Inicio Manganime Anime Itazura na Kiss: Un romance que no depende del fanservice ni de parejas de epílogo para ser genial

Itazura na Kiss: Un romance que no depende del fanservice ni de parejas de epílogo para ser genial

25 minuto leer
0
0

(Lechería, 24 de diciembre. Yakuza Webzine).- El romance en el anime se ha banalizado al punto de ser una oda al fanservice y a las parejas de epílogo, pero Itazura na Kiss llegó para demostrar que puede ser bueno sin caer en la tentación.

Primero que nada, ¡Feliz Navidad a todos! Me ha tocado la guardia de navidad, y ahora que lo pienso también la del 31…, así que hoy vengo con Ustedes a compartir mi opinión de una serie que dicta cátedra sobre cómo manejar el romance en el anime sin caer en lo mismo de siempre y sin dejar de gustar.

Nota Itazura na Kiss 01

Desde hace unos años, el romance en el anime empezó a perder frescura y poco a poco fue dominado por unos estereotipos y fórmulas que así como garantizan audiencia, también garantizan deterioro en la calidad de los productos porque es más fácil repetir la ecuación que arriesgarse a innovar o a salir del molde.

Hace unos meses hablé de ello en un artículo publicado acá por lo que no me extenderé mucho en el tema; sin embargo, siempre que pueda resaltaré este punto para llamar la atención de aquellos quienes lean mis reviews. Eso sí, por suerte, poco a poco han empezado a emerger series muy buenas donde los autores se han atrevido a romper esquemas y a salir de los formularios preestablecidos.

Domestic na Kanojo, Durarara!, Kare Kano, el romance de Kirito y Asuna en SAO, Monogatari series, Ore Monogatari, Akagami no Shirayukihime, por citar algunos, son claros ejemplos de que se pueden obviar las fórmulas sin que ello implique fracasar ni en la popularidad ni en las encuestas. Pues bien, Itazura na Kiss es una serie que entra por la puerta grande dentro de esta categoría al desechar el famoso formulario de una manera tan clara que termina yendo en contra de él.

¿A qué me refiero con ese formulario? En general, en algún momento alguien pensó que el romance atraería a más gente si tenía los siguientes elementos: 1) Declaraciones saboteadas, 2) Harem, 3) Avance muy lento, 4) Pareja establecida en el capítulo final (romance de epílogo), 5) Fanservice, 6) Triángulos amorosos (o cuadrados, pentágonos, etc), 7) Juntar sólo a los personajes secundarios para que los fans sientan que hay avance en el romance, etc, etc.

Si se ponen a analizar las comedias románticas de unos años para acá e incluso el romance en series de pelea, de aventura o de fantasía (sobretodo las que son Shounen), se darán cuenta de que estos elementos se repiten hasta la saciedad al punto de que pareciera que las compañías los han tomado, han creado un molde y fabrican series en masa a partir de allí.

Nota Itazura na Kiss 02

Y aclaro que esos aspectos no son todos, hay varios más; en la nota que ya mencioné los explico en detalle así que para los efectos de este artículo voy a dejar este asunto hasta aquí para no emocionarme. Así que vamos ahora a entrar en materia analizando a fondo este gran anime de 25 capítulos llamado Itazura na Kiss

Itazura na Kiss empezó como un manga Shoujo escrito por Kaoru Tada desde el año 1990 hasta el año 1999 cuando su repentina muerte le impidió terminar la historia dejando a una legión de fans en el aire y sin la esperanza de un final; sin embargo, el éxito de la obra fue tan grande que un segundo TV Drama fue emitido del 2006 al 2007 y al año siguiente vio la luz la adaptación al anime. Incluso, tan recientemente como en 2013 se hizo un remake del TV Drama japonés (otros TV Dramas se emitieron en Taiwán y Corea del Sur), lo cual demuestra la vigencia de la obra.

Nota Itazura na Kiss 03

¿Y qué tiene de especial el anime dirigido por Osamu Yamazaki? Pues que, de acuerdo a declaraciones del viudo de la autora, esta adaptación por primera vez consideró el final que estaba previsto por Kaoru Tada para hacer el cierre de la serie; es decir, la autora había dejado indicaciones sobre el final que tenía planeado para el manga, las cuales fueron seguidas fielmente para elaborar la trama del anime.

Y fue así como Itazura na Kiss irrumpió en este formato con 25 episodios, el cual captura muy bien la esencia del trabajo original; y, finalmente los fanáticos de la obra pudieron tener el tan esperado cierre de la historia en el modo en que la autora había deseado… Pues bien, pasamos entonces a analizar en detalle esta serie.

Itazura na Kiss nos cuenta la historia de Kotoko Aihara y su lucha para poder conquistar al amor de su vida, Naoki Irie. Hasta aquí no hay nada novedoso, es una premisa repetida innumerables veces sobretodo en el manga Shoujo; sin embargo, es en la ejecución donde la serie empieza a apartarse de lo convencional y se adentra en terrenos que muy pocos autores pisan.

Para empezar, en el capítulo 38 del manga (tomo 10) los protagonistas se hacen novios y considerando que la obra tenía 23 tomos publicados en el momento de la muerte de la autora, queda claro que la pareja no sólo se establece sino que se casa (capítulo 39, tomo 10) antes de que la historia alcance su punto medio rompiendo con la fórmula de que el romance debe avanzar lento y que la pareja se debe establecer al final.

Nota Itazura na Kiss 04

Nota Itazura na Kiss 05

Nota Itazura na Kiss 06

Nota Itazura na Kiss 07

Nota Itazura na Kiss 08

Quizás, algún defensor de este molde diga que de acuerdo a la historia, la pareja tardó 6 años en establecerse por lo que la autora hizo que el desarrollo fuese lento; y sí, es cierto, cuando ellos se casan han pasado 6 años desde el comienzo de la historia de amor; pero Kaoru decidió que en lugar de saturarnos con todos los detalles de lo ocurrido durante ese tiempo, era mejor usar el recurso del time skip para acelerar las cosas hasta el momento del matrimonio.

Otras series en cambio hacen justo lo contrario, un año escolar dura decenas y decenas de capítulos del manga y horas y horas de episodios del anime sólo para que el autor pueda demorar el establecimiento de la pareja hasta podrirnos la vida a todos. Honestamente, entre ambas opciones, prefiero mil veces el enfoque de Itazura na Kiss.

Y por suerte, Osamu Yamazaki no alteró demasiado este hecho en el anime porque la escena en cuestión ocurre en el episodio 14 y considerando que esta adaptación tuvo 25 capítulos, la proporción se mantiene bastante bien; aunque hubiera sido mejor alargar un poco el anime para honrar de mejor forma lo dispuesto por la autora.

Nota Itazura na Kiss 09

¿Y qué implica que la pareja se establezca de forma rápida en la historia? Que el autor debe lidiar con ellos juntos por el resto de la serie y, considerando las palabras del propio Miyazaki, muchos artistas no tienen la suficiente experiencia en sus vidas para manejar este escenario de forma creíble.

¿Se imaginan cómo habría cambiado Naruto si él y Hinata se hubieran establecido como pareja a mitad de serie? ¿Kenshin y Kaoru? ¿Edward y Winry? ¿Kenichi y Miu? ¿Renton y Eureka? Y conste que NO estoy afirmando que los autores de estas series no tengan vida social, lo que quiero es que Ustedes hagan un ejercicio mental para que vean todo el abanico de posibilidades que se hubiese abierto si estas parejas se hubieran establecido en la primera mitad de la historia.

Y elegí esos ejemplos en particular porque poseen tramas extraordinariamente buenas que hubieran mantenido el interés en la audiencia a pesar de que sus protagonistas fueran pareja (lo cual es una de las dos grandes excusas de muchos para defender las parejas de epílogo)

¿Cuál es la otra excusa? El famoso “desarrollo de personajes”, cada vez que alguien lo dice pareciera que en el momento en que una pareja se establece sus cerebros se funden impidiéndoles aprender y evolucionar… lo cual es obviamente falso, por cierto. De hecho, como pareja pueden incluso tener un mejor desarrollo porque ambos deben lidiar con lo que significa tener una pareja a la par en que deben enfrentar los retos que la trama les impone.

Por desgracia, en los ejemplos que cité tuvimos que aceptar a la pareja uniéndose en los paneles finales del manga y/o en los minutos finales del anime; no obstante, en Itazura na Kiss sí pudimos ver qué sucede con los protagonistas después de ese “vivieron felices para siempre” que muchas veces no es ni tan feliz ni tan para siempre.

Nota Itazura na Kiss 10

Más de la mitad de la serie, como ya dije, trata de los retos y conflictos que los protagonistas deben enfrentar para que su relación se mantenga; y por si fuera poco, para ambos es la primera vez que tienen pareja y casi de inmediato terminan durmiendo juntos (ya tenían tiempo viviendo juntos, pero no como pareja) Imaginen Ustedes lo difícil de la situación para ambos.

Y los retos no son sólo de puertas para adentro, sino también de puertas para afuera porque como en toda pareja, siempre habrá influencias externas atentando contra la estabilidad de la misma. Y para poner en perspectiva el enorme paso que dio la autora, recuerden que esta es una comedia romántica, no una historia de peleas, aventura o fantasía.

Nota Itazura na Kiss 11

Nota Itazura na Kiss 12

En las series donde el romance es un accesorio y no la trama central, el autor tiene muchas más herramientas para mantener la tensión, y por en de el interés de la audiencia, aun cuando la pareja principal esté establecida, para eso tiene una trama troncal que le da ese soporte; sin embargo, cuando se trata de una historia donde el romance es la trama troncal, juntar a la pareja principal es una movida arriesgada porque la probabilidad de que se pierda el interés es grande.

No obstante, Kaoru supo cómo mantener a la audiencia pegada esperando el siguiente capítulo y sin siquiera establecer conflictos graves, si analizamos lo que sucede luego del matrimonio de Aihara y Naoki no pasan cosas realmente fuertes y las pocas que tuvieron el potencial de ser graves se resolvieron rápido; no obstante, la forma en que se manejaron y la variedad de situaciones que la autora exploró contribuyeron a que los fans siguieran la historia esperando con ansias saber qué vendría a continuación.

En lo particular, creo que parte del secreto radicó en que se tocaron de forma concisa muchos problemas que le suceden a toda pareja en la vida real, lo cual en cierto modo terminó siendo un gran gancho. Y el anime siguió esa misma línea, conflictos variados de resolución rápida con el fin de hacer que la audiencia no supiera qué vendría luego.

Incluso, en el final donde se asomó una situación que pudo ser bien difícil, al final la solución llegó en ese estilo de rapidez que ya se había instaurado y lo que pudo ser algo con mucho drama terminó siendo una anécdota más. Por cierto, cuando digo que los problemas se resolvieron rápido, no implico que la resolución de los mismos haya sido forzada e ilógica; al contrario, justo allí está otra ancla de la magia, las soluciones a pesar de ser veloces siempre se vieron lógicas y acertadas.

¿Por qué digo que fue en contra del formulario? La velocidad de desarrollo del romance, la forma en que la pareja se establece, el poco fanservice empleado… sí, leyeron bien, en esta serie el fanservice se usó con verdadero criterio de escasez, lo cual me pareció excelente. Y si lo anterior no fuera suficiente, las parejas que se manejaron de forma lenta fueron las secundarias como Chris y Kinnosuke o Matsumoto y Sudou.

¿Y el famoso desarrollo de personajes? Impecable, sencillamente impecable… Acá tenemos un claro ejemplo de que al establecerse la pareja con prontitud se tienen mejores herramientas para desarrollarles como personas. El cambio que dan Aihara y Naoki desde el capítulo 1 hasta el final es impresionante, la primera aprendió a ser firme y a defenderse incluso de la persona que ama y el segundo aprendió a relacionarse y a salir de su vida cuadrada para adentrarse en lo desconocido; y, demás está decir que eso no hubiera sido posible, al menos no de forma creíble, sin que la pareja se hubiera establecido primero.

Respecto al apartado técnico, lamentablemente acá es donde vemos los puntos flacos de este anime porque a pesar de que el diseño de personajes es muy bueno, incluso mejor que el del manga; la animación dejó mucho que desear mostrando innumerables cuadros que evidenciaron el escaso presupuesto con el que se contaba para la adaptación.

Nota Itazura na Kiss 13

Nota Itazura na Kiss 14

Nota Itazura na Kiss 15

Nota Itazura na Kiss 16

Y sobre la banda sonora qué puedo decir… Es agradable, pero olvidable y se limita a ser un simple acompañante de la historia. Sí, ciertamente esto no es malo porque es lo mínimo que se pide, pero considerando lo visto en otras obras, el hecho de que sólo se haga lo mínimo necesario termina sabiendo a poco.

En conclusión, Itazura na Kiss es una extraordinaria serie que no sólo rompió esquemas en el manejo del romance sino que demostró que se puede tener éxito haciéndolo; por ende, se las recomiendo a todos con los ojos cerrados porque es fresca, los 25 capítulos se pasan volando (y uno queda pidiendo más) y muestra una historia que derrocha credibilidad a pesar de una premisa inicial un poco rebuscada. Le doy un 8/10 porque la animación y la banda sonora debieron estar a la altura.

Nota Itazura na Kiss 17

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Jacinto Muñoz
Cargue Más En Anime

Mira además

Mushoku Tensei: se ha revelado el tráiler del Segundo Cour

(Lechería, 21 de septiembre. O’kuroku).- La página web oficial para la adaptación al anime…