. ¿No era Drácula el enemigo a vencer siempre? Pues ahora resulta que Drácula no está y en su lugar nos enfrentamos a su jefe (por decirlo de alguna forma) El punto es que este chico Belmont tiene el suficiente poder para derrotar al ángel caído, pero el precio que paga es alto porque no obtiene su deseo y termina consumido por la oscuridad.

¿El resultado? Que al final se descubre por qué Drácula no ha salido nunca, resulta que Gabriel se vuelve Drácula y eso lo vemos en el epílogo que nos transporta al tiempo presente (el juego se desarrolla en el Siglo XII) donde vemos que Zobek (quien al parecer estaba de parranda) y Gabriel se encuentran, pero ya el chico Belmont reniega de su nombre mortal y se presenta como el Conde Drácula ¿Cómo pasó todo? Pues no es hasta que juegas los dos DLC cuando te lo cuentan.

Ahora bien, si nuestro enfoque es más flexible tenemos que admitir que esa vuelta de tuercas lo toma a uno por sorpresa y le da un punto interesante al asunto que de por sí ya viene muy lineal. Ese giro inesperado te hace saltar de la silla y te pega a la pantalla para ver qué es lo que está ocurriendo; así, que a mi modo de ver, es una propuesta radical, pero acertada. Además, Gabriel es consumido por la oscuridad porque no logra salvar a su esposa muerta y la promesa de revivirla que le hacen no es más que un engaño por lo que termina volviéndose el vampiro más temible de todos, ¿no les recuerda un poco eso a la novela de Bram Stoker?

Gabriel Laura DLC Si el asunto terminara aquí, le diera un 10 al argumento, pero al jugar los DLC donde te cuentan por qué Gabriel se vuelve Drácula, de verdad que se nota la caída en el guión y acá no tiene salvación. En primer lugar porque botan a la basura a un personaje con mucho potencial como Laura y en segundo lugar porque eso de que hay un monstruo súper poderoso y malvado que se activa al derrotar a los señores oscuros y que para vencerle Gabriel debe dejarse convertir en vampiro por Laura es irse al límite de lo rebuscado y conveniente. Sobretodo porque la conversión es tan mala que termina matando a la chica. Obviamente que el paralelismo con la novela de Stoker se va al caño en este punto y es entendible las quejas de la gente.

No obstante, viendo el juego como un todo, las sensaciones mayoritarias que deja son positivas; más cuando tiene un elenco de lujo con actores como Patrick Stewart (Zobek), Robert Carlyle (Gabriel), Natascha McElhone (Marie) y Jason Isaacs (Satán) sin mencionar el apoyo de Hideo Kojima como consultor y de David Cox como productor. Adicionalmente, lo que se escucha de la secuela es interesante sobretodo porque han escuchado las críticas y han prometido mejorar el control de la cámara, mejorar el estilo de combate (en dificultad media es ridículamente fácil que te maten, no quiero imaginar cómo serán las otras dos) y darle más sentido al argumento (Yo en lo personal pido que mejoren también la sección de extras para que se puedan ver las cinemáticas desde allí); esperemos que lo logren porque en el fondo es un paso adelante que el desarrollo de juegos de esta importancia se les confíen a compañías occidentales, veremos si Japón sigue soltando el cordel con nosotros. Pero visto lo visto, creo que es un camino que merece la pena recorrer.

Jugabilidad: 7/10
Gráficos: 7/10
Banda Sonora: 6/10
Argumento: 8/10
Final: 9/10
Total: 7,4/10

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Jacinto Muñoz
Cargue Más En Juegos

Mira además

“Sí”: Un corto que invita a reflexionar sobre las relaciones humanas

(Lechería, 1 de octubre. O’kuroku).- Tras mirar el corto “Sí”, dirigido por Martín Ponferr…