Inicio Cine Dead Rising Watchtower: ¿Nadie fue preso por hacer esto?

Dead Rising Watchtower: ¿Nadie fue preso por hacer esto?

9 minuto leer
0
0

(Lechería, 2 de julio. Yakuza Webzine).- Por esas cosas de la vida, la película Dead Rising: Watchtower cayó en mis manos; y, luego de verla sentí rabia de ver cómo se financian esperpentos como ese, mientras tantas joyas quedan ocultas.

He tratado en vano de recordar por qué en su momento busqué información de este filme; pero lo cierto es que en su momento lo hice y tenía a esta película en mi lista de cosas pendientes por ver.

Nunca he jugado al videojuego en el que se basó y mejor, porque de seguro mi rabia hubiera sido mucho mayor. Son muy pocos los filmes basados en videojuegos que le hacen justicia al material original. No obstante, desde la película House of the Dead no había visto un filme, basado en un videojuego, que fuera tan terrible. Y miren que he visto adaptaciones malas, como todas las de Resident Evil; y, esperpénticas, como la de Silent Hill.

Nota Dead Rising Watchtower 01

Es más, podría decir que este filme se ganó un puesto en mi top 3 de las peores películas. Es impresionante como no hay nada que se salve en esta producción, nada; desde la dirección hasta las actuaciones, todo es un desastre.

Me siento mal por Virginia Madsen, Meghan Ory y Keegan Connor Tracy por tener esta cinta en su filmografía; menos mal que las dos primeras no aparecen en la secuela. Virginia porque su personaje muere y Meghan quizás porque vio la magnitud del bodrio en que se había metido. Yo en lo personal celebro que Ory haya decidido regresar a Once Upon a Time.

Nota Dead Rising Watchtower 02

Nota Dead Rising Watchtower 03

Keegan al parecer le tomó el gusto al asunto porque protagoniza la secuela, Dead Rising: Endgame, que se estrenó hace unos días. No entiendo esa decisión, seguir en una franquicia tan desastrosa no debe ser bueno. Y esta actriz ha demostrado que tiene madera para mejores papeles, sus personajes en The Magicians y Once Upon a Time son geniales.

¿Y de qué va este esperpento llamado Dead Rising: Watchtower? Pues es una película de zombies. Ya, esa es la trama, es un filme que busca seguir el manual de clichés del género, pero que fracasa en el intento de ser serio.

Hay muchas parodias de películas de zombies que nos hacen reír por sus tonterías y ridiculeces; pero, cuando un filme hace lo mismo a pesar de que busca ser serio, entonces tenemos un problema.

La trama es genérica, quizás lo único novedoso es que se ha creado un medicamento que controla el virus. Por eso, ser mordido por un zombie ya no es un problema necesariamente; ahora es una enfermedad que se puede controlar como la diabetes.

Pero una conspiración del ejército hace que el virus se salga de control en un pueblo; y, ya con eso se tiene la excusa para el caos. En el medio están los protagonistas, dos reporteros, una chica infectada que busca sobrevivir y una madre que busca rescatar a su hija zombie.

La premisa a pesar de ser genérica incluyó un elemento interesante que bien pudo haber conducido a una buena historia; no obstante, la ejecución fue tan mediocre que lo del medicamento terminó siendo un adorno.

Actuaciones planas que más que hacer sentir tensión, hacían sentir aburrimiento; un gore tan mal hecho y exagerado que rozaba en lo ridículo; sin olvidar unas tomas de primer plano tan horrorosas que me recordaron lo peor de House of the Dead.

Nota Dead Rising Watchtower 04

Aspectos Técnicos de segunda

¿Aún no olvidan esas tomas con giro de 360º donde los protagonistas aparecían disparando? Acá tenemos a sus primas, unos primeros planos que quedaron a mitad de camino entre lo serio y la parodia. Por un momento pensé que durante el filme vería footage del juego como pasó en House of the Dead; al menos, respecto a eso reinó la sensatez.

La banda sonora no aporta nada y ni siquiera cumple su función de potenciar lo que se ve en pantalla; los efectos visuales son mediocres, la sangre se ve muy falsa en muchas tomas y aumentar la cantidad sólo empeoró el asunto.

Acá pensaron que mientras más gore daría más miedo y al final fue todo lo contrario. Hay muchísimos ejemplos de filmes que sin una gota de sangre dan miedo de verdad; por eso no puedo entender cómo aún quedan directores que sólo apuestan por el gore para asustar.

En conclusión, dos horas perdidas de mi vida que ni Zach Lipovsky, ni Legendary Digital Media, ni Crackle me van a pagar. ¿Saben qué es lo peor? Que se acaba de estrenar la secuela. ¿Por qué se financian estos bodrios y se dejan por fuera tantas buenas ideas? Nunca lo entenderé.

Por Shougo Amakusa (@shougoamakusa)

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Jacinto Muñoz
Cargue Más En Cine

Mira además

Image Upscaler, una gran alternativa para mejorar nuestras imágenes

(Lechería, 11 de mayo. O’kuroku).- La ampliación de imágenes es siempre una fuente de dolo…