Inicio TV Series de TV Better Call Saul: ¿Problemas Legales? Ya sabes a quien llamar

Better Call Saul: ¿Problemas Legales? Ya sabes a quien llamar

14 minuto leer
0

(Cagua, 11 de Abril. Yakuza Webzine).- Los practicantes del derecho legal siempre han tenido cierta reputación; para bien o para mal, el derecho es considerado una de las profesiones más respetadas, sobre todo cuando de Televisión se trata.

Nos hemos acostumbrado por décadas a la imagen pulcra del abogado defensor, con una moral justa e impecable, que haría todo lo necesario (dentro de la ley) para ganar un caso, y que el 90% de las veces, termina ganando. Un verdadero paladín de la Justicia.

Y por otro lado tenemos a Saul Goodman… “Abogado” sería decir mucho de este peculiar personaje. Un estafador nato, con una habilidad para zafarse de los problemas casi tan buena como la que tiene para meterse en ellos.

Conocido por quienes siguieron Breaking Bad, Saul fue introducido en la segunda temporada e inmediatamente cautivó a los seguidores, por su sentido del humor propio y las situaciones en las que se nos presentaba. Gustó tanto que en 2015 llega de la mano de los mismos escritores de Breaking Bad, Vince Gilligan y Peter Gould y producida por AMC, y actualmente en su segunda temporada, el spin-off Better Call Saul.

La serie comienza con un vistazo a eventos post-Breaking Bad, donde vemos a Saul Goodman viviendo de incógnito, con un trabajo mundano en una tienda de Cinnamon Rolls, absorto por la monotonía.

En una escena en blanco y negro que recalca el estado de ánimo del personaje, mientras revive viejas glorias viendo los vídeos de sus antiguos comerciales de televisión, haciendo foco en el conocido slogan del abogado. Así comienza esta historia.

Ubicándose en el año 2002, seis años antes de los acontecimientos de Breaking Bad, se nos presenta a James Morgan o «Jimmy» McGill, nombre real de Saul, en su intento por surgir en el competitivo mundo del derecho. Ejerciendo en el mismo despacho de siempre (el salón de belleza Koreano), Jimmy trata de levantar su firma legal a través de trabajos mediocres, pero sin buenos resultados.

Ansioso por triunfar, Jimmy recurre en ocasiones especiales a la firma Legal Howard, Jamlin & McGill, firma de la cual es accionista su hermano mayor Chuck McGill. Este, a causa de un colapso nervioso, sufre de hipersensibilidad por los campos magnéticos, llegando al punto de vivir aislado en su casa, evitando cualquier contacto con equipos eléctricos o electrónicos. En HHM conocemos a Kim Wexler, antigua compañera de trabajo de Jimmy en su época de «Office Boy» en la firma, y una especie de compañera sentimental ocasional.

De esta forma transcurre la vida cotidiana de Jimmy, tomando trabajos «fáciles» y nada desafiantes, ocupandose de las necesidades especiales de su hermano mayor, y asistiendo a juicios en los Tribunales del estado, lugar donde conoce a Mike Ehrmantraut, el famoso matón profesional que trabajaba para Gustavo Fring en Breaking Bad, quien para la fecha era solo empleado del estacionamiento de los tribunales.

La primera temporada se desenvuelve en medio de varios arcos argumentales: La historia de Mike el ex policía , con una historia mucho mas compleja de la que conocíamos por Breaking Bad. Responsable económicamente de su nieta y la viuda de su hijo, quien fue asesinado por policías corruptos, Mike toma el empleo de encargado del estacionamiento, pero al no generar lo suficiente para mantener a su familia, decide hacer uso de sus destrezas policiales para ganar dinero extra haciendo «trabajos» de protección, lo que lo llevará a cruzarse caminos con Jimmy en mas de una oportunidad.

El drama Amor-odio de Jimmy y su hermano, donde Jimmy está anclado a las necesidades de Chuck, mientras lucha por surgir como abogado, pero siempre viéndose atrapado por sus viejos hábitos de la juventud, cuando se dedicaba a las estafas profesionales. Chuck intercede por el para ayudarlo a ganarse la vida de forma honesta, es cuando empieza a trabajar en HHM, pero algo que Chuck no esperaba es que en su tiempo como ayudante de oficina en HHM, Jimmy estudió derecho por correspondencia (¿De que otra forma hubiese obtenido el titulo no?), lo que no fue de mucho agrado para el hermano mayor, para quien el derecho es algo «sagrado», y que ve de mal gusto y poco profesional los métodos para ganar casos de su hermano menor (que honestamente no son los mejores, pero ¡Si que funcionan!).

La serie es bastante densa en cuando a arcos argumentales se refiere, porque hace un excelente uso del tiempo para narrar historias individuales que se van interceptando en los momentos claves. Con un ritmo bastante fluido, el paso del tiempo, al igual que en Breaking Bad, es un factor clave, porque los hechos no se apresuran, mas bien fluyen de forma muy natural para dar forma a los personajes nuevos y los viejos conocidos, por lo que es muy fácil simpatizar con cada uno y querer saber más.

La dirección y Guión, son….Impecables, en serio, no hay nada negativo que se pueda decir al respecto. Los diálogos son ingeniosos y fluidos, que combinados con excelente actuaciones nos entregan una experiencia mucho más ligera que la vivida con Walter White, con mucho mas humor pero sin dejar de lado su verdadera esencia dramática. Y algo que destaca es la increíble visión de los escritores, porque con solo ver un par de episodios, se siente que nada es improvisado, cosa que sucede muchas veces con los spin-off, mas bien se puede sentir como la historia fue cuidadosamente escrita y diseñada en conjunto con el guión de Breaking Bad.

En cuanto a la música, debo decir que el intro está pensado en Saul Goodman (y nadie mas!), con una duración de menos de 15 segundos, sabemos que esperar de la serie al ver la escena aleatoria de la semana con la clásica tonada del abogado. Cada episodio tiene un repertorio musical bastante variado y muy bien adaptado a las escenas y secuencias, haciendo uso de diversos artistas conocidos, y muchisimas composiciones de Jazz y Funk el soundtrack es sin duda uno de los mejores elementos de la serie. Y bastante destacable la forma en la que armoniza y crea momentos.

Breaking Bad marcó un hito en la Televisión moderna, y subió los estándares de lo que la TV tiene para ofrecer, tal vez Better Call Saul tenga una carrera cuesta arriba para superar ratings o el éxito de su serie origen, pero tiene con que! (y si que lo tiene!). Dejando de lado que la serie comparte personajes, lugares y eventos, debemos verla como algo fresco y nuevo, un producto independiente que no requiere ser un conocedor del universo Breaking Bad para poder disfrutarla.

¿Que te encantó Breaking Bad?, ¿que haces entonces que no has empezado a ver Better Call Saul?. En mi opinión, una de las mejores series al aire en este momento. Y conociendo el talento de Gilligan y Gould, es de esperar que esos 6 años que separan las dos series sean bien aprovechados, así que no debemos preocuparnos por el «¿Y que mas pueden hacer?», porque la serie en apenas su segunda temporada, ahora es que tiene mucho que ofrecer!

Cargar más Artículos Relacionados
Cargar más por Redacción Okuroku
Cargar más en Series de TV

Comentarios de Facebook

Comentarios Básicos (2)

Sin Comentarios

  1. Maria Caterina Bruciapaglia

    12/04/2016 en 7:54 pm

    Justo el otro día un amigo, fanatico de BB, me comentó sobre esta serie… y luego de este review…. entonces: ¿a juro hay que verse Breaking Bad primero o puedo empezar con esta sin problemas?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Mira esto!

FicZone Granada se aplaza a septiembre por el coronavirus

(Granada, 11 de Marzo. Comunicado).- La Asociación Cultural CrossOver, organizadora del Fi…